Suscriptor digital

Corrientes: denuncian una situación "amenazante" con militares paraguayos en la frontera

Momento de tensión en el río Paraná
Momento de tensión en el río Paraná Crédito: Captura
(0)
14 de octubre de 2018  • 22:40

CORRIENTES (Télam).- El viceintendente de la localidad correntina de San Antonio de Apipé, Juan Dacunda, denunció hoy una "situación amenazante" vivida el sábado último por la irrupción de militares de la República del Paraguay en un torneo de pesca conocido como La fiesta del Pescador.

La isla Apipé, como se la conoce en Corrientes , es una comunidad correntina situada en el río Paraná, a la que rodean aguas internacionales paraguayas y que se encuentra a 12 kilómetros de la represa hidroeléctrica de Yacyretá, que comparten Argentina y Paraguay.

El viceintendente de la comunidad denunció hoy que efectivos de la Armada Paraguaya amedrentaron el sábado a pescadores que participaban de un certamen de pesca con devolución, en la costa argentina.

Según los testimonios recogidos por la prensa local, los efectivos paraguayos reclamaron el levantamiento del certamen so pena de proceder a retirar las cañas por la fuerza, por lo cual se decidió levantar la competencia antes de su finalización.

Los uniformados "estaban con armas de guerra y en una situación de amenaza; si la gente desconcertada empezaba a arrojar piedras, se podía generar un conflicto grave", relató el funcionario a la prensa correntina.

Dacunda pidió una normalización de los parámetros de transporte fluvial ya que, dijo, "estamos en una situación única porque somos un territorio argentino dentro de límites de aguas paraguayas", en un reportaje con FM Sudamericana.

Y agregó: "No queremos que haya problemas porque el servicio de salida de lanchas de la Isla pasa por el río".

La situación derivó en una expresión formal del mandatario correntino Gustavo Valdés, quien solicitó al canciller Jorge Faurie la intervención para normalizar la situación.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?