Suscriptor digital

Crecieron los puestos de trabajo, pero son más precarios

En el segundo trimestre aumentaron un 2%, según el Indec
En el segundo trimestre aumentaron un 2%, según el Indec
Francisco Jueguen
(0)
17 de octubre de 2018  

Los técnicos que calculan, entre otras cosas, el producto bruto interno (PBI) de la Argentina ratificaron ayer -luego de la difusión de los datos de empleo semanas atrás- cuál era la tendencia del mercado laboral en el segundo trimestre de este año: la cantidad de puestos de trabajo en el país creció con relación a un año atrás, pero la calidad de estos empeoró claramente.

La Dirección de Cuentas Nacionales del Indec publicó ayer su informe sobre Cuenta de generación del ingreso e insumo de mano de obra, que -en uno de sus muchos apartados- ratificó la tendencia que mostró la Encuesta Permanente de Hogares, que procesa el mismo organismo.

Según estimó, la cantidad de puestos de trabajo entre el segundo trimestre de 2017 y el mismo período de este año creció 2%. A diferencia de la medida de cantidad de trabajadores, la de cantidad de puestos de trabajo puede incluir el llamado pluriempleo (personas que tienen varios trabajos en un momento porque no logran sobrevivir con uno). La cantidad de puestos de trabajo en el país llega a 20.419.000.

Sin embargo, el detalle muestra otra de las tendencias que había reflejado también el informe del instituto sobre el mercado de trabajo. La tasa de crecimiento del empleo independiente o no registrado crece por encima del formal registrado, el que mayormente impulsa el Gobierno.

Los puestos de trabajo asalariado mostraron un alza interanual de 1,4% en el período analizado. Dentro de ese grupo, los asalariados registrados avanzaron 0,9%, mientras que los no registrados (el comúnmente llamado trabajo en negro) crecieron 2,7%. Sin embargo, el número que tuvo el aumento más significativo fue el de puestos de trabajo no asalariados (los llamados cuentapropistas o aquellos que hacen changas y no tienen un sueldo). Este segmento de trabajadores mostró un alza de 3,9%.

El último termómetro del desempleo en la Argentina (también el del segundo trimestre) había reflejado a mediados de septiembre un avance del desempleo (a 9,6%). Sin embargo, se registró no porque no se incrementara la cantidad de ocupados -algo que de hecho sí ocurrió-, sino porque la tasa de actividad (el porcentaje de aquellos que salen a buscar trabajo) había sido más alta que la tasa de ocupación. Traducido: más gente salió a buscar trabajo en un mercado que no logró absorber tal demanda.

El total de desocupados, si se proyectan las cifras del Indec (los 31 aglomerados relevados) a todo el país fue entonces de 1,9 millones. Sin embargo, las personas con problemas de empleo en la argentina (si se suman desocupados, subempleados y ocupados demandantes) era aún mayor y llegaba a 7,5 millones. Para todos los actores, las expectativas a futuro son más preocupantes.ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?