Suscriptor digital

Sergio Massa en Washington: "Entre el Fondo y los argentinos, elijo a los argentinos"

Massa participó de una presentación en el centro Woodrow Wilson
Massa participó de una presentación en el centro Woodrow Wilson Crédito: Frente Renovador
Rafael Mathus Ruiz
(0)
15 de octubre de 2018  • 16:08

WASHINGTON.- Sergio Massa tuvo una agenda de apenas unas horas en Washington, pero ese escaso tiempo le bastó para dejar varios mensajes con aroma de campaña. El líder del Frente Renovador, una de las figuras del nuevo espacio peronista "Alternativa Argentina", dijo que Mauricio Macri fracasó, perdió la confianza de la gente y no tiene plan, y que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pilar de la política económica, es "horrible" y deberá ser renegociado por el próximo gobierno.

"Entre el Fondo y los argentinos, yo elijo a los argentinos", dijo Massa, durante una presentación en el Centro Woodrow Wilson, dónde fue invitado por el Argentina Project a inaugurar un ciclo de conversaciones sobre el futuro de la Argentina con los potenciales candidatos presidenciales que podrían ir en busca de la Casa Rosada el año próximo.

"La Argentina necesita gobernantes que en lugar de pensar en el Fondo, piensen en los argentinos", insistió.

Massa remarcó, en más de una oportunidad, una idea con la cual intentó sintetizar su visión para el futuro de la Argentina: cargó contra la "timba financiera" y abogó por un modelo económico que deje de "importar deuda y exportar ahorro", y exporte trabajo y valor agregado. Lo graficó con una pregunta, eco de su mensaje en Twitter contra quienes "saquean al país vendiendo materias primas" que generó malestar en el campo y la minería: "¿Vamos a ser exportadores de litio, o vamos a ser exportadores de baterías de celulares?".

"Es una discusión mucho más profunda que un tuit. Es si tenemos una Argentina que genera un modelo de desarrollo, que pone al trabajo y el conocimiento como valores, o si nos conformamos con ser un país exportador de barro", dijo, tras su presentación, en una charla con la prensa argentina.

Massa habló ante analistas, abogados, empresarios y funcionarios de organismos internacionales, luego tuvo un almuerzo con una docena de fondos de inversión, y cerró su día con una charla con estudiantes en la Universidad Georgetown. Mañana ya estará de regreso en el país.

"El primer gran desafío que enfrenta la Argentina y que va a tener que enfrentar inexorablemente el próximo gobierno, tenga el color político que tenga, es el de llamar a una acuerdo económico y social, convocar a un acuerdo de políticas de Estado", afirmó, en su discurso desde el atril en el Centro Wilson. Una frase sacada de un libreto de campaña presidencial.

Massa fue muy duro con el gobierno de Mauricio Macri, a quién respaldó al principio de su mandato al darle el apoyo de su bloque en el Congreso a algunas de sus reformas económicas, como el acuerdo con los holdouts que sacó al país del default. El acuerdo con el Fondo, que le permitió al Gobierno capear el azote de los mercados y la crisis al acceder a una línea de crédito por US$ 57.1000 millones, fue ahora uno de sus blancos principales.

"El problema más serio es que el gobierno se encerró en su soberbia, su arrogancia, en creer que podía resolver los problemas solo, sin buscar consensos, con recetas viejas, que en la Argentina ya habían fracasado. No escuchó", apuntó Massa. "Sólo va a buscar diálogo cuando necesita votos en el Congreso, y no para pensar políticas de largo plazo", dijo después.

No se detuvo ahí: dijo que el Gobierno entendía a la política como la "destrucción del enemigo", y que está en una situación de "extrema debilidad" por la desconfianza de la gente, a la cual describió "invadida por la desilusión".

"Vemos una pérdida y un deterioro de la confianza en el Gobierno todos los días mayor", atizó.

Al referirse al acuerdo con el FMI, Massa dijo que había sido un error ir al organismo en busca de resguardo financiero, y afirmó en su charla con los periodistas argentinos que hubiera sido mejor intentar colocar un bono "al siete y medio por ciento" a los argentinos que tienen ahorros en el exterior. Avaló la meta fiscal de "déficit cero" -aunque ha criticado también el presupuesto del oficialismo con ese objetivo-, y apuntó contra la política monetaria del Banco Central: nadie va a invertir en trabajo y producción en la Argentina, afirmó, "con 80% de tasa de interés".

"El próximo Gobierno va a tener que discutir el acuerdo con el Fondo nuevamente, y básicamente va a tener que poner sobre la mesa la política comercial, la política de crédito como factores centrales en la discusión", dijo Massa. "El acuerdo, tal como está, lo único que hace es delegar la política monetaria y la política de crédito en el directorio del Fondo Monetario", apuntó.

"¿Qué cambiaría de ese acuerdo?", le preguntó LA NACION.

"Básicamente, la entrega de la política de crédito y política comercial", respondió. "Haría una política de crédito mucho más expansiva, no restrictiva", ahondó.

Aunque habló como candidato, Massa dijo que era demasiado pronto para hablar de candidaturas. En su espacio, dijo, creen que "la idea central que debe recorrer la Argentina es la idea de un acuerdo alrededor de políticas de Estado".

"Nosotros elegimos el camino más difícil. El camino de representar una idea y construirla con solidez. Plantear una disyuntiva distinta. El Gobierno plantea que la disyuntiva es entre este presente de fracaso o el pasado. Nosotros planteamos que la Argentina tiene que pararse en la disyuntiva de la locura o el sentido común. La locura es la locura del fracaso, la locura de la corrupción, la locura del mesianismo desde todos los lugares", indicó.

-¿Eso es Cristina?

-No, no, no, el Gobierno también. Por eso planteamos la confrontación entre el sentido común que pretendemos representar y la locura de aquellos que sienten el poder como un lugar que se toma de cualquier manera o de cualquier precio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?