Suscriptor digital

Por qué hay que ver The Romanoffs, Norsemen y Stan Against Evil

Norsemen, una comedia brutal no apta para almas sensibles pero imperdible para todos los demás
Norsemen, una comedia brutal no apta para almas sensibles pero imperdible para todos los demás
Natalia Trzenko
(0)
18 de octubre de 2018  • 17:34

The Romanoffs. Poco más de tres años después de que se emitió el último episodio de Mad Men, la llegada de la nueva serie de Matthew Weiner, su creador, es uno de los acontecimientos televisivos del año. Que en realidad es uno de los acontecimientos del año del streaming . La nueva ficción de ocho episodios escrita y dirigida por Weiner es un experimento que le sacude un poco la pereza al panorama de las plataformas online. Para empezar se trata de una antología al modo de Black Mirror que tendrá un capítulo disponible por semana. Pero si en la creación del británico Charlie Booker el hilo conductor son los horrores de nuestro mundo atravesado por una tecnología que amenaza con dominarnos en el futuro cercano, la trama de The Romanoffs mira hacia el pasado para entender el presente de sus protagonistas. La influencia de la última familia imperial rusa y su sangriento final pesa sobre el personaje central del primer capítulo, "The Violet Hour", una distinguida dama que ejerce su poder y flagrante racismo desde un departamento palaciego con vista a la Torre Eiffel. Su pretensión esconde más soledad que maldad, casi lo contrario de lo que sucede con el protagonista del segundo, "The Royal We", un tal Michael Romanoff (Corey Stoll), insatisfecho heredero de fantasía.

Una temporada disponible en Amazon Prime Video.

Trailer de The Romanoffs, la nueva serie del creador de Mad Men

01:42
Video

Norsemen. Advertencia necesaria: esta fantástica comedia noruega no es apta para espectadores de estómagos sensibles, que no aprecien que el humor situacional a veces venga con una buena dosis de chistes escatológicos o que se preocupen demasiado por la corrección política. Lo cierto es que aun para ellos sería una pena que no se animaran a ver esta comedia ambientada en los tiempos de las conquistas vikingas. Con la anacronía y el absurdo como principal recurso, la historia con aires de Los caballeros de la mesa cuadrada y La vida de Brian, de Monty Python transcurre en un pueblo vikingo al que regresan sus expedicionarios después de una campaña de invasiones, pillaje y violaciones varias. Con ellos traen un nuevo esclavo, Rufus, vanidoso actor romano que no puede aceptar el mundo primitivo en el que viven, entre otros, el afable esclavo Kark y el heredero a líder del poblado, Orm, un cobarde con ínfulas de poeta que sufre porque los hombres y mujeres de espadas y hachas batientes nunca lo invitan a la fiesta.

Dos temporadas disponibles en Netflix

Norsemen

02:21
Video

Stan Against Evil. El comediante y productor Dana Gould trabajó muchos años como creativo de Los Simpson y se nota que algo del estilo filoso y engañosamente simple de la animación impregna esta comedia sobre demonios y un sheriff retirado más afecto a despatarrarse en su sillón que a su propia hija. La trama de la comedia que utiliza muchos de los recursos del cine de terror clase B transcurre en el pueblo de Willard's Mill donde en el siglo 17 se quemó a más de 170 brujas. Que en realidad eran demonios que maldijeron el lugar y se niegan a desaparecer. Tal vez el mayor hallazgo de la serie, que resuelve muchos de sus capítulos con explosiones de la sustancia de la que esté hecho el demonio de la semana, sea su protagonista: John C. McGinley. Con modos similares a los que utilizaba en Scrubs para dar vida al jefe de guardia médica más intolerante del mundo, aquí el actor agrega aun más exasperación a un personaje que en un aliento puede hablar mal de las mujeres, revelar la homosexualidad de Stark & Hutch o discutir el argumento de Tiburón.

Una temporada.Ondirect/Directv Play

Stan Against Evil

00:30
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?