Suscriptor digital

El yerno de Hélene Pastor, la mujer más rica de Mónaco, ordenó la muerte de su suegra, la segunda fortuna del principado

En una imagen de 2014, una policía se acerca al auto donde fueron asesinados Pastor y su chofer
En una imagen de 2014, una policía se acerca al auto donde fueron asesinados Pastor y su chofer Fuente: AFP
(0)
16 de octubre de 2018  • 19:05

PARÍS.- Wojciech Janowski, antiguo cónsul honorario polaco en Mónaco, ordenó el asesinato de su suegra, la millonaria monegasca Hélene Pastor, admitió hoy su abogado, en un inesperado golpe de efecto después de que el hombre de negocios negara durante años cualquier implicación.

"Wojciech Janowski es culpable de haber ordenado el asesinato de Hélene Pastor. Esas palabras que esperaban de él salen de mi boca", dijo el famoso abogado penalista Eric Dupond Moretti ante la corte de Aix-en-Provence (sudeste de Francia ), donde se desarrolla el juicio desde mediados de septiembre.

Frente a su cliente, que rompió en llanto, Dupond Moretti aseguró sin embargo que Janowski no ordenó la muerte del chofer de la millonaria, Mohamed Darwich, que falleció tiroteado junto a Pastor.

Hélene Pastor cayó en una emboscada en 2014 a la salida de un hospital de Niza (sudeste de Francia), donde visitaba a su hijo, Gildo Pallanca-Pastor, víctima de un grave accidente cerebro vascular. Un hombre armado con un fusil disparó e hirió gravemente a la millonaria, de 77 años, y a su chofer egipcio, de 54.

Este último murió días después, mientras que Pastor, heredera de un imperio inmobiliario cuya fortuna está valorada en 12.000 millones de euros, falleció unas semanas después.

Rápidamente, su yerno, Wojciech Janowski, apareció como uno de los principales sospechosos.

Dupond-Moretti explicó ante la corte que su cliente ordenó el asesinato de su suegra para proteger a su pareja, Sylvia Ratkowski, la hija de Hélene Pastor, a quien según él su madre maltrataba psicologicamente.

Fue justamente ése el móvil que había dado Janowski, que en un primer momento había confesado el crimen ante la policía, antes de retractarse alegando que no había entendido bien lo que le habían preguntado.

La acusación de la fiscalía, que pidió la perpetuidad, apuntaba a que el móvil del asesinato era financiero y que Janowski ordenó el asesinato de su suegra para obtener la parte de la herencia destinada a Sylvia Ratkowski.

Contra el entrenador deportivo de Janowski, Pascal Dauriac, a quien el exconsul encargó la tarea de organizar el crimen, la fiscalía pidió una pena de 30 años de cárcel.

Dauriac es uno de los únicos entre los diez acusados en haber reconocido desde el principio su implicación en la planificación del doble asesinato.

Hélene Pastor era una de las herederas de un imperio inmobiliario monegasco fundado por su abuelo italiano Jean-Baptiste, procedente de una familia pobre de Luguria (Italia), y desarrollado luego por su padre, Gildo.

La familia dibujó en gran parte el paisaje del principado, al construir inmuebles de viviendas y oficinas durante décadas.

Agencia AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?