Una investigadora argentina será la curadora general de la Bienal del Mercosur

Es la historiadora Andrea Giunta, especialista en feminismos y temas de género
Es la historiadora Andrea Giunta, especialista en feminismos y temas de género Crédito: PATRICIO PIDAL/AFV
Daniel Gigena
(0)
12 de octubre de 2018  • 15:05

La próxima edición de la Bienal del Mercosur, que se celebrará en Porto Alegre entre abril y julio de 2020, ya tiene curadora. Es la historiadora del arte e investigadora argentina Andrea Giunta (Buenos Aires, 1960). La autora de Poscrisis. Arte argentino después del 2001 y Feminismo y arte latinoamericano, entre otros títulos, será la tercera mujer en ocupar ese lugar. En 2009, para la séptima edición de la Bienal, la responsable de la propuesta artística fue la argentina Victoria Noorthoorn (directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires) y, en 2013, la mexicana Sofía Hernández Chong Cuy.

Giunta es licenciada en Historia del Arte por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, donde también obtuvo su título de doctora en Filosofía especializada en Artes. Su trabajo se enfoca en el arte argentino y latinoamericano posterior a la Segunda Guerra Mundial, la internacionalización del arte local y los vínculos entre imágenes, historia y política. Su nombre se hizo conocido en 2004, cuando estuvo al cuidado de la muestra de León Ferrari en el Centro Cultural Recoleta, que desató la ira del entonces cardenal Jorge Bergoglio.

"Estaban buscando a un curador o curadora especialista en feminismos y temas de género, y además buscaban a alguien que en simultáneo desarrollara investigación sobre el tema", dice Giunta a LA NACION. Varios factores coincidieron para que ella resultara elegida: la aparición, este año, de su libro Feminismo y arte latinoamericano (Siglo XXI), que estudia las obras de varias artistas mujeres en contextos dictatoriales; la cocuraduría que hizo con Agustín Pérez Rubio de la muestra Verboamérica, en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (donde se exploraban las relaciones de género en el arte de América Latina), y la exposición Mujeres radicales. Arte latinoamericano, 1960-1985, que fue exhibida en los museos Hammer y Brooklyn de Estados Unidos y en la Pinacoteca de San Pablo. Esta muestra fue curada por Giunta y Cecilia Fajardo-Hill.

Giunta ya había participado en la primera edición de la Bienal del Mercosur, en 1997, cuando estuvo al cuidado del crítico de arte Frederico Morais. "Esa fue, probablemente, la mayor exposición de arte latinoamericano que vi en mi vida. También fue importante la que curó Fábio Magalhães, con la introducción de artistas internacionales. Y destaco el énfasis en el proyecto pedagógico que tuvo la Bienal que curó Gabriel Pérez-Barreiro", señala. No obstante, Pérez-Barreiro, doctor en teoría e historia del arte y curador en jefe de la Colección Patricia Phelps de Cisneros, recibió críticas por el diseño de la Bienal, enfocada en las relaciones entre América, África y Europa.

Arte, feminismos y emancipación

Por cuestiones de logística y organización, Giunta deberá desarrollar su propuesta antes de fin de año. "Es fundamental el conocimiento que se puede generar desde un lugar como ese. No me interesa partir de ideas previas sobre los temas que van a actuar como ejes de la propuesta, que serán arte, feminismos y emancipación; quiero proponer espacios para pensar juntos. Por eso la Bienal, en un sentido, comienza el mes que viene, con el seminario que hemos organizado el 6 de noviembre, en el que participarán especialistas en legislación sobre la mujer, en políticas trans (María Berenice Días y Gloria Crystal), en historia del feminismo artístico en Brasil (Roberta Barros), artistas de la performance como Alice Porto, Julha Franz y Claudia Paim, y una artista como Rosana Paulino, que además de realizar una obra deslumbrante, es una gran pedagoga y teórica del arte afrobrasileño", anticipa la curadora general de la 12° edición de la Bienal del Mercosur.

Porto Alegre es una ciudad dinámica, con muchas instituciones culturales. Allí se realiza la segunda bienal en importancia del país vecino. "Tiene un público interesado y que aguarda la Bienal. Creo que todo está dado para que sea una exposición bella e interesante. Aspiro a lograr eso", se ilusiona la investigadora y ensayista argentina. En un momento social y político delicado, desarrollar un programa vinculado con el poder de las mujeres será un desafío para Giunta. "Confío en que estos temas se abordarán con la complejidad que requieren. Mujeres radicales sirve para observar el modo en que una comunidad recibe una exposición sobre estos temas: con alegría e interés". La Pinacoteca de San Pablo tuvo récord de público, con largas filas para entrar cada día. "Eso se logró porque la exposición es bella e interesante. Tiene un grado de compromiso con el conocimiento y la investigación que para mí resultan fundamentales para que una exposición involucre también a los públicos".

Mientas tanto, editoriales de Brasil ya manifestaron interés en publicar el nuevo libro de Giunta. Quizás en 2020, la autora se encuentre con la edición en portugués de su obra sobre feminismos artísticos latinoamericanos pero ya es indiscutible que sumará un nuevo capítulo a sus exploraciones sobre arte, artistas mujeres y disidencias.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?