Suscriptor digital

El juez citaría a Pablo Moyano a indagatoria, pero sin ordenar su detención

Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo
Carzoglio resolvería esta semana la situación de Pablo Moyano; su abogado descarta una fuga
Hernán Cappiello
(0)
16 de octubre de 2018  

Pablo Moyano evitaría, al menos por ahora, una detención. El juez Luis Carzoglio resolvería en los próximos días sobre el pedido de detención del secretario general adjunto del gremio de Camioneros y, a juzgar por lo que sostienen allegados al caso, no decidiría el arresto del gremialista, sino que lo citaría a prestar declaración indagatoria.

Moyano se encuentra en Singapur y regresará pasado mañana al país, donde será recibido por una manifestación de trabajadores, en un gesto que intenta presionar para evitar un eventual arresto.

"Si Moyano tuviera alguna preocupación o temor personal no vendría a Buenos Aires, buscaría otro lugar", dijo a LA NACION su abogado Daniel Llermanos.

El pedido de detención de Pablo Moyano lo hizo el fiscal general de Lomas de Zamora Sebastián Scalera, quien tiene a su cargo una investigación por asociación ilícita vinculada a la barra brava de Independiente, club del que el sindicalista es vicepresidente.

Al trascender la decisión del fiscal de pedir su arresto se desató una tormenta política, pues desde el moyanismo vincularon la medida con presiones del gobierno nacional para meter preso a Moyano. Se sumó la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora, que defendió al dirigente camionero.

Llermanos sostuvo que el juez se va a tomar un tiempo para decidir, pero dijo que "nadie en su sano juicio podría ordenar la captura" de Moyano con estas pruebas.

Sin embargo, denunció que el rumor que tenía era que el Gobierno quería detener a Pablo Moyano apenas pisara el aeropuerto de Ezeiza, por lo que se estaba armando un operativo especial de seguridad.

Su padre, Hugo, también figura como imputado en el mismo expediente porque ocupa el cargo de presidente del club. Aunque hasta el momento la Justicia no adoptó ninguna decisión con respecto al máximo referente del gremio de los camioneros.

En esta causa se investigan los negocios de la barra brava de Independiente. Ya están detenidos el exdirigente de la entidad Noray Nakis y el jefe de la barra brava, Pablo "Bebote" Álvarez, entre otros barras.

Nakis y Álvarez están procesados con prisión preventiva junto a Alejandro Polaco Petrov, excustodio de Pablo Moyano. Hay otros siete sospechosos como presuntos miembros de una asociación ilícita que extorsionó a jugadores y directores técnicos del club.

En esta investigación se busca determinar si el negocio de los trapitos, de la venta de choripán y la venta de entradas que realizaba la barra terminaba beneficiando a los Moyano, que se encargaban de mover ese dinero de actividades ilegales.

"Imagínese si es necesario este negocio que por las cuentas de camioneros pasan cientos de millones de pesos", dijo Llermanos a LA NACION.

En esta causa se realizó un peritaje contable y otro informático y sobre teléfonos. Las principales pruebas contra Moyano las aportó Bebote Álvarez, que declaró en indagatoria y lo implicó en los negocios de la barra brava, buscando mejorar su propia situación.

En paralelo, hay un caso federal a raíz de las declaraciones como arrepentido del barra Pablo Álvarez, que investiga una supuesta asociación ilícita en el club. Desde la cárcel, Álvarez acusó a Moyano de ser el responsable de las maniobras. Moyano está acusado de "haber montado una estructura" destinada "a cometer delitos y lavado de dinero de las formas más variadas".

En la causa por el manejo de Independiente deberá investigarse la supuesta "contratación de los servicios de la empresa de turismo Martín Tur sobrefacturando los viajes del equipo al interior y al exterior".

Además de presuntas "extorsiones a empresas" para terminar obras" del club y "el posterior blanqueo de dinero por intermedio de las firmas vinculadas con la cónyuge de Hugo Moyano". También, "el uso de la financiera Global Finanzas SA", adonde -según se denunció- "fue dirigido el dinero obtenido de la reventa ilegal de entradas y de los pases de los jugadores".

Detalles de la UIF

La Unidad de Información Financiera (UIF) entregó en esta causa información al fiscal Scalera con datos de una cuenta de Independiente en Liechtenstein.

Se cuestiona que fondos que se movieron desde esa cuenta pasaron por las cuentas personales de los Moyano.

Supuestamente esas cuentas son operadas por Hugo Moyano y otros directivos del club, según el informe de la UIF. Por esa cuenta pasaron unos 30 millones de dólares ligados a los contratos con futbolistas; sin embargo, parte de esos fondos pasaron luego por cuentas ligadas a los Moyano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?