Suscriptor digital

Tortura y decapitación: la trama sobre el periodista saudita complica más al reino

Forenses turcos trabajaron ayer en el consulado saudita en Estambul en busca de evidencias
Forenses turcos trabajaron ayer en el consulado saudita en Estambul en busca de evidencias Fuente: AFP - Crédito: Ozan Kose
Las nuevas revelaciones de Turquía apuntan a un macabro asesinato de Khashoggi y dejan bajo presión al príncipe heredero; Trump tomó con cautela la versión del gobierno de Erdogan
Rafael Mathus Ruiz
(0)
18 de octubre de 2018  

El periodista habría muerto en siete minutos, según le dijo al sitio Middle East Eye otra fuente que dijo haber escuchado las grabaciones. El brutal relato sobre lo que le habría pasado a Khashoggi en el consulado fue hecho por el gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan ayer, a través de un diario -la prensa en ese país está sujeta a un férreo control oficial- y de filtraciones a medios norteamericanos de funcionarios turcos, que dijeron tener todo grabado.

Las nuevas revelaciones le imprimieron un giro macabro a la trama de la desaparición de Khashoggi, un columnista crítico de la casa real saudita que fue visto por última vez dos semanas atrás, cuando ingresó al consulado de Arabia Saudita en Estambul en busca de un documento que certificara su divorcio para poder casarse con su novia turca.

El gobierno de Erdogan filtró la información el mismo día que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, aterrizó en Ankara proveniente de Riad. La movida pareció diseñada para elevar la presión sobre el gobierno de Donald Trump y la familia real saudita para que brinden respuestas sobre qué ocurrió con Khashoggi, un insider de la casa del rey Salman devenido en columnista crítico en The Washington Post, cuya desaparición desató indignación en Occidente.

Un rato después de que se conoció la filtración turca, sentado en el Salón Oval de la Casa Blanca, Trump tomó con cautela la versión del gobierno de Erdogan, al indicar que había pedido la grabación y poner en duda su existencia. "La pedimos. Si es que existe", dijo a la prensa. "No estoy seguro de que exista. Probablemente sí. Posiblemente".

El escándalo por la desaparición de Khashoggi arrojó un manto de duda sobre el futuro del vínculo de Trump con el rey Salman y su hijo, el príncipe heredero, Mohammed ben Salman, a quienes el mandatario eligió como dos de sus principales aliados en Medio Oriente. Es una apuesta arriesgada, cuestionada en Washington, en una región que vive al borde del estallido.

Arabia Saudita se encargó ayer de remover del consulado en Estambul a Al-Otaibi, que había sido llamado a su país anteayer tras la desaparición del periodista. El reino abrió una investigación sobre el diplomático, según medios locales.

Khashoggi se había exiliado en Estados Unidos en 2017, por temor a ser detenido después de haber criticado algunas decisiones de Mohammed, que intentó presentarse como un reformista, y la intervención militar del reino en Yemen.

El príncipe saudí junto al sospechoso por el asesinato del periodista en Madrid - Fuente: AFP

00:55
Video

Trump respondió a la presión con una defensa a capa y espada de la relación bilateral con Arabia Saudita, un aliado estratégico de Estados Unidos en Medio Oriente, e intentó distanciar del escándalo al rey y al príncipe heredero, al afirmar que cree en su tajante rechazo a las acusaciones en su contra.

Pero Mohammed, monarca en la práctica del reino, quedó muy comprometido con las filtraciones turcas: uno de los 15 agentes sauditas sospechados por el gobierno turco de la muerte del columnista era un compañero frecuente en sus viajes, y fue visto bajando de aviones junto al príncipe en París o Madrid, y en una gira por Estados Unidos este año. Otros tres fueron vinculados a su equipo de seguridad, y un quinto, un médico forense, es un alto funcionario oficial, según The New York Times. En tanto, según The Washington Post, 12 de esos 15 sauditas están vinculados con los servicios de seguridad de Riad.

El reino afirmó en varias oportunidades que no sabe qué sucedió con Khashoggi, y negó toda responsabilidad en su desaparición, aunque en los últimos días circuló la versión de que la casa real admitiría su muerte, sin reconocer responsabilidad alguna, que recaería en "agentes solitarios".

Bajo intensa presión del Congreso, incluidos nombres de peso en el entramado de la política exterior dentro de su propio partido, como los senadores Marco Rubio y Lindsey Graham, Trump negó que esté encubriendo algo, y dijo que espera el informe completo de Pompeo de su gira por Riad y Ankara.

"No estoy cubriendo en absoluto. Con eso dicho, Arabia Saudita ha sido un aliado muy importante nuestro en Medio Oriente. Estamos frenando a Irán", dijo Trump.

Lagarde cancela su viaje a Riad

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde , canceló su viaje a Arabia Saudita en medio de la creciente controversia por la desaparición del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul, informó un vocero del organismo. Lagarde tenía previsto hablar en la Iniciativa de Inversiones Futuras en Riad, la semana próxima. Varios políticos y economistas de alto perfil tenían previsto asistir al encuentro, pero a raíz del caso de la desaparición del periodista saudita crecieron las cancelaciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?