Suscriptor digital

Puerto Madero: la megapista de BMX freestyle se robó el interés de los bikers

En un día de sol
En un día de sol Crédito: Daniel Jayo
María Ayzaguer
(0)
15 de octubre de 2018  • 18:39

Suena Born to be wild en los parlantes y jóvenes con cascos empiezan a deslizarse en bicicletas de BMX por la inmensa pista de freestyle del parque urbano de Puerto Madero. Terminadas las competencias de ese deporte - que le dio a la Argentina una medalla de oro- decenas de riders de todo el país se acercaron a disfrutar de un circuito de uso profesional que fue armado especialmente para los Juegos Olímpicos de la Juventud.

"Vinieron de todas partes a probarla, casi tiene más relevancia que haya llegado este monstruo acá que el hecho de que el freestyle haya entrado a los Juegos Olímpicos", dice señalando la pista Osvaldo Arlego, un entrenador de 36 años que llegó para hacer algunos trucos.

En efecto, es la primera vez que se incluyó la disciplina de BMX en su versión de estilo libre, que consiste en realizar acrobacias sobre las bicicletas. Para Sergio Sanabria, que hace veinte años practica el deporte, "la pista es única". Él también se acercó para no perderse la oportunidad. Y es que la mayoría de quienes practican este deporte en la Argentina sólo pudo ver una pista de esta categoría por videos de compañeros que pudieron viajar a Francia o Estonia.

Cristian Balmaceda en el aire
Cristian Balmaceda en el aire Crédito: Gentileza Eber Temperam

Los participantes, que se registraron previamente, realizaron todo tipo de trucos en la pista: saltos, giros de 180° o 360°, girar el manubrio unas cuatro veces en el aire, sacar un pie de la bicicleta para impulsarse, levantar las manos del manubrio y otra serie de acciones difíciles de describir.

Para Osvaldo, lo que más se disfruta en este tipo de demostraciones es la originalidad de los participantes y sus distintos estilos: "Acá no hay un modo impuesto, cada cual tiene sus propios trucos y eso está bueno, poder sorprenderse", cuenta

La decisión del Comite Olimpico Internacional (COI) de incluir disciplinas como esta y el básquet 3x3 tiene que ver con la idea de hacer los juegos más urbanos y cercanos a los deportes que hoy en día realizan los jóvenes.

Y es que en los barrios de la Capital Federal y a lo largo y ancho del país cada vez más chicos y adolescentes se despegan del los deportes tradicionales para animarse a disciplinas con mayor carga de adrenalina.

Crédito: Daniel Jayo

En la Capital Federal, el BMX freestyle se practica principalmente en el Parque Costanera, frente al Hipódromo en la Plaza Haití, en la Plaza Converse cercana a River Plate y en el Vans Skatepark, detrás del Planetario.

La construcción de bowls, como se los llama, en plazas públicas comenzó a visibilizar un deporte que se practica en el país desde la década del 80.

"Está bueno que se difunda que hay una enorme variedad de deportes más allá del fútbol", dice Christian Balmaceda, quien ayudó a entrenar a la campeona Agustina Roth, oriunda de Bahía Blanca. Él hace freestyle hace 22 años y también se acercó para probar la pista. Fue uno de los más aplaudidos por el público. Su deseo: que se pueda construir una gran pista techada y pública. "Un circuito grande para que los chicos puedan entrenar y expresarse", dice.

Crédito: Daniel Jayo

Christian Castillo, uno de los primeros que comenzó con el freestyle en los ochenta, cuenta que antes "era todo calle". Hasta que se empezaron a construir rampas en parques públicos, los circuitos se los armaba en su mente con los objetos que se cruzaba andando por la calle. "Era salir, encontrar un obstáculo e improvisar con creatividad qué se podía hacer ahí. Cuando aparecieron las primeras rampas al costado de Ciudad Universitaria ya fue creciendo la movida", explica.

Hoy espera que la pista profesional de Puerto Madero pueda quedarse ahí para que la sigan disfrutando todos los riders. " Estaría bueno que la Secretaría de Deportes la mantenga: el BMX puede hacer un montón por los chicos concentrándolos en un deporte".

Crédito: Gentileza Eber Temperam

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?