Suscriptor digital

Rosario: sus compañeros le confiaron el dinero de la fiesta de graduación y desapareció

El frente de la escuela en la ciudad de Rosario
El frente de la escuela en la ciudad de Rosario
Germán de los Santos
(0)
12 de octubre de 2018  • 16:08

ROSARIO.-Confiaron en él porque era el mejor alumno y un compañero intachable. Le entregaron 50.000 pesos de las entradas de la fiesta de graduación. El joven desapareció y también el dinero. Por eso, los estudiantes de dos cursos de una escuela secundaria de esta ciudad presentará una denuncia en la Justicia.

Gisela, una de las alumnas, contó a LA NACIÓN que esta trama de engaños y presunta estafa comenzó en abril pasado, cuando los estudiantes de quinto año del Eempa Nº 1.299 de Rosario decidieron contratar una empresa de eventos para la graduación de final de curso. Marcos, de 26 años, se ofreció a ir a entregar el dinero de las tarjetas que iban pagando sus compañeros a la empresa. Muchos le agradecieron el gesto. Como es una escuela nocturna, la mayoría de los alumnos trabajan y se les complicaba por problemas de horario ir a pagar las entradas.

En principio la tarjeta tenía un valor de 800 pesos y después aumentó a 1000, explicó Gisela. Comenzaron a sospechar porque el precio, según habían acordado en abril, estaba congelado.

"Un día nos dijo que había aumentado el monto por la tarjeta. Ahí empezamos a sospechar, porque ya se había acordado un monto fijo. Le pedimos ver el contrato y trajo uno en blanco, que parecía trucho", señaló una de las denunciantes a Canal 3.

"La empresa (que contrataron) se dispuso a mostrar las cosas claras, con papeles", apuntó. En ese momento estalló la bronca y la desilusión de los alumnos de la escuela nocturna, porque se dieron cuenta de la maniobra de Marcos.

El miércoles pasado la empresa contratada para la fiesta de la graduación avisó que se vencía la fecha para pagar. "Nos dijeron que se nos agotaba el tiempo y en ese momento nos enteramos. Nos mostraron el contrato y el dinero que recibieron que fue de 9600 pesos. Nosotros le habíamos entregado a Marcos unos 50.000 pesos", dijo otra de las jóvenes.

Gisela contó a este diario que un grupo de alumnos fue a buscar a Marcos a su casa luego de que lo llamaran muchas veces por teléfono y nunca atendiera. Pero en su domicilio no lo hallaron. Sus familiares son de Entre Ríos y sus compañeros creen que puede haberse ido a esa provincia.

Los jóvenes se asesoraron con un abogado y le enviaron una carta documento con un ultimátum: si no devuelve el dinero o paga a la empresa lo que ellos le entregaron lo van a denunciar el lunes a la justicia por estafa.

"Lo único que queremos es poder festejar haber terminado la secundaria, que tanto esfuerzo nos costó", advirtió Gisela.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?