Suscriptor digital
srcset

Algo no salió bien

El monstruo del ciclismo que batió todos los récords, pero "pinchó rueda" en la recta principal

Carlos Manzoni
(0)
19 de octubre de 2018  • 00:56

Apenas tenía siete años cuando su madre le regaló su primera bicicleta. Él fue corriendo a anotarse en una carrera y, al volver, le dijo: "Mamá, yo voy a ser un campeón". Ganó esa vez, como lo haría mil veces más a lo largo de su vida, y llegó a convertirse en el "hombre récord" del ciclismo mundial. Pero Lance Armstrong, que de él se trata, escondía una mentira tan grande como sus triunfos: se valía del dopaje para ganar, hecho por el que fue condenado, inhabilitado de por vida para la práctica del deporte y privado de todos sus títulos.

Lance Edward Gugherson nació el 18 de septiembre de 1971, en la localidad texana de Plano, en el norte de Dallas, Estados Unidos . Su madre, Linda Mooneyham, lo tuvo a los 17 años, y su padre, un maltratador, llamado Eddie Charles Gunderson, los abandonó al poco tiempo. Más tarde ella se casó con Terry Keith Armstrong y le puso su apellido. "No obstante, su educación fue plenamente monoparental. Su madre y él iban a todas partes juntos", cuenta Carlos Arribas, periodista del diario El País, que cubre el Tour de France desde 1995.

Pese a haberse revelado bueno en eso de pedalear más rápido que el resto, empezó su carrera deportiva como nadador, a los doce años. Ahí no le iba nada mal, pero cambiaría su disciplina deportiva al ver un anuncio para participar en un triatlón. Se anotó y ganó fácilmente, sobre todo, por su extraordinario tiempo en bicicleta.

Los logros no tardaron en llegar, con campeonatos nacionales de la modalidad de sprint en 1989 y 1990, cuando solo tenía 18 y 19 años, respectivamente. Pronto quedó claro que su gran talento, la disciplina en la que marcaba las diferencias, era la carrera en bicicleta. Sobre todo después de ganar en 1991 el campeonato de aficionados.

Se convirtió en uno de los corredores más jóvenes en ganar el Campeonato del Mundo en ruta, celebrado en Oslo, Noruega , donde bajo la lluvia dio la sorpresa ante los favoritos. El monstruo del ciclismo Miguel Induráin llegó segundo. "Por solo tres días, es el segundo corredor más joven de la historia en ganar el Mundial, con 22 años menos 20 días, en agosto de 1993. El más joven, el belga Jean Pierre Monseré, falleció cuatro meses después de ganar en 1970 el arcoiris [maillot que se les permite llevar por un año a los ganadores de esa carrera] al chocar contra un coche", recuerda Arribas.

Columna Algo no salió bien, en Lo que el día se llevó

13:22
Video

La temporada 1996 marcaría un antes y un después en la vida de Armstrong. En la primera parte del calendario consiguió ganar la Flecha Valona, en Bélgica , hito que hasta ese momento ningún estadounidense había logrado. Pero en la segunda parte, le descubrieron un cáncer testicular. Luego de la cirugía a la que se sometió, el médico le informó que tenía menos de 40% de posibilidades de sobrevivir.

Según relata Arribas, cuando lo operaron, le extrajeron un testículo, pero antes de esa intervención y de someterse a quimioterapia, congeló esperma y con ese esperma nacieron sus primeros tres hijos. Los otros dos nacieron de su relación con su última pareja.

Armstrong eligió una quimioterapia que a priori no disminuiría su capacidad pulmonar en caso de supervivencia, elección que fue considerada posteriormente como vital para salvar su carrera deportiva. Lance superó su enfermedad y volvió a correr en 1998. "Volvió pesando 15 kilos menos que antes y convertido en un corredor de pruebas por etapa y escalador, cuando antes era especialista en pruebas de un día solo", explica Arribas.

A partir de ahí, "La Lanza" como se lo conocía, no tendría techo. En 1999 ganó el Tour de France, la principal prueba ciclística del mundo. ¿Qué pasó en 2000? Lance ganó el Tour de France. ¿Y si se hace la misma pregunta, pero poniendo 2001, 2002, 2003, 2004 y 2005? La respuesta es la misma: Lance ganó el Tour de France. Logró lo inimaginable, se alzó siete veces consecutivas con la carrera más importante del planeta. No solo eso. En los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 subió al podio tras ganar la medalla de bronce.

Armstrong en acción
Armstrong en acción

Ya separado de su esposa Kristin Richard, inició una relación con la cantante Sheril Crowm. Arribas destaca que, durante sus años de esplendor, pasaba la temporada en una casa antigua de piedra, que se había comprado en Cataluña, en el centro de Girona.

Aquel chico que había recibido su primera bicicleta a los siete años, estaba en la gloria. Había logrado lo que ningún otro ciclista en la historia del ciclismo, eclipsando al mismísimo Induráin. Era el ciclista más famoso del mundo, ganaba millones en premios y publicidad y le llovían nuevos contratos publicitarios. "La Lanza" estaba en su mejor momento. Pero. siempre hay algo que lo arruina todo.

Una larga inspección de la Agencia Antidopaje estadounidense (Usada, por sus siglas en inglés) complicó su "historia perfecta": lo encontró culpable de dopaje. Determinó que Lance usaba EPO (eritoproyetina), una droga que aumenta el oxígeno que llega a los músculos. En octubre de 2012 su carrera se terminó para siempre: fue despojado de todos sus títulos e inhabilitado de por vida para la práctica del deporte.

Comienzan los problemas para Armstrong
Comienzan los problemas para Armstrong

Eddy Merckx, el mejor ciclista de la historia, fue quien introdujo en la vida de Armstrong a una persona clave en su gran descalabro: el médico Michele Ferrari, conocido como "Doctor dopaje". "Antes, se lo había presentado a su hijo ciclista, Axel Merckx, quien es muy amigo de Armstrong. Otro médico que intervino en su dopaje fue el valenciano Luis García del Moral", agrega Arribas.

Unos días después de conocida la dura condena, Armstrong se paró ante las cámaras y dijo: "Todo se ha tratado de una gran mentira que resultó bastante perfecta durante mucho tiempo. No sentía que estuviera haciendo trampas, doparme era parte de mi trabajo". Él quería quedar en la historia como un gran campeón, pero quedó en los libros como el mayor farsante del deporte mundial.

* Si querés ver la columna en vivo, sintonizá los viernes a las 23 Lo que el día se llevó (martes a viernes), por LN+: 715 y 1715 de DirecTV, Cablevisión 19 Digital y analógico/ 618 HD y Flow, Telecentro 705 Digital, TDA 25.3, Telered 18 digital y servicio básico y Antina 6 digital.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?