Suscriptor digital

El Gobierno ofrece 500 mil pesos a quien aporte información sobre el paradero de Sheila Ayala

La niña de 10 años fue vista por última vez el domingo, mientras jugaba en un predio cerrado de San Miguel
La niña de 10 años fue vista por última vez el domingo, mientras jugaba en un predio cerrado de San Miguel
(0)
17 de octubre de 2018  • 20:48

Una niña de 10 años es intensamente buscada desde el domingo pasado cuando fue vista por última vez en la puerta de su casa del barrio Trujuy, en el partido bonaerense de San Miguel. Fue ofrecida una recompensa de $500.000 por datos que ayuden a encontrar a la menor. Se investiga desde un problema familiar a un posible caso de trata de persona, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Sheila Alejandra Ayala, de 1,50 metros, tez morena, cabello hasta la cintura y contextura delgada, quien desapareció cuando jugaba en la puerta de la casa de su padre, con el que vive desde hace un tiempo en un barrio que limita con el partido de Moreno, según consignó la agencia Télam.

El juez y el fiscal que entienden en la causa convocaron ayer a sus padres para tomarles declaración testimonial, sin que trascendiera el contenido de sus dichos.

El domingo a la tarde su papá realizó la denuncia e inmediatamente la policía bonaerense comenzó a trabajar en el barrio para dar con el paradero de la niña; incluso detectaron en una cámara de seguridad el paso de una menor, pero los progenitores de Sheila desestimaron que se tratara de su hija.

"Los vecinos y la familia del papá dicen que una persona mayor se acercó y la llamó por su nombre, que ella le dijo 'tía' y se fue", explicó a la prensa Yanina, mamá de la menor.

En ese sentido, la mujer señaló que el padre de Sheila tiene la tutela de su hija, que sospecha que quien la llevó puede ser un "allegado a su expareja" y que no tiene una descripción de la ropa que usaba la nena al momento de desaparecer.

"Yo lo único que quiero es que aparezca Sheila, si la persona que se la llevó tiene miedo que la entregue al 911. Es alguien que la conocía quien se la llevó", agregó la mujer.

Por su parte, el padre de la niña sostuvo que podría "ser conocida de la madre" la persona que se llevó a la menor. Desde hace un tiempo, y según contaron amigos y familiares, los padres de Sheila mantienen una disputa por la tenencia de la menor y por el cobro de la Asignación Universal por Hijo (AUH), e incluso hay acusaciones cruzadas por abuso de drogas por parte de la madre y problemas con el alcohol por parte del padre.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?