Suscriptor digital

Río Gallegos: el joven gitano atacado sexualmente sigue en estado crítico

Crédito: Horacio Córdoba
Mariela Arias
(0)
17 de octubre de 2018  • 17:47

RÍO GALLEGOS.- Mientras Alfonso Jancovich, el joven gitano de 32 años que sufrió un feroz ataque sexual que le destruyó varios órganos internos, lucha por su vida internado en el Hospital Regional de esta ciudad, la policía santacruceña detuvo ayer a otros dos sospechosos de haber participado del brutal ataque que tiene conmocionada a la comunidad gitana de esta ciudad.

"Alfonso tiene un cuadro de infección, pero bajó la fiebre, lo que es un punto a favor. Tiene líquido dentro del cerebro por los golpes sufridos y tuvieron que ponerle un drenaje por la infección en el abdomen, producto del empalamiento sufrido", detalló a LA NACION Jesús Triarco, primo del joven atacado, al compartir el parte médico brindado ayer.

"Sigue en estado crítico, pero, como dijo el doctor, Alfonso no tiró la toalla; es una persona sana, nunca tuvo una enfermedad", detalló Triarco.

Jancovich, que padece un retraso madurativo, es conocido y querido por mucha gente en la ciudad. Por su condición, apenas logró aprender un poco de español y algo del dialecto zíngaro, pero se relaciona con mucha gente que lo saluda en la ciudad. Hace diez días sufrió un ataque sexual por parte de unos indigentes que lo dejaron abandonado, desangrándose. Su familia logró localizarlo casi 24 horas después de iniciada su búsqueda.

"Alfonso sigue dando batalla y aferrándose a la vida; estamos esperando un milagro de Dios", dijo su primo, que agradeció tanto a la policía, por la búsqueda, como al Hospital Regional, por la atención médica y humana.

En tanto, el grupo de operaciones especiales (GOE) de la policía provincial arrestó a dos sospechosos de haber intervenido en el brutal ataque.

Esos dos detenidos quedaron a disposición de la jueza de instrucción Marcela Quintana, que instruye la causa, caratulada como investigación por abuso sexual. En la pesquisa colabora el personal de la comisaría 2ª, donde se recibió la primera denuncia por la desaparición de Alfonso.

Odio racial

Con los dos sospechosos detenidos ayer suman cuatro los hombres puestos a disposición de la Justicia por este caso; el quinto imputado, identificado por fuentes oficiales como Pablo Vito, se mantiene prófugo.

Las detenciones fueron conseguidas luego de allanamientos realizados en domicilios cercanos al predio donde fue encontrado malherido Alfonso.

La familia del gitano está convencida de que el ataque tiene un fuerte componente de odio racial. El joven ya había sido atacado en otra oportunidad por estas mismas personas, que entonces le habían quitado sus pertenencias.

El hecho causó conmoción en la amplia comunidad gitana de la ciudad, que anteayer, en un suceso inusual para sus integrantes, marchó por las calles del centro de esta ciudad para reclamar justicia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?