Suscriptor digital

El peronismo celebrará el Día de la Lealtad dividido y desperdigado por el país

Marcelo Veneranda
(0)
14 de octubre de 2018  

A 2000 kilómetros de unificar lealtades. Esa es la distancia que separa los cuatro actos con pretensiones de unidad que el PJ celebrará este miércoles, Día de la Lealtad , en Tucumán, Corrientes, Merlo (Buenos Aires) y Córdoba. Para no tener que elegir, varios gobernadores y referentes se guardarán en sus distritos, para oficiar sus propias misas peronistas.

Por la ambición con la que fue ideado, pero también por la convocatoria prometida (más de 50.000 personas), los nombres en juego y los espacios de TV ya reservados, el acto más vistoso del 17 de octubre quizá ocurra en el Hipódromo de Tucumán, organizado por el gobernador Juan Manzur junto a la CGT , que lideran Héctor Daer y Carlos Acuña.

El gastronómico Luis Barrionuevo también se puso al frente de la organización, pero cuando la publicitó como un acto no cristinista, demolió los sueños de Manzur de lograr la foto de unidad del PJ. Desde entonces, el tucumano rema para convencer, de a uno, a sus pares. Prometieron estar el riojano Sergio Casas, la catamarqueña Lucía Corpacci y el vice de Santiago del Estero, José Neder.

También espera que sobre el escenario estén Sergio Massa y el senador Miguel Pichetto , a los que Manzur cortejó el pasado martes en la Casa de Tucumán, en la Capital. Massa anticipará su regreso desde los Estados Unidos para estar con (casi) toda su tropa.

Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba), los gobernadores que lanzaron Alternativa Argentina junto a Massa y Pichetto, se quedarán en sus provincias.

A 1250 kilómetros, otro encuentro que atraerá miradas ocurrirá en el estadio techado de Ferrocarril Oeste de Merlo, donde el intendente y presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, espera reunir a todos los alcaldes peronistas de la provincia: dialoguistas, ortodoxos, cristinistas y (sí) massistas se reunirán el lunes para definir la modalidad del acto.

El dato lo aporta La Cámpora: la organización juvenil prometió asistir con sus figuras, incluido el diputado Máximo Kirchner. Si se confirma, la foto del hijo de la expresidenta con los intendentes bonaerenses repercutirá en todo el país.

También podrían aparecer los hombres "puente" del PJ, como Felipe Solá y Daniel Scioli , que hasta ayer no habían definido localía.

El PJ nacional, que preside el diputado José Luis Gioja, buscará dar una imagen de "reconstrucción" junto a las obras de la nueva sede del PJ de Corrientes. También es la excusa para mantenerse a 900 kilómetros del "anticristinismo" de Barrionuevo, que intentó arrebatarle el partido. A Gioja lo acompañarán el presidenciable kirchnerista Agustín Rossi y otros miembros de la comisión de acción política del PJ.

A medio camino de esas tres citas, Córdoba albergará un cuarto acto, que tiene como figura agendada a Eduardo Duhalde, aunque se especula con que participe un miembro del clan Moyano. El encuentro, pensado para homenajear a José Manuel de la Sota , es organizado por Sergio Fittipaldi, del gremio de limpieza Soelsac y secretario adjunto de las 62 Organizaciones Peronistas, que encabeza Horacio Valdez (Vidrio).

El problema es que hay tres estructuras que reclaman el sello de las 62 Organizaciones Peronistas. Una es la que encabeza Ramón Ayala (Uatre) y que dice ser la única reconocida legalmente. No hará ningún acto. Así lo señaló a LA NACION José Ibarra (Taxis), adjunto de esa estructura. Una tercera 62, que cuenta con la tutela de Barrionuevo y la CGT, será parte del acto en Tucumán.

Son demasiadas fracturas y a demasiados kilómetros como para que las cubra el militante de a pie. "¿Qué sentido tiene? ¿Cuál representa al peronismo?", cuestionaron cerca de Florencio Randazzo. Como muchos otros, el último candidato del PJ bonaerense se quedará en su casa el 17. No le cuadró juntarse a cantar lealtades con quienes en las últimas elecciones abandonaron el partido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?