Suscriptor digital

Arnold Schwarzenegger admitió haberse "pasado de la línea muchas veces" con mujeres

Crédito: Instagram
(0)
15 de octubre de 2018  • 14:47

Leyenda del cine de acción, nadie hubiera imaginado que iba a convertirse luego en político. Pero todo parece posible para Arnold Schwarzenegger . Incluso declarar sin pelos en la lengua que se sobrepasó con mujeres y suponer que sus acciones no tendrán consecuencia alguna. El actor que por estas horas continúa en Europa rodando el reboot de Terminator, con el esperado regreso de James Cameron como productor y alma máter de la saga, habló de todo con la revista Men's Health, en una entrevista enfocada en su compromiso con la salud y el entrenamiento físico y al ser consultado sobre las denuncias de acoso que saltaron en su contra mucho antes del #MeToo, más precisamente en 2003, justo cuando impulsaba su candidatura a gobernador de California (cargo que obtuvo y ejerció por dos períodos consecutivos), no negó las acusaciones.

La pregunta del periodista fue: "¿Hubieras querido tratar a las mujeres de una manera diferente a la que lo hiciste?". La respuesta del protagonista de Terminator fue contundente: "Mirando atrás, me pasé de la línea muchas veces, y fui el primero en decir que lo siento. Me siento mal por ello, y pido disculpas. Cuando me convertí en gobernador, quise asegurarme que nadie, incluyéndome a mí, nunca cometiera ese error. Por eso tomamos cursos acerca del acoso sexual, para tener un entendimiento claro, desde el punto de vista legal y también sobre el comportamiento cotidiano, de lo que es aceptable y de lo que no lo es".

Al ser consultado sobre si considera que cambió su visión de la masculinidad y la forma de vincularse con las mujeres, dijo que no. "No cambié mi mirada sobre la masculinidad. Y no voy a cambiar mi mirada sobre lo que soy. Soy un hombre. La mujer de la que originalmente estuve más enamorado fue mi madre. La respeté, fue una mujer fantástica. Siempre respeté a las mujeres". Ante la evidente contradicción entre su certeza de haber "respetado siempre a las mujeres" y el reconocimiento de que se "pasó de la línea" con ellas, la entrevista le da una última chance: le consultaron si se arrepiente de su manera de definir a sus oponentes políticos como "nenitas". La respuesta, nuevamente se contradice con su intento de evitar el "comportamiento cotidiano aceptable" con respecto a las mujeres: "En ese momento pensé que era lo correcto. Improvisé esa frase. Los llamé 'nenitas' porque no estaban dispuestos a tomar riesgos. Tenían miedo de todo. Los políticos en general quieren hacer cosas pequeñas para no tomar grandes riesgos".

Tras finalizar su segundo mandato como gobernador de California en 2011, el actor ya no puede volver a ser candidato. Sin embargo, continúa siendo una figura de fuerte influencia en los Estados Unidos. Mientras retoma su carrera como actor, también colabora con la lucha contra el cambio climático desde su fundación R20 e impulsa el entrenamiento físico con su festival Arnold's Sports Festival, que lleva a Ohio 18 mil atletas a competir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?