Suscriptor digital

Crimen en un hotel alojamiento: la víctima era adicta al paco, según su pareja

Crédito: Google maps
(0)
16 de octubre de 2018  • 11:48

La pareja de la mujer embarazada de seis meses que fue encontrada sin vida en un hotel alojamiento de Florencio Varela, dijo que la víctima era adicta al paco desde hacía unos cinco años, según revelaron fuentes judiciales a LA NACION.

El hombre se acercó ayer a la comisaría 3ª de Quilmes y declaró que la víctima, a la que identificó como Carolina Estefanía Medina, de 25 años, era su novia desde hacía un año. Además, afirmó que no sabía nada de ella desde el sábado a las dos de la mañana.

Ayer la policía bonaerense detuvo a Ariel Norberto García, el principal sospechoso por el crimen. García fue encontrado en la casa de su exesposa, en la localidad bonaerense de Don Bosco, partido de Quilmes.

Los investigadores llegaron a él a partir del análisis de las filmaciones de las cámaras de seguridad del establecimiento donde ocurrió el crimen.

Fuentes de la investigación explicaron que el sábado, tras recibir un llamado al 911, el personal policial ingresó en el Hotel Susurros, situado en Humaitá 2173. Los voceros precisaron que los policías subieron a la habitación 10, donde encontraron a la mujer sobre la cama, ya sin signos vitales; las sábanas estaban cubiertas de sangre.

Momento en el que el sospecho se da al fuga del hotel alojamiento

00:31
Video

Los detectives bonaerenses advirtieron que la mujer fallecida presentaba un embarazo avanzado; más tarde se confirmó que era de poco más de seis meses.

El recepcionista del hotel indicó a los policías que horas antes un Ford Focus blanco había ingresado al establecimiento, con la pareja a bordo. Este testigo relató que al poco tiempo de haber entrado, el Focus salió intempestivamente, a tal punto que rompió la barrera de estacionamiento del alojamiento.

A partir de este dato, los policías comenzaron a analizar las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar; tomaron nota de la patente del vehículo y, así, identificaron al principal sospechoso del crimen: Ariel Norberto García, al que encontraron en la casa de su exmujer, donde se había ocultado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?