Suscriptor digital

Juegos Olímpicos de la Juventud: Brian Arregui, el chico que se crió a los golpes, fue papá a los 17 y ya tiene una medalla de oro

Brian Arregui, el chico que se crió a los golpes.
Brian Arregui, el chico que se crió a los golpes.
Fernando Vergara
(0)
17 de octubre de 2018  • 14:30

Brian Arregui se subió a la ola dorada de este miércoles: se consagró campeón de la categoría -69 kilos de boxeo de los Juegos Olímpicos de la Juventud al vencer en el combate final al marroquí Yassine Elouarz por 5-0. El final fue a pura emoción sobre el ring del Pabellón Oceanía del Parque Olímpico.

Crecer a los golpes, con los puños arriba. A los ocho años Arregui perdió a su padre, a los nueve empezó a boxear, a los doce ya competía, a los 17 fue papá y a los 18 se llevó la presea de oro en Buenos Aires 2018. Así de intensa es la historia de este juvenil que hoy se ganó un lugar destacado en la historia del boxeo argentino.

Fiel a su estilo agresivo, Brian no dejó dudas a los jurados de su superioridad ante el movedizo marroquí. Plantado en el centro del ring, marcó claras diferencias con lo directos de derecha y los voleados de izquierda. Durante los tres rounds sostuvo mucho intensidad e hizo valer la buena condición con la que llegó a la máxima cita deportiva.

"Me crié a los golpes", contaba Arregui antes de los Juegos, y sonreía con picardía. "Pudimos ganar, lo importante es que soy campeón olímpico; se veía que el rival era complicado", dijo instantes después de la pelea que lo consagró.

Brian Arregui y su gran desempeño en los Juegos Olímpicos de la Juventud.
Brian Arregui y su gran desempeño en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Fuente: LA NACION - Crédito: Buenos Aires 2018

Nacido el 15 de enero de 2000, Brian nunca ocultó que el peor momento lo vivió cuando murió Raúl, su padre, un obrero agrícola de la ciudad de Villaguay, su humilde cuna, ubicada en la frontera norte de la pampa húmeda. No recuerda casi nada de Raúl pero lleva su imagen tatuada en el pecho. Para él, la familia es sagrada. Es el menor de cuatro hermanos. Sus primos lo llevaron por primera vez al gimnasio, a saltar la soga y después a calzarse los guantes. Hacía poco que había fallecido Raúl y él tenía que descargar la tristeza y la furia.

Brian Arregui besa a su hija Briana después de consagrarse.
Brian Arregui besa a su hija Briana después de consagrarse.

Brian tiene una hija de un año, Briana. A diario lucha para que nada le falte. Tiene varios sostenes: Paola, su novia, además es la hija de su legendario entrenador, Darío Pérez, con quien empezó a practicar en Villaguay. Metódico, aplicado, Arregui fue abanderado en el colegio y sueña con estudiar el profesorado de educación física.

Arregui, la figura del plantel argentino de boxeo, está en el equipo desde que se inició el proyecto para Buenos Aires 2018. Los primeros recuerdos lo trasladan a los entrenamientos iniciales en La Rioja en 2013. También, a diferencia de Victoria Saputo y Mirco Cuello, los otros integrantes, Brian no logró la clasificación directa en el certamen continental que se disputó en Colorado Springs, sino que ingresó mediante la plaza directa que le otorgó el Comité Olímpico Argentino.

Brian Arregui y su gran desempeño en los Juegos Olímpicos de la Juventud.
Brian Arregui y su gran desempeño en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Fuente: LA NACION - Crédito: Buenos Aires 2018

Ya en 2018, Arregui participó en el Ringside World Championships, un torneo prestigioso y legendario desarrollado en Missouri, Estados Unidos. Una competencia que supo reunir a boxeadores que luego se consagraron. Allí, el entrerriano fue campeón y su actuación le valió que varios promotores del mundo posaran sus ojos en él. Entre otros, el reconocido Bob Arum.

En una de las tribunas del Pabellón Oceanía estuvo presente Marcos Chino Maidana, el ex boxeador que fue campeón superligero y welter de la AMB (Asociación Mundial de Boxeo). "Brian hizo una gran pelea y se merece esta medalla de oro. Es un buen proyecto para nuestro deporte. Y la Argentina puede estar tranquila: en nuestro país siempre hay un buen semillero", consideró el oriundo de Margarita a LA NACION.

"Yo soy de ir para adelante. Ir al 'dame que te doy'. No soy un estilista", se define arriba del cuadrilátero. Es bravo. Pega con el alma al hacer guantes, corre en la cinta y castiga la bolsa. No tuvo más remedio que crecer de golpe y dando golpes a diestra y siniestra. Se entrenó duro y, por su temprana madurez, lo nombraron capitán de los 'Pitbulls', el joven equipo argentino de boxeo. Hoy, vive la alegría inmensa de un oro que ya perseguía en sus sueños.

Por los Juegos Olímpicos de la Juventud, hace 10 meses ya que Brian se concentró sin descanso en el Cenard. Admirador del argentino Brian Castaño y del mexicano Canelo Álvarez, campeón mundial mediano de la AMB y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Arregui hace su camino con bajo perfil.

Arregui se vistió de gloria. Asegura que espera ansioso el momento de regresar a Villaguay para visitar a su madre, a quien ayuda con su beca del Enard, y a sus hermanos. Su mamá es su vida y le debe todo lo que tiene, confiesa. Hacia Entre Ríos le llevará su medalla de oro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?