Suscriptor digital

"Búsqueda y Justicia", el reclamo que persiste a 11 meses de la desaparición del ARA San Juan

Los familiares piden que la búsqueda no se termine
Los familiares piden que la búsqueda no se termine
Darío Palavecino
(0)
15 de octubre de 2018  • 18:54

MAR DEL PLATA.- A once meses del último contacto de radio con el submarino ARA San Juan , al cual desde hace más de 30 días lo sigue buscando una empresa norteamericana con la más avanzada tecnología, familiares de los 44 tripulantes volvieron a manifestarse esta tarde frente a la Base Naval Mar del Plata, destino al que debía llegar el buque tras su última zarpada desde Ushuaia.

Con la misma incertidumbre y dolor del primer día, golpeados por la escasez de novedades y mucho más aún porque en cada una de estas fechas encuentran poco acompañamiento de la comunidad, reclamaron una vez más que se haga justicia con los responsables de este naufragio y continúe el rastrillaje de la embarcación hasta que aparezcan resultados positivos.

La modalidad de manifestación es la misma que mantienen desde hace meses: con sus banderas, la mayoría de ellas con foto de uno o más de los tripulantes desaparecidos, cortan durante unos minutos el tránsito vehicular en el paseo costanero, frente a la unidad militar. Los automovilistas responden con bocinazos y aplausos al paso. Se leen los nombres de los 44 marinos y, a la mención de cada uno de ellos, se responde con un "Presente" a coro.

"Es increíble que haya pasado casi un año y estemos igual que cuando empezamos", coincidieron esta tarde las madres de dos de los suboficiales que iban a bordo del ARA San Juan. Entre ellas, así como en el resto de los familiares, hay posturas emocionales distintas e incluso algunas que asoman inverosímiles. Por ejemplo, que el buque y su tripulación puedan estar en manos de la fuerza militar inglesa, secuestrados en las Islas Malvinas. Otros padres o esposas, con más resignación, iniciaron su duelo hace algún tiempo y ya no volvieron a participar de estos actos.

Un grupo de familiares -fluctúa entre 10 y 20- permanece aquí en una suerte de vigilia continua. Tiene alojamiento y alimentación en un hotel de la obra social del personal de la Armada Argentina y cada mañana pasa por la Base Naval Mar del Plata, donde dialoga con jefes de esta unidad a la espera de novedades de la búsqueda del submarino.

Durante los últimos días comenzaron a preocuparse porque advierten algunas restricciones. Primero en pasajes para movilizarse, ya que casi todos proceden de provincias lejanas. La combi que los trasladaba cada día a la Base Naval se cambió por un auto común, con capacidad para cuatro personas y un único viaje, por lo que el resto debe llegar por sus propios medios. Y temen que en un mes, cuando se cumpla un año, se queden sin esta asistencia que el Estado les brindan. "Igual vamos a seguir con nuestra lucha", insisten.

Aun no hay nada confirmado, pero los familiares pretenden que para el próximo 15 de noviembre, cuando se cumpla un año de la desaparición del buque, el acto sea importante y no pase desapercibido. En los próximos días definirán formato de lo que se concretará, como cada mes, frente a la Base Naval Mar del Plata.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?