Suscriptor digital

Balearon a una policía transexual y a su expareja dentro de un auto en San Martín

La calle donde fueron encontradas las víctimas
La calle donde fueron encontradas las víctimas Crédito: Google Maps
(0)
16 de octubre de 2018  • 10:50

Primero se pensó que había sido un pacto suicida. Que una de las víctimas había intentado matar a la otra y después intentó quitarse la vida. Pero el arma utilizada para dispararles en la sien a la oficial subayudante Patricia Molina Dolezal y a su expareja, Victoria Fabro, no fue hallada en el auto donde fueron encontradas gravemente heridas. Se pasó, así, de un presunto intento de asesinato seguido de suicidio a un potencial doble homicidio en grado de tentativa. Ahora, los detectives bonaerenses que investigan el caso intentan identificar y ubicar al autor de los disparos.

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes judiciales y policiales. Molina Dolezal y Fabro, ambas de 22 años, fueron encontradas gravemente heridas en un Fiat Palio gris que estaba estacionado en Parodi, entre Avellaneda y Rondeau, en Villa Bonich, partido de San Martín.

Dentro del auto fue hallado un revólver calibre 6.35. Pero se determinó que el arma utilizada para atacar a Molina Dolezal y a Fabro, que están internadas en gravísimo estado, fue una pistola calibre 9 milímetros que no apareció en el vehículo ni fuera de él.

La oficial subayudante Molina Dolezal, de 38 años, cumplía tareas en la comisaría 1° de San Martín, pero actualmente estaba de licencia, con carpeta médica, por problemas psiquiátricos, según informaron a LA NACIÓN fuentes judiciales.

"Molina Dolezal había nacido hombre, se cambió de género y ahora tenía DNI de mujer. Pero parece que quería volver a ser varón. Por este motivo estaba con carpeta médica. Fabro había su novia", agregaron las fuentes consultas.

El caso es investigado por la fiscal de San Martín Ana María Armetta, que cuenta con la colaboración de detectives de la policía bonaerense.

La escena del ataque fue descubierta por los vecinos de la zona, que llamaron al 911. Las víctimas fueron trasladadas al hospital Castex, donde se encuentran en grave estado.

Según fuentes oficiales, el estado de salud de Fabro es "delicado" y el de la oficial trans es grave, aunque en las últimas horas experimentó una mejoría.

Los investigadores analizan los teléfonos celulares de las víctimas para intentar reconstruir sus últimas horas a partir de los mensajes enviados y recibidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?