Suscriptor digital

Los gremios desafían a la Justicia con un paro si detienen a Pablo Moyano

Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros
Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros
El camionero regresa el jueves de Singapur y lo esperarán con una movilización en el aeropuerto de Ezeiza; el juez debe decidir si acepta el pedido de captura del fiscal por asociación ilícita
Nicolás Balinotti
(0)
16 de octubre de 2018  

A pesar de sus diferencias, el rompecabezas sindical se unió en defensa de Pablo Moyano , sobre quien pesa un pedido de detención por ser presuntamente integrante de una asociación ilícita que lavaba dinero y que actuaba en tándem con la barra brava del Club Atlético Independiente , cuya vicepresidencia ejerce el sindicalista camionero.

La CGT y las vertientes de la CTA denunciaron una "persecución" por parte del Gobierno y de la Justicia, y advirtieron que no descartan activar una huelga general si detienen al gremialista, que está fuera del país. El desafío incluye una movilización para recibirlo en el Aeropuerto de Ezeiza.

Pablo Moyano busca aliados para enfrentar el pedido de captura
Pablo Moyano busca aliados para enfrentar el pedido de captura Crédito: InfoCamioneros

Desde Singapur, Pablo Moyano sigue con nerviosismo y preocupación el curso de la causa judicial en la que se investigan sus nexos con la barra de Independiente. El hijo de Hugo Moyano participa en Asia de la cumbre anual de la Federación Internacional Sindical del Transporte, en la que ocupa un cargo jerárquico. Llegará pasado mañana a Buenos Aires tras dos escalas, en Dubai y Río de Janeiro. Una tropa de militantes de su gremio lo recibirá en señal de respaldo ante una posible detención, que en su entorno ven "difícil".

Desde Singapur, Pablo Moyano sigue con nerviosismo y preocupación el curso de la causa judicial. Participa de la cumbre anual de la Federación Internacional Sindical del Transporte, en la que ocupa un cargo jerárquico. Llegará pasado mañana a Buenos Aires tras dos escalas, en Dubai y Río de Janeiro

La magnitud de la convocatoria a Ezeiza dependerá de lo que resuelva el juez Luis Carzoglio, que debe aceptar o rechazar el pedido de captura que solicitó el viernes pasado el fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera.

Carzoglio resolverá esta semana la situación de Moyano, pero lo más probable es que sea citado a declarar, aunque libre. Así lo aseguraron ayer fuentes judiciales y gremiales a LA NACION. Un dato que tal vez resulte anecdótico: el juez es fanático de Independiente y fue militante del peronismo en Avellaneda.

Pablo y Hugo Moyano
Pablo y Hugo Moyano Fuente: Archivo

El pedido de detención a Pablo Moyano unificó otra vez la postura del sindicalismo. Tanto la CGT como las CTA expresaron su apoyo al dirigente camionero y denunciaron una "persecución" por parte del Gobierno y la Justicia. No descartan llamar a una huelga general.

La movilización del moyanismo a Ezeiza será el punto de partida de una serie de protestas sindicales, cuya cima de tensión podría hasta ser la convocatoria a un nuevo paro general en el que confluirían otra vez la CGT y las tres vertientes de la CTA. La corporación sindical hizo a un lado sus internas y reaccionó de manera unánime ante la posible detención del número dos de los camioneros. Los diferentes sectores denunciaron una persecución para ocultar la crisis económica (ver aparte) y no descartaron una reacción conjunta en caso de que la sangre llegue al río.

"No hay motivos para el disparate de detener a una persona porque cualquier personaje la denuncia. La gente va a reaccionar porque Pablo es muy querido, él siempre defendió a los trabajadores", dijo ayer Hugo Moyano en defensa de su hijo, en declaraciones a radio El Destape. El jefe de los camioneros, además, desafió: "No descartamos un paro nacional. Muchos se solidarizaron con la situación de Pablo".

Pablo Moyano: "No sé de qué se me acusa, ojalá me citen para aclarar"
Pablo Moyano: "No sé de qué se me acusa, ojalá me citen para aclarar" Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk / LA NACION

Los Moyano ya trabajan en busca de apoyos para avanzar, si es necesario, en lo que sería la quinta huelga general contra la gestión de Mauricio Macri. En el Gobierno tomaron nota y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, ya tendió puentes con sindicalistas aliados para evitar una escalada de la conflictividad.

Los Moyano ya trabajan en busca de apoyos para avanzar, si es necesario, en lo que sería la quinta huelga general contra la gestión de Mauricio Macri

Inquieto por su situación judicial, Pablo Moyano siguió desde el otro lado del mundo lo que sucedía en Buenos Aires. No importó la diferencia horaria de once horas y transcurrió la madrugada asiática pegado al teléfono. Gestionó desde allí algunos de los apoyos sindicales que salieron a la luz.

Resultó sorprendente la veloz reacción de la CGT, que el sábado pasado divulgó un comunicado con un contundente mensaje de respaldo. "Es de público conocimiento la persecución que la familia Moyano viene sufriendo con denuncias judiciales infundadas de trámite exprés, lo que inscribe un capítulo más del avance en tándem que la política, la Justicia y algunos medios de comunicación vienen fogoneando pretendiendo tapar el sol con la mano", dice un fragmento del mensaje de la CGT, que lleva las firmas de los referentes Héctor Daer y Carlos Acuña, y de los dirigentes Julio Piumato y Jorge Sola.

En los pasillos de Azopardo 802 señalaron a Piumato como el impulsor de la defensa. El dirigente judicial, un viejo aliado de los Moyano que actualmente está distanciado, aspiraría a ocupar la silla que dejó vacante Juan Carlos Schmid en el triunvirato de mando. Schmid, de hecho, reapareció ayer, tras su renuncia a la cúpula: se fotografió en Singapur con Pablo Moyano.

Daniel Llermanos, el abogado defensor de los Moyano, relativizó la investigación del fiscal Scalera y confía en que Pablo no será detenido.

Los Moyano evalúan embestir contra Angelici, que "zafó" en una causa judicial similar, en la que el juez Manuel de Campos investigaba una asociación ilícita de la cúpula de la barra brava de Boca que creció amparada por la dirigencia del club

Como parte de una estrategia para demostrar que se trataría de una persecución, los Moyano evalúan embestir contra Daniel Angelici , el presidente de Boca Juniors y operador judicial del oficialismo. Argumentan que Angelici zafó en una causa judicial similar, en la que el juez Manuel de Campos investigaba una asociación ilícita de la cúpula de la barra brava de Boca que creció amparada por la dirigencia del club.

La causa de Angelici y la de Moyano tienen similitudes: ambas pusieron la lupa sobre el lucrativo mercado negro de las barrabravas y su connivencia con las dirigencias de los clubes. En Boca fue procesado un directivo por entregarle carnets a la barra. En Independiente, cayó preso Noray Nakis , el vicepresidente que acompañó a Hugo Moyano en su primer mandato, e imputaron a Héctor "Yoyo" Maldonado , uno de los asesores más cercanos al camionero.

Los Moyano sienten la presión judicial y temen que la causa de Independiente acelere otros expedientes que no se movieron con la misma celeridad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?