Suscriptor digital

El Gobierno refuerza las gestiones para frenar la "guerra" del tomate con Paraguay

Reynaldo Benítez, con parte de su familia en su chacra donde trabaja en Formosa
Reynaldo Benítez, con parte de su familia en su chacra donde trabaja en Formosa
Mariana Reinke
(0)
17 de octubre de 2018  • 05:52

Tras un reclamo de la Federación Agraria Argentina (FAA) porque Paraguay frenó la importación de tomates de los productores de Laguna Naineck, en Formosa, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino busca frenar al nivel de los cancilleres cualquier escaladadel conflicto.

Ayer, en Montevideo, en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del Mercosur, el canciller Jorge Faurie le planteó a su par paraguayo, Luis A. Castiglioni, la situación generada. El funcionario del vecino país, según se informó, se comprometió a ocuparse del problema.

Según una fuente oficial, las demoras en el otorgamiento de Autorizaciones Fitosanitarias de Importación (Afidi) por parte de Paraguay suelen ser recurrentes y "evidencian que las mismas son empleadas como una herramienta para equilibrar precios y volúmenes, según la estacionalidad de los productos afectados".

Luego del planteo de Faurie, para fin de mes se aguarda un encuentro de vicecancilleres de ambos países y se espera incluir este tema en la agenda.

Por otra parte, el conflicto ya se manejó en el vecino país con el embajador argentino Héctor Antonio Lostri, que pidió la intervención al ministro de Agricultura y Ganadería, a la ministra de Industria y al vicecanciller paraguayo, que también se comprometieron, según Cancillería, a brindar una respuesta a la brevedad.

Crisis

Mientras tanto, los pequeños agricultores siguen esperando una solución, como Reynaldo Benítez, de 54 años. Casado, con siete hijos y diez nietos, vive en Colonia San Juan y conserva una pequeña parcela de seis hectáreas donde trabaja con gran parte de su familia.

Tres de sus hijos ya se fueron de la chacra buscando mejores oportunidades que el tomate: en Buenos Aires uno es kiosquero y los otros consiguieron trabajo en restaurantes.

En diálogo con LA NACION, el productor contó que su situación es desesperante. "Solo vendí 100 cajones a $80 y $100, pero el resto, unos 700 cajones, se pudrió en la chacra porque no había a quién venderle", dijo. Y agregó: "Ahora en Paraguay están pagando hasta $180 el cajón de tomates, pero ya es tarde, ya no tenemos".

Sin mercado, los productores de Formosa dicen que perdieron gran parte de su producción
Sin mercado, los productores de Formosa dicen que perdieron gran parte de su producción Fuente: Archivo

Para Benítez, ahora solo queda mirar hacia delante. "Para el verano con mi familia vamos a plantar poroto manteca, melones, maíz y mandioca; ojalá que la situación mejore", sostuvo.

Según fuentes del Senasa, no hay impedimento sanitario alguno que justifique el freno de Paraguay. Solo habría por parte de Paraguay cuestiones referidas al proteccionismo de sus producciones, algo de "un ámbito meramente comercial".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?