Lara Bernasconi presenta a su hijo Iñaki en una producción exclusiva

En el primer posado con su heredero, la exmodelo habla de maternidad y de su relación con Federico Álvarez Castillo: "¡Ni loca me pongo a pensar en casamiento! Ahora, lo que nos queda por delante es disfrutar de lo que construimos juntos", dice.
En el primer posado con su heredero, la exmodelo habla de maternidad y de su relación con Federico Álvarez Castillo: "¡Ni loca me pongo a pensar en casamiento! Ahora, lo que nos queda por delante es disfrutar de lo que construimos juntos", dice. Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo
María Güiraldes
(0)
19 de octubre de 2018  • 15:39

Está contenta y se nota. Desde hace tiempo que el sol brilla con fuerza para Lara Bernasconi (40), quien en abril del año pasado se convirtió en madre por primera vez con Federico Álvarez Castillo (59). Juntos desde hace cuatro años, la modelo está feliz con su presente, que por estos días se reparte entre Iñaki, su hijo adorado, Quiu, la marca de decoración y lifestyle que creó con Federico y que acaba de lanzar, y el Banco de Alimentos de Tucumán, la institución con la que colabora desde hace mucho tiempo.

La beauty tucumana aceptó la invitación de ¡Hola! Argentina a pasar una tarde de campo y fierros en Pilará, el club donde suele compartir programas "de a caballo" con su bebito y paseos en los autos clásicos que colecciona su pareja. "Cada vez que le digo algo a Iñaki, pienso bien las palabras que voy a usar. Quiero que tenga una mente sana y si bien la maternidad es todo lo que soñé, y más, también es una responsabilidad muy grande", dice Lara.

"Todas las mañanas le doy un beso y le dedico una sonrisa. Si bien él tiene un carácter divino y arranca de muy buen humor, para mí es importante que su despertar sea dulce, feliz. Me importa que la vida de Iñaki tenga magia, que sus días sean lindos. Me propuse ser así como mamá y creo que lo voy logrando".

-¿Qué fue lo que más te sorprendió de la maternidad?

-La paciencia que desarrollás y la energía que tenés aun cuando dormiste cuatro horas. Alzarlo a Iñaki y verlo reír es lo mejor del mundo. Esa sensación de felicidad plena que te toma por completo no me la imaginaba. Me sorprende el amor que siento por nuestro hijo y por la familia que logramos formar con Fede.

-¿Cuál fue tu mayor aprendizaje?

-Aprendí lo importante que es estar tranquila y en eje. Si bien es un desafío enorme, es muy importante porque en el momento en que te convertís en mamá, tus decisiones ya no impactan solamente en vos, sino que empiezan a repercutir en otros.

-¿Cómo es Iñaki?

-Observador. Llega a un lugar y mira todo. Es sociable, alegre, gracioso y muy decidido. Es un chiquito cariñoso: si me da un beso a mí, también le da un beso a su papá. Tiene mucha energía, es determinado y sabe bien lo que quiere.

Iñaki nació en abril de 2017. "Es un chico muy motivado, porque tiene tres hermanos mayores [Josefina, Luna e Indalecio] y padres grandes", dice su mamá, mientras él se divierte con los mini tacos de polo que le regalaron hace unos meses.
Iñaki nació en abril de 2017. "Es un chico muy motivado, porque tiene tres hermanos mayores [Josefina, Luna e Indalecio] y padres grandes", dice su mamá, mientras él se divierte con los mini tacos de polo que le regalaron hace unos meses. Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

-¿Qué sacó de vos y qué de tu marido?

-La rapidez y la determinación las sacó de Federico; lo espontáneo, cariñoso y sociable, de mí.

-¿Cómo es su rutina?

-Todas las mañanas lo llevo y lo traigo al jardincito. Está en plena adaptación y hoy se bajó y se fue directo a la clase... ¡Yo no existí más! Me encanta porque significa que es un chiquito autónomo. Después, él duerme la siesta y yo me pongo a trabajar hasta que él se levanta. De ahí en más, me dedico por completo a él.

-Ahora que sos madre, ¿qué entendiste de tus padres?

-Que hicieron lo que pudieron. Es tan sencillo como eso. También creo que los padres te crían y después es tu deber hacerte cargo de tu historia y de tus decisiones.

-¿Qué le dirías a una amiga que está con ganas de formar su familia?

-Que uno tiene que aportar amor y armonía. No sólo a la pareja, sino también a la familia. Después, hay que aprender a no exigirle al otro eso que no puede dar e intentar que nadie salga herido por lo que uno hizo o dijo.

Lara, su marido Federico Alvarez Castillo y el pequeño Iñaki en la presentación de la nueva camiseta de Ellerstina.
Lara, su marido Federico Alvarez Castillo y el pequeño Iñaki en la presentación de la nueva camiseta de Ellerstina. Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

-Federico es un padre experimentado (tiene tres hijos mayores que Iñaki) y un abuelo flamante.

-Es el mejor papá del mundo. Lo motiva mucho a Iñaki. Y eso es porque tiene experiencia. Lo lindo de tener una pareja que ya es papá es que, como madre primeriza, te aporta mucha tranquilidad.

-¿Planean casarse?

-Ni idea. En estos cuatro años juntos hicimos tanto que prefiero descansar. ¡Ni loca me pongo a pensar en eso! Ahora, lo que nos queda por delante es disfrutar de lo que construimos juntos.

LA VIDA SIMPLE

Antes de la llegada de Iñaki, Lara y Federico ya estaban embarcados en un proyecto juntos: Quiu, una marca de muebles y cosas para el hogar. "Era una propuesta que faltaba en el mercado local. Creemos que ya no tiene sentido comprarse cosas carísimas. Nuestra marca nació con la idea de que puedas elegir algo bueno y cuyo precio no te parezca injusto. Son cosas lindas, cancheras y atemporales, que no pasan de moda", explica Lara, tras la inauguración -el jueves 11, por la mañana- en su flamante tienda sobre la calle Dardo Rocha, frente al hipódromo de San Isidro.

-Una cosa es trabajar en la trastienda y otra muy distinta es saber que, una vez abiertos, hay que vender.

-Me tengo muchísima fe. Trato de fluir y de pensar en positivo. En la vida hay que seguir para adelante, avanzar, ser positivo. Estoy entusiasmadísima con Quiu, tenemos un equipo muy trabajador y eso me da confianza.

-Mientras creaban la marca, te convertiste en mamá. ¿Cómo balanceás el trabajo y la maternidad?

-Si bien trabajo desde los 14 y me mantengo desde los 17, hoy, mis prioridades son mi hijo y la familia que formamos con Fede. Tener un equipo que funciona me permite manejar mis tiempos con flexibilidad y eso es clave para mí en este momento.

-¿Qué te llevó a volver al ruedo "laboral"?

-Me gusta trabajar. Disfruto de tener la mente ocupada, pensar en otras cosas y ser dueña de mi independencia. Mi viejo nos enseñó a mis hermanos y a mí que hay que ganarse lo de uno. Él quería que los tres tuviéramos esa ética de trabajo. Y lo logró.

Durante una tarde de campo y fotos en Pilará, Lara e Iñaki combinaron la pasión por los "fierros" con el contacto con la naturaleza y los caballos. Madre e hijo llegaron a la producción a bordo de un Aston Martin Ulster de colección, propiedad de Federico Álvarez Castillo.
Durante una tarde de campo y fotos en Pilará, Lara e Iñaki combinaron la pasión por los "fierros" con el contacto con la naturaleza y los caballos. Madre e hijo llegaron a la producción a bordo de un Aston Martin Ulster de colección, propiedad de Federico Álvarez Castillo. Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

Producción: Victoria Miranda / Maquillaje: Sol Carreras, para Estudio Dúo con productos Urban Decay / Peinado: Edie Rodríguez para Cerini / Agradecimientos: Etiqueta Negra y Pilará.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?