Suscriptor digital

Crimen en un hotel alojamiento: la mujer embarazada murió por un trauma en sus órganos sexuales

Fuentes de la investigación explicaron que el sábado, tras recibir un llamado al 911, el personal policial ingresó en el Hotel Susurros, situado en Humaitá 2173.
Fuentes de la investigación explicaron que el sábado, tras recibir un llamado al 911, el personal policial ingresó en el Hotel Susurros, situado en Humaitá 2173. Crédito: Google maps
Leonardo Scannone
(0)
16 de octubre de 2018  • 14:24

Carolina Estefanía Medina, la joven de 25 años, embarazada de seis meses, asesinada en un hotel alojamiento de Florencio Varela, murió desangrada luego de un trauma severo en la región genital que la destrozó por dentro. Según pudo confirmar LA NACIÓN, el informe preliminar de la autopsia señaló que Medina falleció por un "shock hipovolémico por trauma en la zona del periné" provocado por la introducción de un objeto que, con violencia, le "destruyó por completo el aparato reproductor, urinario y digestivo". Los investigadores no descartan que ese trauma haya sido producido con el pico de una botella de cerveza que desapareció de la escena del hecho.

El sábado a la tarde, cuando los policías abrieron la puerta de la habitación 10 del Hotel Susurros, situado en Humaitá 2173, se toparon con una escena dantesca: una mujer, con un avanzado embarazo, semidesnuda y acostada en la cama sobre un enorme charco de su propia sangre. El recepcionista del establecimiento había llamado al 911 luego de que desde el espacio guardacoches de aquel cuarto saliera un Ford Focus plateado que rompió la barrera del establecimiento y se perdió por las calles de Florencio Varela.

Los voceros precisaron que los policías subieron a la habitación 10, donde encontraron a la mujer sobre la cama, ya sin signos vitales
Los voceros precisaron que los policías subieron a la habitación 10, donde encontraron a la mujer sobre la cama, ya sin signos vitales

Las imágenes de ese momento, aportadas por el encargado del hotel, permitieron a la policía rastrear a quien conducía el vehículo en ese momento: Ariel Norberto García, de 31 años. Los policías lo rastrearon y ubicaron en la casa de su exesposa, donde se había escondido , en la localidad de Don Bosco, partido de Quilmes.

García será indagado esta tarde por la fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°3 Descentralizada de Florencio Varela, Gisela Verónica Olszaniecki.

Provisionalmente, la causa fue caratulada como "homicidio". Fuentes judiciales dijeron que para que pueda ser tipificado como femicidio es necesario aún comprobar si la víctima y el victimario mantenían una relación previa..

Después de atrapar a Garcia,ayer a la tarde un hombre se acercó a la comisaría 3a. de Quilmes y declaró que era el novio de la joven fallecida en el hotel. Tras una serie de preguntas lo llevaron a reconocer el cuerpo a la morgue e identificó positivamente a Carolina. Las fuentes confiaron que el joven, Alfredo Roldán, declaró que Medina era adicta al "paco" desde hace aproximadamente cinco años. Contó que salía desde hacía un año con la joven y que no sabía nada de ella desde el sábado a las dos de la mañana.

Momento en el que el sospecho se da al fuga del hotel alojamiento

00:31
Video

El testigo, Roldán, dijo que su pareja (que tiene dos hijos, de 6 y 8 años, de una relación previa, y esperaba alumbrar un nuevo hijo en diciembre) se había ido a las 2.30 del sábado "a comprar algo". Y que a la mañana advirtió que no había regresado. Dijo, también, que "por el nombre" no conocía al hombre detenido por el crimen, aunque le habían dicho que vivía, al igual que él y Carolina, en la zona de San Francisco Solano.

La fiscal espera ahora el informe final de la autopsia e indagará al imputado. Olszaniecki recibió al mediodía a la familia de la víctima para brindarles apoyo y ponerlos al tanto del avance de la investigación. Los familiares, según pudo saber LA NACIÓN, se encuentran es estado de shock y con cierta preocupación de que se señale que la joven sufría una adicción "porque no tiene nada ver con lo que pasó".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?