Suscriptor digital

"Dejé de trabajar para poder cuidar a mi hijo"

Soledad Vallejos
Andrés Krom
(0)
18 de octubre de 2018  

Extraña ir al jardín, y aunque su madre le explica cada vez que él pregunta, la respuesta no lo deja conforme. Quiere ir a la escuela, ver a sus amigos, pintar y tomar la merienda en ronda. Yonathan Villalba tiene 5 años, vive en el barrio Cuartel V, en Moreno, donde miles de alumnos de todos los niveles dejaron de asistir a clases hace casi 80 días, después de la decisión que tomó un grupo de directores autoconvocados por la explosión que provocó dos muertes en la Escuela Nº 49.

Con el paro docente de hoy y mañana, la dinámica de Silvina Alderete, la madre de Yonathan, no cambia demasiado. "Desde que terminaron las vacaciones que no tiene clases, y tuve que dejar el trabajo que tenía como empleada doméstica en la Capital para quedarme en casa a cuidar a Yonathan. Aunque la directora nos dijo que a fin de año fuéramos a buscar el certificado escolar, no sé dónde lo voy a anotar para primer grado, porque en la primaria del barrio no hay más vacantes", se lamenta Alderete.

En los últimos meses, en medio de la puja por la discusión salarial docente, en el distrito se denunciaron amenazas a maestros e incendios presuntamente intencionales a establecimientos.

Es miércoles por la mañana, pero a juzgar por el movimiento que hay en la Escuela Primaria Nº 46 Martín Miguel de Güemes, también en Moreno, el escenario se parece más al de un domingo. El colegio está prácticamente vacío, y cada tanto aparece algún padre con sus hijos a retirar los cuadernillos con la tarea, que serán devueltos a los maestros para que realicen un control y una evaluación. Esa es la modalidad que se aplica en los colegios de Moreno desde el 5 de agosto, aunque para la mayoría de los padres consultados el retraso en el aprendizaje es evidente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?