Suscriptor digital

En el nombre del padre: Mick Schumacher busca su primer gran título y muchos lo imaginan en Ferrari

Mick Schumacher, con la imagen de su padre de fondo: puede coronarse en la Fórmula 3 europea
Mick Schumacher, con la imagen de su padre de fondo: puede coronarse en la Fórmula 3 europea Crédito: DPA
(0)
13 de octubre de 2018  • 01:00

HOCKENHEIM, Alemania.- La familia Schumacher se prepara para un fin de semana especial en Hockenheim. Pero ya no es Michael el protagonista, sino su hijo Mick, quien está a las puertas de celebrar en la Fórmula 3 Europea su primer gran título en el deporte motor.

Una victoria que, además, podría allanar el camino del joven piloto alemán de 19 años hacia la Fórmula 1: de ganar el campeonato, Mick Schumacher conseguiría los puntos necesarios para obtener la superlicencia que permite competir en la categoría reina. Y nadie imagina que le vayan a faltar ofertas a un piloto con el apellido Schumacher.

Pero el joven del equipo Prema solo piensa en completar el trabajo delante de su público en Hockenheim, donde este fin de semana se disputan las últimas tres carreras de la temporada. Un escenario ideal para lograr el título.

"Solo quiero ir paso a paso y pensar carrera a carrera. Todo lo demás se dará automáticamente", señaló el hijo del siete veces campeón de la Fórmula 1.

Mick Schumacher fue segundo en los campeonatos europeos y mundiales de Kart. También fue subcampeón en la Fórmula 4 alemana e italiana. Y el año pasado, en su debut en la Fórmula 3, acabó en 12° posición. Este fin de semana, lo tiene todo a su favor para subirse finalmente al primer escalón del podio.

El alemán lleva una ventaja de 49 puntos sobre el británico Daniel Ticktum y en las tres carreras finales se repartirá un máximo de 75 unidades. Solo una extraña combinación de resultados podría impedir el título de Schumacher.

El escenario actual, sin embargo, resultaba difícil de imaginar hace tres meses. Todo cambió en el mítico circuito de Spa-Francorchamps, donde Schumacher ganó el 28 de julio su primera carrera en la Fórmula 3 tras un comienzo de temporada con resultados irregulares.

El circuito belga también tuvo un significado especial en la carrera de su padre, que debutó en la Fórmula 1 en 1991 en Spa y en el mismo escenario ganó un año después su primera carrera en la categoría reina.

En el caso de Mick, Spa supuso el punto de partida de una espectacular racha de triunfos. Desde entonces, el piloto de Prema ganó siete carreras más, incluyendo cinco de las últimas seis. "Comenzó a rendir sus frutos un trabajo muy duro que veníamos haciendo desde antes de que comenzara la temporada", afirmó.

Los triunfos en cadena le permitieron a Schumacher pasar de la mitad de la clasificación al liderato de la categoría, en la que suma 329 puntos por los 280 de Ticktum. También cuenta con alguna mínima posibilidad matemática el neozelandés Marcus Armstrong (260).

Otros tiempos: Michael con un pequeño Mick Schumacher
Otros tiempos: Michael con un pequeño Mick Schumacher

La definición será seguida por atención más allá de las fronteras de la Fórmula 3. Recientemente, el jefe de la Fórmula 1, Chase Carey, consideró que sería "muy especial" poder contar con un nuevo Schumacher en la máxima categoría. "Es algo que movilizaría los corazones de muchos aficionados de una manera única", dijo Carey en una entrevista con el dominical alemán "Bild am Sonntag".

La salud de su padre sigue siendo un tema sensible para los aficionados de la Fórmula 1 y el deporte motor. El mítico ex piloto alemán, de 49 años, se encuentra desde hace casi cinco años en un delicado estado como consecuencia de las lesiones cerebrales que sufrió en un accidente cuando esquiaba en los Alpes franceses. Desde entonces, la información sobre su salud es manejada con hermetismo.

Mickk Schumacher en acción en Spa

La incipiente carrera de Mick desvía ahora las miradas hacia otro integrante de la familia Schumacher. Aunque el salto a la Fórmula 1 tal vez sea de momento un poco prematuro. El piloto alemán no es un súper talento al volante, sino un trabajador meticuloso que fue desarrollando poco a poco su potencial. Su próximo paso natural, en rigor, sería competir en 2019 en la Fórmula 2. Desde esta categoría, pilotos como Pierre Gasly y Charles Leclerc pudieron dar el salto a la Fórmula 1 recientemente.

Aunque su apellido despierta inevitablemente las fantasías. "¿Cómo podría Maranello decirle que no a este apellido?", dijo recientemente el jefe de Ferrari, Maurizio Arrivabene, sobre la posibilidad de que Mick Schumacher pueda competir algún día en el equipo italiano.

"Pero lo importante es que pueda seguir desarrollándose sin presión. Ya veremos lo que depara el futuro", matizó luego Arrivabene. Mick Schumacher, en cambio, no tiene dudas sobre lo que desea conseguir algún día. "En la Fórmula 1 están los mejores pilotos. Me gustaría competir contra ellos", afirmó recientemente.

DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?