Suscriptor digital

Delfina Merino: "Prefiero predicar con el ejemplo"

Crédito: Gentileza
Flamante capitana de Las Leonas, fue recientemente elegida la mejor jugadora de hocjey sobre césped del mundo
Alejandro Rapetti
(0)
13 de octubre de 2018  

A comienzos de este año viajó a Berlín invitada por la Federación Internacional (FIH) para recibir el premio a la mejor jugadora del mundo de hockey sobre césped. Empezó a jugar a los cinco años en el Club Banco Provincia, y con el tiempo descubrió que el hockey era su vocación. En 2009, con apenas 19 años, ingresó al primer equipo de Las Leonas, y a fuerza de talento y mucho esfuerzo supo ganarse un lugar en un grupo con jugadoras de mucha experiencia, como Luciana Aymar, Cecilia Rognoni o Vanina Oneto. Desde entonces integró el seleccionado en tres mundiales: Rosario 2010 -donde el equipo ganó la medalla de oro-; La Haya 2014 y Londres 2018. Hoy, como capitana de Las Leonas -junto a Belén Succi-, asumió buena parte del liderazgo del seleccionado después del retiro de Luciana Aymar.

Nació el 15 de octubre de 1989 y creció en el partido de Vicente López junto a su hermano Gonzalo, jugador de hockey de primera división. Estudió en el St. Nicholas School, en La Lucila, y sus padres, también jugadores de hockey sobre césped, le inculcaron el amor por el deporte. "Tengo muy lindos recuerdos de mi infancia, rodeada de familia y amigos en el Club Banco Provincia, al que voy desde muy chiquita. Los fines de semana consistían en jugar al hockey, jugar al tenis y pasarme el día en el club con mis amigas, muchas de las que sigo teniendo hasta hoy", señala Delfina en comunicación desde Amsterdam, donde por estos días juega para Stichtse, el club donde desembarcó después del último mundial. Además de jugar al hockey, está cursando las últimas materias de Derecho en la UBA, y si bien le falta muy poco para recibirse, asegura que después de su familia, su prioridad en este momento es el hockey.

-¿Qué significa integrar el equipo de Las Leonas?

-Ser parte de Las Leonas es un sueño cumplido, una realización como deportista y un orgullo. Creo que soy una privilegiada de poder representar a mí país. Pertenecer a este equipo es uno de los tesoros más grandes que tengo en la vida.

-¿Cómo evolucionaste desde tu debut en 2009 hasta hoy?

-Después de casi 9 años crecí un montón, tanto como jugadora como persona. Cuando entré tenía tan solo 19 años, y hoy con 28 hay muchas cosas que puedo manejar de otra manera, las presiones en los momentos previos a los partidos y dentro de la cancha. Uno ya tiene la experiencia del roce internacional, pero la pasión y las ganas con las que juego son las mismas, están intactas. Después, en estos años fui sumando distintas herramientas, perfeccionándome y entrenando también. Como pasa en todos los equipos, los roles van mutando, y de ser una de las más nuevitas en 2009 hoy me toca guiar y tratar de ayudar a las más chicas con otras responsabilidades dentro de la cancha.

-¿Cómo vivís esta transición que atraviesan con Las Leonas después del retiro de varias de sus figuras?

-No sé si es una transición, sino un momento de recambio. Subieron muchas jugadoras de Las Leoncitas, todas muy habilidosas y muy talentosas, pero obviamente falta un poco de experiencia y roce internacional, así que no hay que desesperarse, sino ser constantes en el trabajo y sumar experiencia internacional. Las Leonas tienen material asegurado para rato.

-¿Qué balance hacés de la participación en el último Mundial de Londres 2018?

-Hay cosas positivas y cosas a mejorar. Nos fuimos muy temprano y no pudimos llegar a desplegar todo lo que queríamos ni todo lo que habíamos entrenado. Tenemos un equipo con mucha calidad y mucho talento, pero por ahí en los momentos importantes nos faltó un poco de experiencia, y terminamos perdiendo en los cuartos de final. Entre las cosas positivas hay muchas jugadoras que debutaron realmente muy bien. El deporte da muchas oportunidades y estoy segura de que a este equipo ya le va a llegar el momento de demostrar hasta dónde podemos llegar.

-¿Cómo te sentís en tu rol de capitana?

-Es una responsabilidad muy linda. Desde mi lugar trato de trasmitir de la mejor forma todas las cosas que viví dentro del seleccionado, las alegrías y las tristezas; cómo hay que cuidar y valorar esta camiseta, cómo hay que entrenar para cada torneo y jugar cada partido cada vez que uno se pone los colores de su país. Si bien a veces es necesario hablar, prefiero predicar con el ejemplo antes que con las palabras, porque así el mensaje siempre llega más directo. Es otro rol que hoy me toca ocupar, y día a día me perfecciono en eso.

-¿Cómo es tu vida en Holanda?

-Vivo en Amsterdam, entreno con el club tres veces por semana y los domingos jugamos los partidos de la liga. Todas las mañanas realizo trabajo de gimnasio por mi cuenta, y en muchos casos sigo una rutina específica del seleccionado.

-¿Cuál es la principal diferencia respecto de la Argentina en cuanto al entrenamiento?

-La principal diferencia tiene que ver sobre todo con la infraestructura. En Holanda cada club tiene entre cinco o seis canchas de agua, y eso le da al hockey un nivel totalmente distinto al que por ahí podemos llegar a tener en nuestro país. También tienen una cultura de jugar un hockey muy dinámico, de mucho pase, muy colectivo.

-¿Cómo estás viendo a Las Leoncitas en los Juegos Olímpicos de la Juventud?

-Las veo muy bien. Son muy afortunadas de poder jugar un Juego Olímpico en nuestro país, va a ser una experiencia inolvidable para ellas. En cuanto a lo deportivo, tienen un gran equipo, es un hockey más reducido y más intenso, súper lindo para ver porque hay muchos tiros al arco y muchas jugadas de ataque. Las vengo siguiendo a full, ojalá puedan llevarse la medalla dorada.

-¿Cuáles son las próximas competencias que deberán afrontar con Las Leonas camino a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?

-En diciembre tenemos la Champion Trophy en China; después empezamos a jugar un torneo de la FIH, que se llama la Hockey Pro League, donde se juegan partidos en casa y afuera, y después seguiremos con los Panamericanos hasta llegar a Tokio.

-¿Qué hacés en tus ratos de ocio?

-Suelo disfrutarlos con la familia o con mis amigas. Me gusta mucho ir al cine y mirar series. También me gusta leer, sobre todo cuando estoy en la playa, pero no tanto en mi casa. En casa sí agarro los apuntes del estudio.

-¿Qué es lo que más te motiva antes de salir a la cancha?

-Lo que más me motiva es saber que voy a tener un momento de diversión, de hacer algo que me gusta, de hacer algo que me llena, y poder hacerlo de la mejor forma para así ayudar a mi equipo a ganar ese partido. Más allá de dónde me toque jugar, si es para Las Leonas, si es para mi club de siempre o para el club en Holanda, trato de dar mi mejor versión, de crecer dentro de la cancha y disfrutar. Lo paso muy bien jugando al hockey, lo disfruto mucho y el día que no lo disfrute más daré un paso al costado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?