Suscriptor digital

La NBA enciende sus luces y después de 16 años no tendrá acento argentino

Fuente: AP
Diego Morini
(0)
15 de octubre de 2018  • 23:59

No será una temporada más. Aunque nunca lo es. La mudanza de LeBron James a Los Ángeles, la voracidad de Golden State Warriors, la apuesta de los Raptors con Kawhi Leonard , el deseo de pisar fuerte de los Celtics, el salto definitivo de los Rockets, la juventud de los Sixers. Todo muy normal para esa constelación de estrellas. Aunque por estas tierras las sensaciones serán sin duda más que extrañas. Un poco de nostalgia, una pizca de tristeza. Después de 16 años no tendrá acento argentino la NBA y la identificación con la liga estadounidense tendrá una configuración diferente. Los ojos dejarán de estar concentrados en Texas, en San Antonio, ya que con el retiro de Manu Ginóbili , los Spurs dejarán de ser el equipo más celeste y blanco de la competencia más importante del universo del básquetbol.

Lo mejor de King James en LA Lakers - Fuente: NBA

03:12
Video

Las luces del gran show se encenderán esta noche con un primer duelo en el que Ben Simmons y Joel Embiid con Philadephia Sixers intentará darle un primer golpe a Kyrie Irving, Gordon Hayward y Al Horford los dueños de Boston Celtics. Y continuará la acción con la cita con Russell Westbrook y Oklahoma City Thunder que van por un triunfo ante "el quinteto de la muerte" de los Warriors: Stephen Curry , Klay Thompson, Draymond Green, Kevin Durant y DeMarcus Cousins. Pero aún ante un menú tan tentador, saber que en la carta no hay platos argentinos deja un sabor particular.

Es que desde octubre de 2000 cuando Juan Ignacio Pepe Sánchez pisó la cancha por primera vez con la camiseta de los Sixers la competencia más espectacular del planeta comenzó a transformarse más cercana a este punto del mapa. Incluso, parecía que todo era perfecto para la Argentina, porque esa misma jornada el chaqueño Rubén Wolkowyski con la 45 de Seattle Supersonics se medía ante Vancouver Grizzlies.

Kyrie Irving de Boston Celtics
Kyrie Irving de Boston Celtics Fuente: AFP

Duró apenas un año aquella experiencia y la NBA volvía a parece inaccesible para los argentinos, sin embargo, en la temporada 2002 irrumpió en San Antonio un tal Manu Ginóbili y desde allí se volvió de lo más normal formar parte de la elite del básquetbol... Incluso, en la temporada 2007-2008 pareció que patear la puerta en los Estados Unidos era una cosa de todos los días porque fueron 6 los argentinos que formaron parte de la competencia: Manu y Fabricio Oberto en los Spurs, Carlos Delfino en Toronto Raptors, Walter Herrmann en Detroit Pistons, Andrés Nocioni en Chicago Bulls y Luis Scola en Houston Rockets.

Joel Embiid de Philadelphia sixers
Joel Embiid de Philadelphia sixers Fuente: AFP

Aquellos días de tener un argentino para seguir en la NBA se acabaron, porque tampoco lograron afirmarse en la competencia los nuevos valores, ya que Nicolás Laprovittola tuvo un paso corto por San Antonio y lo mismo sucedió con Patricio Garino que estuvo un tiempo en el segundo equipo de los Spurs, los Austin Toros. Y el caso de Nicolás Brussino parecía el más alentador, pero no pudo sostenerse en Dallas Mavericks y no encontró minutos en Atlanta Hawks.

Gregg Popovich continúa en San Antonio Spurs
Gregg Popovich continúa en San Antonio Spurs Fuente: AFP

Quizá alguno podría decir que sí queda un argentino en la competencia y no estaría demasiado alejado de la realidad, aunque no se trata de un jugador, sino un asistente. Es que Pablo Prigioni, que será el primer entrenador argentino en ser parte de un staff de la NBA, trabajará junto con Kenny Atkinson el entrenador de Brooklyn Nets.

Russell Westbrook de Oklahoma City Thunder
Russell Westbrook de Oklahoma City Thunder Fuente: AFP

La pirotecnia de la liga estadounidense está dispuesta para iluminar la batalla por la Conferencia del Oeste, en la que LeBron James buscará frenar al arrasador Golden State Warriors, que va por otra página de gloria para la franquicia: conseguir un Three-Peat (tricampeonato). Una marca que no se logra en la NBA desde hace 17 años, cuando los Lakers se quedaron con los títulos de 2000, 2001 y 2002.

James Harden de Houston Rockets
James Harden de Houston Rockets Fuente: AFP

Si bien todos esperan que Houston o los Lakers tengan la llave para detener a Curry y compañía, LeBron le baja el precio a la expectativa que hay acerca de su equipo y las aspiraciones de arrebatarle el título a Golden State: "Tenemos mucho camino que recorrer aún para alcanzarlos. Nosotros empezamos de cero. Ellos llevan jugando juntos varios años. Debemos centrarnos en nosotros mismos y ojalá algún día podamos estar en esa situación de ganar títulos".

Y los bicampeones aceptan el reto, no le escapan a la responsabilidad de cargar con el peso de ir nuevamente por el anillo. Y los protagonistas, Stephen Curry, elevan la apuesta: "En la NBA hay muchos equipos que intentan noquearnos porque somos los campeones y así es como se supone que debe ser. Pero la competencia es divertida y la disfrutamos, nos encanta ser el equipo a vencer".

Kawhi Leonard de Toronto Raptors
Kawhi Leonard de Toronto Raptors Fuente: AFP

Esta noche se levantará el telón de la mejor competencia del planeta básquetbol, con los encantos de siempre, pero sin ese perfume argentino que tanto tiempo enamoró a los fanáticos de estas tierras.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?