Suscriptor digital

Argentina-Brasil: Neymar no se toma descanso con su selección y le da pena no enfrentar a Messi

Neymar, comprometido con la selección de Brasil pese a la frustración en Rusia 2018
Neymar, comprometido con la selección de Brasil pese a la frustración en Rusia 2018 Fuente: AFP
(0)
13 de octubre de 2018  • 22:04

Mientras el seleccionado argentino emprende su reconstrucción sin saber cuándo contará -si es que llega ese día- con Lionel Messi, Brasil lleva adelante la suya con Neymar, que en 2018 quedó lejos de alcanzar los altos objetivos que se había planteado. Ney llevará la cinta de capitán en el amistoso de este martes, en Yeda (Arabia Saudita), ante el equipo que dirige Lionel Scaloni.

Convertido Neymar en el futbolista más caro del planeta con los 222 millones de euros que pagó París Saint Germain, ni la trayectoria en su nuevo club ni el Mundial de Rusia fueron escenarios propicios para que se hiciera realidad su meta de desbancar a Messi y Cristiano Ronaldo del primer escalón del podio. La fractura del quinto metatarsiano derechos tres meses antes del Mundial alteró muchos sus planes. Se reuperó a tiempo, pero no aterrizó en Rusia en la mejor condición física y futbolística. Un gol a Costa Rica y otro a México tuvieron menos impacto que la burla que sufrió en redes sociales por sus reiteradas simulaciones de foules. Esa tendencia a dejarse caer y de excederse en alguna maniobra individual le costó el fastidio de muchas hinchas brasileños, que también están en desacuerdo con que el entrenador lo consienta tanto y le conceda la capitanía.

Más allá de la frustración de la eliminación en los cuartos de final en el Mundial y de que en los premios The Best no estuvo ni entre los primeros 10 nominados, tras haber sido tercero en 2017 y cuarto en 2016, Neymar se puso al servicio del seleccionado en este segundo semestre. Disputó los tres amistosos, con un gol en el 2-0 a los Estados Unidos, otro en el 5-0 a El Salvador y las dos asistencias en el 2-0 a Arabia Saudita.

La carrera de Neymar en el seleccionado (59 goles en 93 partidos) solo puede palidecer en un país como Brasil, cuando se la compara con los dos astros que tiene por delante: Pelé (tricampeón mundial, 77 goles) y Ronaldo (campeón en 2002, 62 goles). En materia de efectividad ante el arco, en junio dejó atrás a otro campeón mundial, Bebeto (55 tantos, dio la vuelta olímpica en 1994). En PSG tuvo un comienzo de temporada inspirado: ocho goles en igual cantidad de partidos por la Liga de Francia y tres contra Estrella Roja por la Champions League, pero pasó inadvertido en Anfield Road frente a Liverpool.

Este martes no se cruzará con quien fue su compañero durante cuatro años en Barcelona: "Es una pena que no esté Messi. Leo es increíble, el fútbol siempre lo extraña cuando no está. Y más porque un Brasil-Argentina es un clásico especial".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?