Suscriptor digital

Trump le da un respiro al príncipe saudita, pero la intriga no cede

Habló con Mohammed ben Salman, que le dijo que ignora lo que pasó con el periodista desaparecido; revelan lazos entre cinco sospechosos y el heredero del trono
Habló con Mohammed ben Salman, que le dijo que ignora lo que pasó con el periodista desaparecido; revelan lazos entre cinco sospechosos y el heredero del trono Crédito: DPA
(0)
17 de octubre de 2018  

WASHINGTON.- Mientras la policía turca afirmó ayer tener "pruebas certeras" de que el periodista Jamal Khashoggi, desaparecido tras ingresar al consulado saudita en Estambul, fue asesinado, el presidente Donald Trump le dio oxígeno al príncipe heredero saudita, Mohammed ben Salman, en el centro de las sospechas por el caso que sacude las relaciones de las potencias con el reino.

Preocupado por la gravedad del caso, Trump habló ayer con el príncipe heredero, que le afirmó que no sabía nada sobre qué sucedió con el periodista saudita que escribía para el diario The Washington Post.

"Me dijo que no estaba al tanto de lo que pasó. Me aseguró que las investigaciones serán completas, que ya comenzaron en profundidad y que se ampliarán con resultados a corto plazo", escribió Trump en Twitter. El mandatario señaló luego que la acusación a Arabia Saudita es otro caso de "culpable hasta que se demuestre que es inocente".

Trump contó que en el momento de la conversación con Mohammed el príncipe estaba junto al secretario de Estado, Mike Pompeo. En Riad, el funcionario sonrió y estrechó las manos del rey y el heredero, que lo recibieron cálidamente apenas horas después de que un equipo forense turco diera por concluida la búsqueda de evidencias en el consulado en Estambul.

"Somos fuertes y antiguos aliados. Enfrentamos nuestros desafíos juntos: en el pasado, hoy y mañana", sostuvo el príncipe ante Pompeo, que en principio solo iba a reunirse con el rey, Salman ben Abdulaziz.

Khashoggi, residente en Estados Unidos y destacado crítico del poderoso príncipe, desapareció el 2 de octubre tras entrar al consulado para obtener unos documentos matrimoniales. Funcionarios turcos indicaron que creen que fue asesinado allí y que su cuerpo fue descuartizado para retirarlo del lugar, según una fuente citada por la CNN.

Además, The New York Times reveló que uno de los sospechosos identificados por Turquía en la desaparición de Khashoggi fue una compañía frecuente del príncipe heredero: fue visto bajar de aviones en París y Madrid y fotografiado como guardia permanente durante sus visitas de este año a Houston, Boston y Nueva York. Otros tres sospechosos, según informó el diario, están vinculados por testigos y otros registros a la seguridad de Mohammed, mientras que un quinto es un médico forense con un cargo en el Ministerio del Interior.

Si como dicen las autoridades turcas estos hombres estuvieron presentes en el consulado en Estambul, podrían proporcionar un vínculo directo entre lo que le pasó a Khashoggi y Mohammed.

Las denuncias se conocieron poco después de que investigadores turcos y sauditas registraron el consulado anteanoche durante nueve horas. Un alto funcionario turco dijo que la policía encontró "pruebas certeras" del asesinato, aunque no brindó más detalles.

La policía turca dijo en privado que Khashoggi fue asesinado en el consulado el mismo día que ingresó para tramitar los documentos para casarse con su novia turca, Hatice Cengiz. Arabia Saudita había dicho previamente que Khashoggi dejó el edificio con vida, pero Cengiz afirmó que nunca lo volvió a ver.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reveló ayer que la policía había encontrado en el consulado posibles rastros de "sustancias tóxicas" sobre los que se había pintado encima. Según el diario Milliyet, Erdogan dijo en un mensaje dirigido a su partido en el Parlamento que la policía seguía trabajando intensivamente para averiguar qué pasó exactamente en el consulado.

El caso provocó una protesta internacional contra Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, que para la semana próxima tiene en marcha una gran conferencia internacional para empresarios conocida como "Davos en el desierto", que se había convertido en la principal muestra para promocionar los planes de modernización del príncipe heredero.

Las autoridades turcas afirman tener un audio grabado que indicaría que Khashoggi fue asesinado dentro del consulado, dijeron un funcionario y una fuente de seguridad turcos, y ya compartieron sus pruebas con países como Arabia Saudita y Estados Unidos. Las fuentes no aportaron más detalles.

El sábado pasado, Trump había amenazado con un "castigo severo" a Riad si se demostrara que Khashoggi fue asesinado en el consulado, aunque descartó la cancelación de varios acuerdos armamentísticos. Los aliados europeos instaron a "una investigación creíble".

Agencias AP, ANSA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?