Suscriptor digital

El detenido por matar a la embarazada en el hotel alojamiento había sido condenado por robo

García se negó a declarar ayer ante la fiscal, que lo indagó por el homicidio y también por aborto, ya que la víctima perdió el embarazo de seis meses que cursaba.
García se negó a declarar ayer ante la fiscal, que lo indagó por el homicidio y también por aborto, ya que la víctima perdió el embarazo de seis meses que cursaba. Crédito: Google maps
(0)
17 de octubre de 2018  • 16:13

Ariel Norberto García, el principal sospechoso del crimen de Carolina Estefanía Medina, la joven de 25 años, embarazada de seis meses, asesinada en un hotel alojamiento de Florencio Varela, fue condenado por robo en 2011. Según pudo confirmar LA NACIÓN de fuentes judiciales , García fue procesado el 17 de julio de 2014 por robo agravado por su comisión con arma a dos años y seis meses de prisión cuya ejecución se dejó en suspenso. Además, esta mañana, el Juzgado de Garantías N°8 confirmó su detención por el crimen a Carolina.

El Tribunal en lo Criminal N°4 del Departamento Judicial de Quilmes; integrado por los jueces Andrea Calaza, Alberto Ojeda y Mario Caputo, resolvió por unanimidad que García fue el autor de un robo efectuado el 30 de mayo del 2011. Al imputado de asesinar a Medina se le impuso fijar un domicilio y quedar bajo custodia del patronato de liberados zonal. Según confiaron fuentes judiciales a este diario, García en ese expediente declaró que era mecánico.

La trágica trama comenzó el sábado a las 9.45 cuando García ingresó junto a Medina en el Hotel Susurros, situado en Humaitá 2173, en un Ford Focus. Unas horas más tarde, el sospechoso salió intempestivamente del estacionamiento, rompió la barrera del establecimiento y se perdió por las calles de Florencio Varela. El recepcionista del hotel llamó al 911. Cuando llegaron los policías se dirigieron a la habitación 10. Al abrir la puerta se toparon con una escena inesperada: una mujer, con un avanzado embarazo, semidesnuda y acostada en la cama sobre un enorme charco de su propia sangre.

Momento en el que el sospecho se da al fuga del hotel alojamiento

00:31
Video

La policía bonaerense detuvo el lunes al sospechoso después dar a conocer las imágenes de las cámaras de seguridad donde se ve al Focus huyendo del hotel. El padre de García reconoció su auto en las filmaciones que trasmitió la televisión y se comunicó con la policía. Aportó datos sobre el posible paradero de su hijo y, según fuentes judiciales, García, de 31 años, se encontraba escondido en la casa de un familiar, en Quilmes.

Ayer se conoció el resultado de la autopsia de Medina. Según pudo confirmar LA NACIÓN, la mujer murió desangrada luego de un trauma severo en la región genital que la destrozó por dentro. El informe preliminar de la autopsia señaló que Medina falleció por un "shock hipovolémico por trauma en la zona del periné" provocado por la introducción de un objeto que, con violencia, le "destruyó por completo el aparato reproductor, urinario y digestivo". Los investigadores no descartan que ese trauma haya sido producido con el pico de una botella de cerveza que desapareció de la escena del hecho.

En tanto, García se negó a declarar ayer ante la fiscal Gisela Verónica Olszaniecki, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°3 Descentralizada de Florencio Varela, que lo indagó por el homicidio y también por aborto, ya que la víctima perdió el embarazo de seis meses que cursaba.

Fuentes judiciales dijeron que para que pueda ser tipificado como femicidio es necesario aún comprobar si la víctima y el victimario mantenían una relación previa.
Fuentes judiciales dijeron que para que pueda ser tipificado como femicidio es necesario aún comprobar si la víctima y el victimario mantenían una relación previa.

Alfredo Roldán, que convivía con Medina, dijo a la policía que su pareja se había ido a las 2.30 del sábado y le había dicho que iba "a comprar algo". Él, dijo, se quedó descansando, al cuidado de los dos hijos de Carolina (una nena de 8 y un varón de 6). Admitió, en esa declaración, que la joven era adicta al "paco" desde hacía aproximadamente cinco años.

Los investigadores del caso no descartan que la eventual compra de sustancias ilegales haya sido el objetivo de la salida de la mujer a la madrugada y, quizás, lo que la llevó a cruzarse con García. Porque, según relataron fuentes del caso, en la escena del crimen se encontraron dos envoltorios de nailon negro que presumiblemente es donde se guarda paco, pero todavía no sé sabe exactamente si es.

Según fuentes judiciales, el imputado entregó el auto ayer a última hora para y está siendo sometido a peritajes. La familia de la víctima ya recibió el cuerpo de Medina y esta mañana la velaron en la localidad de San Francisco Solano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?