Suscriptor digital

De los lectores: cartas & mails

Lo pagamos todos; Trabajar juntos; Inimputabilidad; Señal auspiciosa; Kristine y Cristina; 12 de octubre;
(0)
13 de octubre de 2018  

Lo pagamos todos

El Gobierno dijo que la suba extra del gas ahora "la absorberá el Estado". No dio marcha atrás, solo hizo un sutil enroque. ¿No es que el Estado somos todos? De una forma u otra, siempre será el pueblo el que estará pagando esa "compensación" a empresas particulares. Mejor sería que se impulsara una ley que prohíba tomar como carga pública o trasladar a los usuarios el riesgo empresario de terceros, anulando toda disposición en contrario y renegociando los contratos vigentes, como demostración del cambio que pregona.

Rafael Mauro

DNI 4.559.184

Trabajar juntos

Después de las lamentables declaraciones de Elisa Carrió en el evento Argentina Exporta, me pregunto si no es tiempo de que nuestros políticos empiecen de una vez a trabajar en conjunto por nuestro bienestar, en lugar de seguir invirtiendo tiempo y soberbia en promover su imagen individual para posicionarse mejor y perpetuarse en el escenario público (donde el "cachet" es bien jugoso y el esfuerzo de actuación, bastante chico).

Gastón Maiztegui

gmaiztegui@gmail.com

Inimputabilidad

Garavano pide la suspensión de las prisiones preventivas y los desafueros de expresidentes procesados o condenados en la Justicia por actos de corrupción, marcando una inimputabilidad política que rompe un puntal básico en la coalición política de gobierno. Marca lisa y llanamente con sus dichos de que encarcelar a expresidentes daña la imagen del país en el exterior, de donde necesitamos urgentemente inversiones genuinas. Lo único que puede hacer, si actuara de buena fe, sería presentar su renuncia indeclinable porque expresiones de este tipo existen solamente como amenazas.

Al mundo civilizado no se lo puede engañar diciendo que "prefiere presidentes ladrones" y al pueblo argentino, más allá de nuestras frustraciones, no se nos puede tomar por "giles".

José María García Arecha

Exsenador de la Nación

josemgarciaarecha@yahoo.com.ar

Señal auspiciosa

Muy oportuno el editorial "Derechos Humanos: una auspiciosa señal", a raíz de la reciente audiencia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el tratamiento ilegítimo y discriminatorio por la Justicia Federal penal desde el advenimiento del gobierno kirchnerista, que recibieron quienes en la década del 70 combatieron el terrorismo subversivo, mientras dormían y prescribían miles de causas por narcotráfico o corrupción estatal, como ocurrió recientemente respecto del expresidente Menem. El editorial se dedicó a las prisiones domiciliarias indebidamente negadas en muchísimos casos a ancianos procesados en estas causas de clara connotación política, pero no a otra cuestión tan grave como aquella: cientos de las prisiones preventivas dictadas superan largamente el plazo máximo de tres años que pueden durar sin sentencia firme, según nuestra ley dictada como consecuencia de un pacto internacional. Semejante exceso condujo al escarnio interno e internacional de tener, por ahora, más de 450 fallecidos encarcelados que murieron inocentes, porque sus procesos no habían finalizado pese a tantos años en trámite, exponiendo incluso a nuestro país a una condena si la Corte Internacional procediera con la firmeza y ecuanimidad necesarias. Tal grosero exceso tuvo causa eficiente en el fallo "Acosta" de la Corte Suprema de 2008, después de que Cristina Kirchner, en ejercicio del Poder Ejecutivo, Hebe de Bonafini y el fallecido secretario de Derechos Humanos Eduardo Luis Duhalde amenazaran públicamente a los jueces que se atrevieron, como García y Yacobucci en la Cámara de Casación, a hacer cesar las prisiones preventivas que superaran los tres años, sin perjuicio de la continuidad de los procesos hasta su finalización.

Es hora de que las secuelas del fallo "Acosta" desaparezcan de nuestros tribunales.

Enrique Munilla

DNI 4.433.538

Kristine y Cristina

Kristine T disminuye su patrimonio en tierras para donarlo al patrimonio estatal de Parques Nacionales. Cristina K aumenta su patrimonio a expensas de la disminución del patrimonio del Estado. Kristine T le devuelve al patrimonio provincial de Santa Cruz la Cueva de las Manos. Cristina K tenía en su casa de Santa Cruz una carta del general San Martín que debía ser parte del patrimonio cultural argentino.

Por cierto, Kristine T no es argentina. Cristina K sí.

Jorge C. Solari

DNI 16.928.574

Los mismos jueces

El artículo del juez de Cámara Gustavo Hornos del 7/10/2918 sobre la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción cometidos por los Kirchner interpreta erróneamente el artículo 36 de la Constitución y vulnera el principio de legalidad del artículo 18. La norma aludida sanciona a los autores de actos de fuerza contra el orden constitucional y a los que usurparen funciones previstas para las autoridades, con las penas del art. 29 CN, esto es, "inhabilitación a perpetuidad para ocupar cargos públicos y exclusión de los beneficios del indulto y la conmutación de penas". La conducta de la última parte del artículo 36 a la que se refiere el magistrado -"grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento"- es distinta y tiene sanción distinta: "Inhabilitación por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos". Conducta distinta con sanción distinta. Una vez más, los jueces le hacen decir a la ley lo que la ley no dice. Los actos delictivos de los Kirchner no autorizan a continuar destruyendo nuestras bases constitucionales que ellos iniciaron. Debemos exigir el cese de la manipulación de las leyes y de la negación de los derechos y garantías constitucionales, y reorientar la conducta de los jueces y exigirles la defensa irrestricta del Estado de Derecho. Esta mala costumbre iniciada por la Corte Suprema en 2003 al comando del montonero Lorenzetti, que exigió "lealtad" a los magistrados federales y los autorizó a "legislar" en juicios de "lesa humanidad" (verdaderos juicios de venganza a las FF.AA. y de seguridad por enfrentar al terrorismo en los 70) al convalidar sus arbitrarias sentencias condenatorias, debe cesar inmediatamente. Las falsedades y la cobardía demostrada por la CSJN -particularmente de la mayoría kirchnerista- es la que aniquiló la seguridad jurídica con el aplauso y la aprobación de los políticos, y que se reiteró recientemente cuando dictó una sentencia concediendo el beneficio del 2x1 y revocándola inmediatamente tras la protesta de las hordas socialistas y la cobardía del gobierno. Quienes debieron criticar el abuso de los jueces, se plegaron por conveniencia a la corriente vengativa y condenatoria sin advertir el daño que ocasionaban a la Nación y a la paz social. Esos mismos jueces y fiscales federales que ayer dormían las causas son los que hoy se erigen en paladines de la lucha anticorrupción en nuestra sociedad receptora de estos mensajes esquizofrénicos. Son los mismos jueces que por orden de Néstor Kirchner implementaron juicios ilegítimos contra las FF.AA. y de seguridad basados en falsas doctrinas, haciéndole decir a la ley lo que la ley no dice.

Hoy, tras la publicación que critico, veo que continúan esa mala costumbre declarando la imprescriptibilidad de delitos prescriptibles (legislando) con argumentos populacheros que afectan la seguridad jurídica, que debería mantenerse a rajatabla respetando las leyes sin mentir ni inventar dogmas falsos. La inseguridad jurídica siempre afecta a toda la sociedad e impide que se nos respete como país creíble y predecible.

José M. Soaje Pinto

Asociación Defensores de Derechos Humanos de Latinoamérica

jmsp999@hotmail.com

12 de octubre

Pasó otro 12 de octubre y nuevamente nuestros gobernantes invisibilizaron la herencia hispana (progenitora de la identidad nacional criolla), probablemente por temor a perder el beneplácito de los poderes de turno que condenan a todo aquel que se sale de los cánones de lo políticamente correcto. El pobre navegante genovés sigue en un rincón de la ciudad casi como castigado por cosas que no hizo, como chivo expiatorio de todos los males que se le adjudican injustamente al hombre blanco, como si este fuese el único que ha cometido errores, errores que por cierto son juzgados con la vara del pensamiento actual. En un país dividido, seguimos perdiendo elementos de nuestra identidad, de aquello que nos une. Nuestros padres fundadores fueron reemplazados en los billetes por animales, el himno es cantado con símbolos ideológicos y la ofensa a lo sagrado se ha vuelto una constante y hasta motivo de orgullo. ¿Negar la historia será una estrategia de aquellos que tienen la certeza de que pasarán a los libros de historia del modo más oprobioso?

Son nuestros gobernantes quienes deben apostar a la unidad en la diversidad, priorizando la identidad nacional, los valores y la tradición que, como una sólida roca, nos fortalecen como pueblo ante cualquier tormenta.

Ezequiel Toti

Vicepresidente internacional y delegado para la Argentina de Rinnovamento nella Tradizione

DNI 31.423.275

Celulares robados

El Gobierno ha decidido aplicar medidas para desalentar la comercialización de celulares robados. ¿Quién puede estar en desacuerdo? Se resuelve que en un plazo muy corto los usuarios deban hacer el trámite, por ende el sistema colapsa. ¿Quién puede estar de acuerdo? Una vez más, un objetivo interesante se arruina por una estrategia desatinada.

¿Tan difícil les resulta a quienes nos gobiernan tomar dos buenas medidas seguidas? El estrés, de parabienes.

Alberto Ferreyra

DNI 24.521.226

En la Red

Bolsonaro felicitó a Macri por haber sacado a la "Dilma Kirchner

Facebook

  • "Basta de gobiernos que amparan a delincuentes, subversivos, terroristas devenidos en políticos; basta de asistir con más derechos a la delincuencia que a la gente derecha" - Alfio Javier Santamaría
  • "Qué tipo tan detestable y aparte de eso xenófobo, violento. ¿De qué podría estar contenta la gente?" - Rodrigo Alegre
  • "Muy bien. América Latina tiene que cambiar, basta de populismo" - Elvira Paula Benítez

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?