Suscriptor digital

Polémica en Mendoza por las fotos de la mujer que atropelló a su novio en un festejo en su casa tras la condena

Tras la leve condena que recibió Julieta Silva por el homicidio del joven, que incluyó la detención domiciliaria, ahora se suma la viralización de fotos de la mujer en festejos con amigos
Tras la leve condena que recibió Julieta Silva por el homicidio del joven, que incluyó la detención domiciliaria, ahora se suma la viralización de fotos de la mujer en festejos con amigos Crédito: Facebook
Pablo Mannino
(0)
16 de octubre de 2018  • 12:22

MENDOZA.- La polémica por la muerte de Genaro Fortunato, el rugbier atropellado por su novia, volvió a encenderse en Mendoza . Tras la leve condena que recibió Julieta Silva por el homicidio del joven, que incluyó la detención domiciliaria, ahora se suma la viralización de fotos de la mujer en festejos con amigos donde se consumió alcohol. El malestar fue puesto en evidencia por la propia familia del deportista, que realizó un posteo criticando duramente a la chica. En tanto, desde la defensa de Silva aclararon que se trató de juntadas con amigas en la casa de la detenida, por lo que aseguran que no violó el beneficio otorgado por la Justicia.

Sin embargo, en este punto, es donde los diversos especialistas tienen visiones encontradas. Mientras que hay letrados y funcionarios judiciales que coinciden en que la joven puede realizar todo tipo de actividades dentro del radio de la prisión domiciliaria, otros creen que la mujer debe respetar las mismas condiciones que una persona detenida en un penal, en cuanto a conducta y su exteriorización, ya que además puede afectar a las víctimas.

Ariadna Fortunato, la hermana de Genaro, fue quien cuestionó en las redes sociales a Julieta por realizar festejos con amigas, por lo que decidió escracharla con fotos de los encuentros, donde hubo alcohol y donde no se la ve con los anteojos recetados por su problema oftalmológico que, según ella, le impidió ver el cuerpo de su novio tendido en la calle.

Ariadna se mostró indignada con la imagen de Silva donde aparece "feliz y plena". Asimismo, la acusa de no tener los "problemas visuales". "Que triste se la ve, realmente muy amargada, igual de mal que una persona que comete un 'accidente'. Ella tan feliz y tan plena disfrutando con todas sus amigas, con su nuevo novio, con su familia, tomando alcohol", expresó la hermana de Genaro, y agregó: "A nosotros nos arruinó la vida para siempre la hija de re contra mil p... Mi único propósito en la vida desde el 9/9/17 es que Dios te devuelva el triple del dolor que vos nos ocasionase. Asesina. Parece que los 'problemas visuales' se corrigen con el paso de los días, ya no son necesarios los anteojos".

La defensa

Por su parte, los abogados defensores de Julieta no quisieron polemizar con la familia, y se limitaron a confirmar que las reuniones se dieron dentro del ámbito privado, en la casa de la joven, por lo que aseguran que no se violó la domiciliaria, al tiempo que pidieron que se hagan las denuncias correspondientes en la Justicia de considerarlo necesario.

La familia de Genaro mantiene su rechazo al accionar judicial en la causa y ya apeló la leve condena contra Julieta, quien fue sentenciada a 3 años y 9 meses de prisión por atropellar y matar el joven deportista en septiembre del año pasado. Buscan que se revise el fallo y se revoque el beneficio de detención domiciliaria que goza la mujer. Para el fiscal, Fernando Guzzo, quien lideró la parte acusatoria en el debate, se trató de "un hecho mucho más grave que un accidente" y que "está todo probado" que fue un homicidio con dolo eventual por emoción violenta, lo que llevó a solicitar una pena de 14 años de cárcel efectiva. Por su parte, la defensa quiere plantear que la joven sea absuelta, ya que considera que no le cabe ningún tipo de culpabilidad.

Julieta y Genaro salieron del bar la Mona la madrugada del 7 de septiembre de 2017 alcoholizados. Minutos después comenzaron a discutir. Ella subió a su Fiat Idea, arrancó y no dejó que su novio subiera, por lo que al acelerar, Genaro cayó sobre el asfalto. Segundos después, la joven volvió haciendo una "U" y, sin cambiar el rumbo, pasó con el auto por encima del cuerpo de su novio, que fue arrastrado unos metros. Silva no llevaba los anteojos que le habían sido recetados, por lo que asegura que no vio lo que sucedía y pensó que había atravesado un pozo. La defensa se centró en este punto para sostener que se trató de un hecho accidental.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?