Suscriptor digital

Estado Islámico tiene 700 rehenes en Siria y amenaza con matar a diez por día

Fuente: Archivo
(0)
18 de octubre de 2018  • 14:52

MOSCÚ.- El presidente ruso, Vladimir Putin , sostuvo que los terroristas de Estado Islámico (EI), que el viernes pasado tomaron a casi 700 personas como rehenes en las áreas controladas por las fuerzas pronorteamericanas, lanzaron un ultimátum en el que amenazaron con matar a diez por día.

Según Putin, entre los rehenes hay ciudadanos norteamericanos y europeos. "Según nuestros datos -dijo al diario Izvestia- tomaron como rehenes a algunos ciudadanos de Estados Unidos y de países europeos. Todos callan, hay silencio como si no pasara nada".

Luego agregó que EI se expande sobre una orilla del río Éufrates. "Allí, en algunos centros habitados, quedaron elementos de EI y en los últimos tiempos comenzaron a extender su presencia. Tomaron como rehén a 130 familias, son casi 700 personas", dijo Putin.

En una intervención en el Foro de Valdai, en Sochi, Putin dijo luego: "Creemos esencialmente haber alcanzado los objetivos que nos fijamos cuando iniciamos la operación militar en Siria".

Putin asistió hoy a un foro en Sochi
Putin asistió hoy a un foro en Sochi Fuente: AP

El presidente agregó que EI estaba expandiendo su control en el territorio controlado por Estados Unidos. Putin no especificó cuáles eran las demandas de los militantes de EI para no concretar su ultimátum.

El ataque de EI en el que tomó los rehenes ocurrió en la provincia de Deir al-Zor, donde en medio de un clima inclemente estallaron combates cruentos entre el grupo jihadista y las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), un grupo respaldado por Estados Unidos.

Por su parte, las FDS dijeron en un comunicado que el asalto en el campamento Hajin causó la muerte de 20 milicianos de EI y "varios" combatientes de las FDS. Además, denunciaron que los jihadistas habían tomado a la fuerza a varios civiles hacia el último reducto que le queda al grupo en esa región.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) había informado el sábado pasado que unas 130 familias fueron secuestradas en el ataque y que había temores de que EI las matara. La organización, con base en Londres, agregó que las familias en su mayoría incluían mujeres extranjeras, entre ellas, viudas de combatientes de EI que fueron abatidos antes en la guerra.

Desde que el grupo extremista perdió gran parte del territorio que controlaba en Siria e Irak los dos últimos años, recurrió a ataques contra civiles en un intento de mantener su protagonismo en el conflicto.

Agencias DPA y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?