Suscriptor digital

De los lectores: cartas & mails

Aprender a ver y a escuchar; Basta de bromas; Justo, no bueno; Sin respuestas; Ataque a Vidal; Estado elefante; Trabas aduaneras; Tarjeta estudiantil
(0)
14 de octubre de 2018  

Carta de la semana

Aprender a ver y a escuchar

El 14 de septiembre de 2011, Diego Cabot, quien investigó a Julio De Vido desde antes de 2007, escribía lo siguiente en LA NACION: "Solo es cuestión de sentarse a esperar que los accidentes se sucedan. Solo eso. El tiempo, las causalidades, los errores humanos o las fallas mecánicas pondrán el condimento que falta para desatar las tragedias ferroviarias y mostrar con palmaria crudeza el lamentable estado de la infraestructura ferroviaria".

Casi seis meses después, la Argentina despertaba con la noticia de la tragedia de Once. A partir de ese momento, un pequeño grupo de familiares juró buscar Justicia. En absoluta soledad, mientras la mayoría de la ciudadanía prefería no ver ni escuchar, denunciaron por primera vez, frente a la mismísima Casa Rosada, la "corrupción seguida de muerte" y a los "delincuentes en la función pública".

Ese grupo de valientes que quedó solo con su dolor tanto tiempo, no bajó los brazos y su esfuerzo tuvo recompensa: lograron que Julio De Vido, el que vio todo, ayudó a robar todo, e hizo caso omiso a todas las advertencias que le hicieron las auditorías del Estado, fuera condenado. La Argentina debería aprender a ver y a escuchar, aún cuando sea doloroso, antes de que ocurra lo inevitable. Porque por más que hoy estos familiares hayan logrado un triunfo más en el largo camino de la búsqueda de Justicia, no podrán recuperar a sus seres queridos, y las cosas no podrán volver a ser como eran antes de aquel fatídico 22 de febrero.

Lilián Koper

DNI 16.445.003

Basta de bromas

Con disgusto, fastidio y hasta con pena vemos estos últimos días pasear por los medios y las redes sociales a personajes del poder y la política haciendo declaraciones rimbombantes. No nos hacen gracia las "bromas" en estos momentos de crisis. No es "chiste" opinar alegremente de todo y todos cuando hay un país intentando con esfuerzo y sacrificio salir de la pobreza, la dejadez, la ignorancia y el retraso en el que nos sumieron más de 12 años de iniquidad. Hacer declaraciones que no aportan más que polémica y suben el tono de las disputas en nuestro maltratado país, ya sea de parte del ministro de Justicia como de parte de la diputada Carrió o de cualquiera que tenga un micrófono en la mano, no está bien. Los ciudadanos sacrificados y cansados de vivir de crisis en crisis durante décadas no tenemos más paciencia para estas estupideces.

Señoras y señores políticos, ubíquense en la realidad que estamos viviendo, larguen el chupete, el triciclo y el sonajero. Controlen su incontinencia verbal y trabajen seriamente, que para eso se les paga. Y actúen como adultos responsables. Eso es lo que por estas horas estamos haciendo los ciudadanos argentinos.

Inés Gallino

inesmai@hotmail.com

Justo, no bueno

Con relación a las palabras del ministro de Justicia Garavano de que no es bueno para un país que una expresidenta vaya presa, ampliando el concepto no es bueno que nadie vaya preso, pero es justo que el que delinque esté preso luego de un correcto proceso judicial. Eso debería comprender a todos por igual, más allá de funciones actuales o pasadas. La cualidad de bueno o malo sobre la prisión es una apreciación personal y no debe influir en las sentencias.

Guillermo Beccari

DNI 4.554.178

Sin respuestas

El reciente editorial de LA NACION del 9 del actual resultó un bálsamo para los exsoldados sobrevivientes y los familiares de los caídos en la defensa del Regimiento de Infantería de Monte 29 (RI Mte.29) de Formosa, cuando este fue atacado por el Ejército Montonero, el 5 de octubre de 1975, en plena democracia. Entre los que entregaron sus vidas combatiendo por la Argentina estaba Hermindo Luna, mi hermano. El secretario de DD.HH. de la Nación, Claudio Avruj, asistió, junto al Jefe del Ejército, general Claudio Pasqualini, al acto recordatorio, lo que es alentador. Es la primera vez, desde el regreso a la democracia, que un funcionario de rango nacional rinde homenaje a víctimas del terrorismo de los años 70. Analizar por qué se tardó tanto me lleva a preguntarme si nuestra clase dirigente conoce la historia de nuestro país y si está a la altura de quienes dieron su vida por la Argentina. En un encuentro posterior al homenaje con exsoldados sobrevivientes y familiares de los caídos, Avruj les dijo: "Los soldados que defendieron el cuartel merecen el reconocimiento desde todo punto de vista. Merecen un reconocimiento del Estado".

Resulta por eso contradictorio que en el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte) de la Secretaría de DD.HH., encabezado con la leyenda: "Listado de víctimas del accionar represivo ilegal del Estado", figuren los once terroristas atacantes abatidos en aquel combate como "asesinados en ejecución de prisioneros en eventual defensa, por represión a intento de toma del RI Mte 29". Por estar incluidos en ese listado oficial, el Estado argentino pagó indemnizaciones por un total actualizado de casi 50 millones de pesos a los familiares de los terroristas que atacaron al cuartel. Conservo en mi poder el último recibo cobrado por mi madre antes de fallecer, en febrero de 2006, en concepto de pensión mensual por la muerte de Hermindo, por 286,31 pesos. Resulta también inexplicable que el gobierno de la CABA, en el Parque de la Memoria, recuerde y homenajeé a los terroristas montoneros atacantes abatidos el 5/10/75, en Formosa.

Hace unos días mantuve una decepcionante reunión con la directora de dicho monumento público, licenciada Nora Hochbaum, quien se negó a contestarme el escrito que le presenté, en el que sencillamente le preguntaba: ¿por qué se homenajea en el Parque de la Memoria a los asesinos de soldados argentinos, en plena democracia? Por sugerencia de Hochbaum, mediante otra nota, le trasladé la pregunta al jefe de gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, y esta vez espero recibir una respuesta a la altura de los héroes de la defensa del regimiento de Formosa.

Jovina Elena Luna

DNI 17.092.569

Ataque a Vidal

Gobernadora Vidal: con enorme pena, como chascomunense, le pido disculpas y le expreso mi admiración por su lucha valiente y desigual contra las mafias enquistadas en nuestro querido país. Que Dios la bendiga y le dé fuerzas.

Ana María Alfonsín Foulkes

DNI 3.431.956

Estado elefante

Perdimos tres generaciones, 75 años, vía un Estado elefantiásico. Entre 1890 y 1945 nuestra inflación fue menor a la de Estados Unidos. En 1943 el frigorífico estatal Lisandro de la Torre faenaba 10.000 reses diarias con 3000 empleados. En 1958 faenaba 3000 con 9000 obreros. Fue el programa de Cristina, que terminó con 32% de pobreza y 40% de inflación.

Por los jóvenes: diálogo.

Patricio Avellaneda (p)

patoave48@gmail.com

Trabas aduaneras

Soy profesor de cirugía veterinaria de la querida universidad pública, con 32 años de antigüedad, y ejerzo la profesión en forma privada, en Tandil. Como la tecnología y las técnicas quirúrgicas avanzan, siempre enfocadas al bienestar animal, tenemos que actualizarnos y utilizar elementos que antes no teníamos disponibles, que ayudan a mejorar los resultados. Por ello, y por contacto de un colega que compraba instrumental en una fábrica de Pakistán, luego de asesorarme por internet cuáles eran las pautas a seguir para ingresar elementos del exterior, realicé el pedido. El envío llegó por Correo Argentino a la Aduana de Mar del Plata. Fui a buscarlo y cuando abrieron el paquete delante de mí, un empleado le preguntó a un superior si podía entregar la mercadería, ante lo cual, y sin siquiera mirar de qué se trataba, el hombre respondió: "Que vuelva a origen porque esto es para comercializar y solo puede retirarlo un importador". Insistí en decirle que lo comprado, todo legalmente, era para trabajar (operar) y enseñar a los alumnos. Todas las explicaciones fueron en vano. El funcionario me trató como si fuera el mayor traficante del país.

Me volví a Tandil con las manos vacías, con angustia e impotencia, víctima de un hecho que afecta mi trabajo, del cual vivo dignamente.

Daniel Humberto Sappia

DNI 13.320.860

Tarjeta estudiantil

No salgo de mi asombro ante la nueva iniciativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires que consiste en una tarjeta con 250 pesos de carga por mes para estudiantes secundarios, exclusivamente para consumir libros, cine o teatro. Si estuviésemos en Noruega, Canadá o Australia me parecería magnífico, pero en la Argentina mucha gente pasa hambre (y revuelve basura para darles de comer a los hijos), no puede pagar el gas y recorta todo tipo de consumos básicos. ¿Qué recursos despilfarra Rodríguez Larreta? ¿de dónde sale el dinero? Nos hemos endeudado por generaciones con el FMI, emitimos bonos, ¿y nos damos el lujo de derrochar? Increíble.

En cuanto al aumento extra de gas que se retrotrajo, muestra cómo funciona este gobierno, a fuerza de prueba y error, cuando lleva casi tres años en el poder.

Adrián Maldonado

DNI 30.493.527

En la Red

La agresión a Vidal en Chascomús

Facebook

  • "Vidal siga firme. Esta gente es adicta al pasado, no les gusta el modelo" - Li Tosky
  • "Todos identificados...ahora que se proceda con la baja de estos docentes... no deben volver al aula" - Ro Escalante Posse
  • "Gente que alimenta la violencia porque vivió la década de antidemocracia regida por la corrupcióny la decadencia de la educación y los valores" - Angela Andrade

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?