Suscriptor digital

Luz: para pagarles a las empresas, Santa Cruz aplica un método similar al que Cristina Kirchner le criticó a Macri

El gobierno de Santa Cruz saldó una deuda con CAMMESA, acumulada desde el 31 de enero del 2016 al 31 de agosto de este año, mediante un "préstamo" del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP) de $1.300 millones
El gobierno de Santa Cruz saldó una deuda con CAMMESA, acumulada desde el 31 de enero del 2016 al 31 de agosto de este año, mediante un "préstamo" del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP) de $1.300 millones Fuente: Archivo
Daniel Santa Cruz
(0)
16 de octubre de 2018  • 15:52

La semana pasada, cuando el Gobierno dio dar marcha atrás con la intención de cobrar en 24 cuotas una deuda con las empresas de gas generada por la devaluación y decidió que el Estado la absorba, la ex presidenta Cristina Kirchner se quejó muy fuerte: "Ahora van a destinar recursos públicos, o sea impuestos que pagamos todos y todas, para que las millonarias cifras de ganancias en dólares que las empresas lograron por los tarifazos no disminuyan por la devaluación".

Lo curioso es que Cristina Kirchner no recaló en que el método elegido por la administración de Mauricio Macri es el mismo que emplearon varias provincias, incluida Santa Cruz, para saldar una deuda que contrajeron con Cammesa, la compañía que administra el mercado mayorista. Superaban $15.000 millones, y apelaron a préstamos del Fondo Fiduciario Provincial para saldar la deuda y regularizar así su situación.

Cammesa provee de electricidad a las provincias y estas comercializan el servicio a través de empresas de distribución domiciliaria que, en su mayoría, son estatales (a diferencia de lo que ocurre con Edenor, Edesur y Edelap).

La distribuidora estatal de la provincia de Córdoba (EPEC), con una deuda de $ 3.164 millones generada entre febrero y mayo de este año, encabezaba el ranking de deudores.

En segundo lugar aparece la empresa eléctrica provincial de Catamarca (EDECAT), con una deuda de $2.007 millones. También están en la lista de deudoras la empresa estatal del Chaco (SECHEEP) que adeuda $ 1.560 millones y luego la empresa estatal de Santa Cruz (SPSE) con $1311 millones y la privada de Río Negro (EDERSA), con 1.212 millones de pesos.

Luego aparecen las cooperativas chubutenses de Comodoro Rivadavia (735 millones de pesos), Trelew (573 millones de pesos), Sarmiento (150 millones de pesos) y Rawson (135 millones de pesos) cerrando una lista de deudores en la que también se encuentran la distribuidora provincial de Corrientes (DPEC) y la misionera EMSA.

"El tesoro pone a disposición el FFDP a las provincias que toman préstamos para represtar a las distribuidoras para que salden la deuda con Cammesa", dice a LA NACION Paulino Caballero, subsecretario de Relaciones con las Provincias del Ministerio del Interior. Y aclara: "La condición es que las empresas asuman un compromiso de demostrar, junto a las provincias, las formas que desarrollarán para afrontar pagos futuros".

Caballero también resalta que "hay distribuidoras que arreglaron su deuda directamente con Cammesa. Esto es difícil de analizar porque la distribución del servicio eléctrico está en manos de empresas públicas, privadas y también de cooperativas y muchas veces cuando quieren cambiar el componente del costo de los servicios se enfrentan a amparos judiciales que se lo impiden. Por eso ponemos a disposición esta solución".

Para el ex secretario de Energía, Emilio Apud, las deudas se generan "porque las empresas que comercializan el servicio eléctrico cobran una tarifa desactualizada, mientras que la empresa proveedora cambia el precio cada seis meses", y agrega: "Conceptualmente al tomar préstamos del FFDP hacen pagar la deuda a todos los ciudadanos de su provincia".

El caso Santa Cruz

Santa Cruz le compra, como muchas provincias, la electricidad a CAMMESA y la distribución y facturación del servicio lo hace a través de la compañía estatal SPSE (Servicios Públicos Sociedad del Estado). Cuando Alicia Kirchner asumió la gobernación dejó de pagarle a CAMMESA el abastecimiento eléctrico lo que generó una deuda aproximada de 1.311 millones de pesos.

El gobierno de Santa Cruz acaba saldar esa deuda con CAMMESA, acumulada desde el 31 de enero del 2016 al 31 de agosto de este año, mediante un "préstamo" del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP).

En abril pasado, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, había señalado esta situación irregular en su presentación en el Senado cuando reveló que "la provincia adeuda hace 22 meses los pagos a Cammesa", y que Santa Cruz "no comparte sus datos con el SINTyS (Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social) lo cual es una obligación para la tarifa social".

Para el kirchnerismo de Santa Cruz, esa deuda se genera "porque no actualizamos las tarifas para no cargarle el peso de estas a los usuarios".

Mientras tanto, la oposición le pide al gobierno de Alicia Kirchner que aclare qué hizo SPSE con el dinero recaudado a lo largo de estos años y señala que existe una gran similitud entre la decisión del gobierno kicrhnerista y la decisión del gobierno de Mauricio Macri.

Consideran que, al saldar una deuda millonaria con el dinero del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial "no hacen otra cosa que trasladar a todos los habitantes una deuda que contrajo unilateralmente el gobierno provincial".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?