Suscriptor digital

La Generación Dorada fue la fuente de inspiración de los campeones del básquet de 3x3

Giordano, De la Fuente, Ruesga y Hierrezuelo emocionaron a la gente
Giordano, De la Fuente, Ruesga y Hierrezuelo emocionaron a la gente Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Matías Baldo
(0)
17 de octubre de 2018  • 23:59

El apodo nació en el torneo. Juan Manuel Gatti, su entrenador, fue el responsable de bautizarlos: "Nos puso así por la manera de jugar que tenemos, por cómo actuamos adentro de la cancha", explicó Fausto Ruesga a LA NACION. "Es porque no pensamos y accionamos directamente", agregó Marco Giordano.

Los Inconscientes, el cuarteto que representó a la Argentina en el básquetbol 3x3, se quedaron con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud . Acaso inspirados en los históricos integrantes de la Generación Dorada en Atenas 2004. Ellos también se subieron a lo más alto del podio, con las diferencias del caso.

La influencia del éxito de Manu Ginóbili, Luis Scola, Andrés Nocioni y compañía fue absoluta en una camada de chicos que tenía apenas cuatro años cuando la Generación Dorada eliminó al Dream Team en las semifinales y venció a Italia para convertirse en el único equipo no llamado Estados Unidos en subirse a lo más alto del podio desde Barcelona 1992.

El título de los Inconscientes es parte del legado de la Generación Dorada. Si bien ninguno guarda recuerdos de haber gozado en vivo de aquella hazaña, observaron los videos inmortales de la gesta olímpica y se acostumbraron a disfrutar del protagonismo permanente de la selección en cada evento internacional.

"Con lo que fue la Generación Dorada para nosotros, era imposible no soñar con lograr lo que lograron ellos", precisó Juan de la Fuente.

No fue fácil la jornada de ayer para el conjunto argentino. Con más de 3000 personas que desde bien temprano envolvieron el estadio del Parque Urbano, el primer desafío fue la sólida Ucrania en las semifinales.

Los Inconscientes remaron en desventaja durante todo el partido y estuvieron a punto de quedarse con las manos vacías, cuatro puntos por debajo en el marcador a dos minutos del final y con una ineficacia absoluta desde el perímetro: no encestaron ni uno de los 13 tiros que intentaron desde la habitual zona de tres puntos que en esta disciplina suma dos unidades por lanzamiento convertido.

"Cuando estábamos cuatro puntos abajo, pedimos el minuto, nos abrazamos a un costado y dijimos que lo íbamos a ganar porque somos Argentina. Salimos de ese minuto con todo y lo ganamos", confesó De la Fuente.

La Argentina forzó el desempate y terminó quedándose con el triunfo en el tiempo suplementario, tras una interminable concatenación de malas decisiones de los ucranianos.

La final frente a Bélgica se resolvió con mayor solvencia: tras cinco minutos de absoluta paridad, la Argentina quebró el desarrollo del partido con cinco puntos consecutivos de Giordano, autor de 11 unidades y el mejor jugador del torneo. "Nosotros teníamos en mente lo que queríamos. Fuimos intensos. Dejamos atrás a potencias europeas que tal vez estaban mejor táctica o físicamente que nosotros, pero somos más talentosos y junto a la intensidad y nuestra fortaleza mental pudimos ganar", analizó Juan Hierrezuelo.

"La diferencia estuvo en el sacrificio que pusimos. Los huevos, la garra y el corazón creo que fueron claves. El roce que tenemos en una liga profesional también influye demasiado y nos ayudó para este torneo", explicó Giordano.

Los cuatro integrantes del combinado nacional son profesionales y tres de ellos juegan en la Liga Nacional de Básquet. Giordano se afianzó como base de Regatas, equipo al que se sumará para el clásico del domingo frente a San Martín. Juan de la Fuente suma buenos minutos como alero en Quilmes y el sanjuanino Juan Hierrezuelo ya milita en las filas del multicampeón San Lorenzo.

Fausto Ruesga es el único que aún no se desempeña en la Liga Nacional, aunque por propia decisión. "Jugar en Olimpo es un sentimiento único. Arranqué ahí, viene de familia, lo que siento por Olimpo es muy especial. Seguiré ahí y veremos a fin de año cómo seguiré mi carrera".

El campeón del torneo de volcadas, quien rechazó varias ofertas de la Liga Nacional, destacó la unión del grupo: "Es una satisfacción enorme poder haber conseguido dos medallas de oro. Fue tremendo lo que viví con el concurso de volcadas. La volqué yo, pero fue un logro de equipo, ellos me ayudaron con su creatividad".

El proceso que comenzó hace dos años encontró su coronación en Buenos Aires. "Es algo increíble para este proceso. Empezó en 2017 con un bronce en el Juego Sudamericano Juvenil de Chile. Después fuimos a Cochabamba y ganamos la medalla de plata. Terminar con la de oro es un sueño", manifestó Hierrezuelo.

Los cuatro forman parte de la "doble cero", la camada nacida en el año 2000 que ilusiona al básquet argentino. Junto a ellos se destacan Juani Marcos (base de Peñarol), Leandro Bolmaro (escolta que el Barcelona español se llevó tras su brillante actuación en Bahía Basket) y Francisco Caffaro, pivote de 2,14 metros que participó de Academias de NBA. Testigos de los primeros pasos de la Generación Dorada, se animan a comparar el nacimiento de este grupo de jóvenes con los hombres que hicieron historia.

"No sé si seremos la Generación Dorada porque como esa generación no van a haber dos. Fueron únicos y marcaron algo muy importante para nuestra historia. Se habla bastante de la Generación 2000, pero nosotros no pensamos en eso", respondió Ruesga. "Se habla mucho de la Generación 2000 pero no hay que darle bola. Ahora las redes sociales están que explotan con el triunfo y hablan muy bien de vos, pero si llegan a hablar mal no te tenés que preocupar. Sabemos que somos una generación de la que se habla mucho pero lo llevamos con tranquilidad", sumó Giordano.

Utópico o no, los Inconscientes se colgaron un oro olímpico, el segundo en la historia del básquet argentino y el primero en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Es el primer paso de una "doble cero" que se inspira en el legado de la Generación Dorada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?