Suscriptor digital

Daniel Angelici vs. Guillermo Barros Schelotto, otro round por los refuerzos de Boca y con Carlos Lampe en el medio

Carlos Lampe ya se entrena con Boca, listo para jugar
Carlos Lampe ya se entrena con Boca, listo para jugar Crédito: Flickr Prensa Boca
Pablo Lisotto
(0)
17 de octubre de 2018  • 08:57

Hasta el lunes 1 de octubre a las 22, el arquero que Boca iba a incorporar a su plantel, si avanzaba a las semifinales de la Libertadores , se llamaba Pedro Gallese. Al menos eso se afirmaba en los medios. Sin embargo, pocas horas después se anunció el arribo de Carlos Lampe .

Tan avanzadas se decía que estaban las negociaciones, que ese lunes Gallese, convencido de que su mudanza sólo dependía de que el club de la Ribera avanzara en la Copa, habló con varios medios de la Argentina. "Si llego a Boca sería feliz y cumpliría un sueño. El jueves voy a hinchar por ellos y ojalá les vaya bien en Brasil. Mi llegada depende de que eliminen a Cruzeiro", aseguró en declaraciones al programa 90 minutos (Fox Sports). Gallese no fabuló. Si habló en ese tono fue porque estaba convencido de que el pase estaba hecho. O porque alguien quiso instalar y sentenciar ese escenario. Faltaba un detalle: el OK de Guillermo Barros Schelotto .

Según pudo reconstruir LA NACION, todo estaba arreglado entre la dirigencia xeneize y el Veracruz, donde ataja Gallese (un préstamo hasta fin de año, a cambio de 300.000 dólares). Incluso, también estaba cerrado el contrato con el peruano, de 28 años, que resignaba dinero para defender la valla azul y oro.

Pero se dio otro capítulo más de una situación que se convirtió en una constante cada vez que Boca busca un refuerzo: los que quiere sumar Daniel Angelici versus los que pretende Guillermo.

Aunque ambos suelen declarar que la decisión final la toman en conjunto, la contienda es frecuente, y en general es el directivo el que logra torcer el brazo del DT. No fue el caso en la llegada del nuevo arquero. El preferido de Angelici era Gallese, y por eso el peruano picó en punta en los medios. Pero el Mellizo optó por Lampe.

Mientras el guardavalla de Huachipato cobraba fuerza en diarios y portales, que destacaron su buen presente en el torneo chileno (logró una racha de 463 minutos sin recibir goles) y multiplicaron sus declaraciones en favor del xeneize, la fórmula Gallese+Boca desaparecía de los motores de búsqueda de Google.

"Los dos formaban parte de una lista de arqueros que nos acercaron. Fueron evaluados, como se hace siempre, y Guillermo tomó la decisión final. No fue nada sencillo", le comentó una persona de las entrañas del cuerpo técnico xeneize a LA NACION.

La vertiginosa aparición en escena del futbolista boliviano disparó todo tipo de rumores. Incluso, hubo voces que en los pasillos de la Bombonera acusaron a Ariel Pereyra, ayudante de campo del Mellizo, de ser el nexo con Lampe por una supuesta amistad con Nicolás Larcamón, DT de Huachipato y oriundo de La Plata. "Eso es algo que se imaginan los medios", afirma esa misma fuente, que además niega que Pereyra conozca o tenga vínculo con Larcamón.

El arribo de Lampe también provoca una situación curiosa. Porque si finalmente el Mellizo confirma a Agustín Rossi como titular en la serie frente a Palmeiras, el boliviano habrá arribado para solamente sentarse en el banco de suplentes en dos partidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?