Suscriptor digital

Sebastián Villa, la copia de Cristian Pavón que empieza a relegar figuras en Boca

Sebastián Villa y un nivel en ascenso
Sebastián Villa y un nivel en ascenso Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Franco Tossi
(0)
19 de octubre de 2018  • 23:59

Hubo un punto de inflexión en la vida de Sebastián Villa con la camiseta de Boca. Y no hay que viajar muy lejos para retomar aquel momento. Porque hace menos de un mes, el extremo colombiano empezó a ser visto de otra manera por Guillermo Barros Schelotto . Es cierto que lo incorporaron en el último mercado de pases como una apuesta, pensando en la casi segura venta de Cristian Pavón en el próximo receso, pero en los últimos partidos explotó su nivel y de cara al partido en la Bombonera ante Palmeiras, por la primera semifinal de la Copa Libertadores, algunos nombres importantes corren riesgos de quedarse afuera del equipo por su buen momento.

Sobre el cierre de septiembre, la gente deliró con su actuación ante Colón. Aquella noche fue la gran figura en el triunfo como local por 3-1: ejecutó el tiro de esquina que terminó en gol de Lisandro Magallán, le hicieron el penal que Mauro Zárate convirtió en grito y se juntó con Carlos Tevez para que éste sentenciara el encuentro. No solo eso, porque su potencia, técnica y velocidad, además de su compromiso para el retroceso, fueron esenciales. Y fue ese desempeño el que empezó a cambiar la perspectiva del Mellizo.

Aún más cuando cuatro días después le dio la titularidad en el Mineirao, en la revancha ante Cruzeiro: confió en su voracidad para atacar los espacios y en su capacidad física para defender la banda. En ese aspecto, Guillermo acertó con la táctica, más allá de que el partido del delantero cafetero no fue el mejor. Y al fin de semana siguiente, en el Cilindro de Avellaneda, le dio más de veinte minutos para revertir el 0-2 ante Racing, muestra clara de la confianza que empezó a tenerle. Y, otra vez, el DT no falló: Villa comenzó a cambiar la cara del equipo a partir del desequilibrio, además de que el xeneize llegó a la igualdad impensada a través de su pie derecho.

La cuestión es que todo aquello repercutió fuertemente en Barros Schelotto. A tal punto de que existen grandes chances de que el hombre nacido en la ciudad de Bello, en Antioquia, sea de la partida ante Palmeiras, en un duelo crucial para las aspiraciones continentales del xeneize. Si eso ocurre, entonces estaría dejando fuera a dos jugadores de peso que, hasta hace no mucho, eran intocables. Uno es Edwin Cardona, que de hecho ya tiene mucho terreno perdido. Pero, incluso, puede llegar a relegar también a Zárate, con quien a partir de ahora parecen competir por un lugar. Y no sería utópico que eso termine sucediendo.

Porque en todas sus descripciones como jugador hay un parentesco con Pavón: tienen el mismo estilo, juegan a lo mismo. Quizás, la mayor diferencia entre ambos esté en la técnica del colombiano, que tiene la habilidad de driblear en velocidad, virtud que a Kichán se le observa poco. Se sabe que el cordobés es muy mimado por el Mellizo debido a que se siente identificado de su etapa como futbolista. Y por eso es posible que el entrenador, en efecto, también haya empezado a ver cosas interesantes en Villa, que pasa por un buen momento.

Con ellos, la búsqueda constaría de mayor equilibrio, entre sus aportes en ofensiva y sus esfuerzos en defensa. Consciente de que no posee otros jugadores en el plantel que entreguen lo mismo, entonces el técnico parece empezar a ver en Villa a una carta imprescindible en una instancia crucial de la Copa Libertadores, en la que muchos aseguran que se define por detalles. Para Guillermo, la inclusión del wing colombiano puede ser uno de ellos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?