Suscriptor digital

Pedirán la detención de un sospechoso por el asesinato de un chico en la plaza de Villa Devoto

Los amigos de la víctima y un mensaje tras el homicidio
Los amigos de la víctima y un mensaje tras el homicidio Crédito: Twitter
(0)
17 de octubre de 2018  • 18:46

La fiscal en lo criminal y correccional Cristina Caamaño pedirá en las próximas horas la detención del principal sospechoso del homicidio de Jonathan Jeremías Maldonado, el adolescente de 17 años asesinado el domingo a la madrugada de un puntazo en el tórax, en la plaza Arenales, de Villa Devoto.

Se trata de un joven de 18 años que hasta el día de los hechos trabajaba en un local de venta de hamburguesas situado a metros de la escena del crimen. Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes con acceso al expediente. El juez Jorge López deberá definir si hace lugar o no a lo solicitado por la fiscal Caamaño en su dictamen.

La víctima
La víctima

Según las fuentes consultadas, la intención de la fiscal Caamaño es que declaren como testigos los efectivos de la Policía de la Ciudad que patrullaban la zona poco antes de la gresca mortal y que, ante el pedido de intervención de un grupo de jóvenes por las presuntas intimidaciones de otros, solo atinaron a aconsejarles a los solicitantes "que se fueran de la plaza".

Allegados a la víctima, en cambio, sostuvieron que la gresca se inició por la pelea entre dos chicas, que se extendió al resto de los grupos. Y que en esa situación, Joni, como llamaban a Maldonado, fue apuñalado.

"El grupo donde estaba el ahora imputado celebraba un cumpleaños en la plaza Arenales. Eran todos compañeros de trabajo. En eso estaban hasta que llegó otro grupo de jóvenes, entre los que estaba Maldonado, que habría comenzado a provocarlos. Antes de que la pelea entre los dos grupos terminara en homicidio pasó un patrullero de la comisaría de la zona y ante el llamado de una joven, que les advirtió de eventuales provocaciones del otro grupo, el personal policial les aconsejó que se fueran ", afirmó una fuente del caso.

Según explicaron las fuentes, los investigadores del homicidio pudieron reconstruir que después de que se fue el patrullero, el grupo que integraba el imputado se corrió unos metros para separarse de los otros con los que habían tenido el altercado. Pero la situación se repitió.

"Hubo una llamada al 911. Llegó personal policial, que dispersó a los dos grupos. Pero, un rato después, las provocaciones continuaron y hubo una pelea hasta que el ahora imputado le dio un puntazo a Maldonado", sostuvieron fuentes judiciales. Todavía no se determinó con qué objeto se produjo el ataque. Pudo haber sido una navaja, se informó.

Después de eso, según fuentes policiales, un móvil de la comisaría de la Comuna 11 acudió convocado por el personal del Hospital Zubizarreta (que está situado enfrente de la plaza Arenales) por la presencia de una persona herida de gravedad. Mientras la víctima era ingresada en el quirófano, donde finalmente murió, los policías comenzaron a recabar testimonios.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?