Suscriptor digital
srcset

Running

El cementerio de la Chacarita se convirtió en un inesperado (y algo oscuro) circuito runner

Víctor Pombinho Soares
(0)
22 de octubre de 2018  • 10:09

"Cero, para nada me da miedo. Da vitalidad correr alrededor del cementerio", asegura entre risas la artista plástica Sofía Wiñazki, quien desde el verano se animó a hacer running alrededor del cementerio de Chacarita. El circuito está conformado por la calle Jorge Newbery y las avenidas Warnes, Garmendia, Elcano y Guzmán. Son 4,3 kilómetros sin interrupciones, salvo cuando algún coche fúnebre entra o sale del predio.

Los coches fúnebres son el único obstáculo de los runners
Los coches fúnebres son el único obstáculo de los runners Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Sofía vive a dos cuadras, en el Barrio Parque de los Andes, y antes iba al Rosedal a entrenar con un running team y debía viajar hasta Palermo. "Siempre es más práctico estar cerca de tu casa para salir a correr", dice Sofía, que al principio no se animaba, porque -afirma- "hay partes medio turbias". Pero cuando arreglaron la vereda en la calle Jorge Newbery y le pusieron un piso especial, iluminación, bebederos, mesas de ping pong, canchas de fútbol tenis y aparatos de gimnasia se decidió, siempre de día.

Julián Podolsky, director de una empresa de tecnología transnacional coincide: "Lo veo bien de día, de noche por ahí está medio heavy. Está bueno porque son 4,3 kilómetros continuos, yo arranco corriendo en mi casa en Palermo y voy calentando".

El paisaje es bastante diferente a la zona de los Lagos de Palermo. En Jorge Newbery se amontonan autos chocados y quemados que deja allí la Policía de la Ciudad, que tiene su sede central enfrente del paredón del cementerio. Los muros están todos grafiteados y algunos cartoneros charlan en con el torso desnudo sobre una vieja bicisenda casi sin uso.

En el Parque Elcano, los runners corren junto a los nichos
En el Parque Elcano, los runners corren junto a los nichos Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Los runners de Chacarita tienen un estilo propio: no se ve ropa deportiva de marca, los corredores se ejercitan vestidos con un jogging y una remera cualquiera de algodón. "No es el glamour del Rosedal", se ríe Sofía. Tampoco se ven "running teams". Apenas algún personal trainer con un par de alumnos. "Es más ciudad, Me parece mucho más lindo ver esto", afirma Podolsky.

Unos metros más adelante está el obrador del viaducto del tren San Martín, que será elevado para que no interumpa el tránsito de autos, colectivos y peatones. Sobre la avenida Warnes, la obra está avanzada y ya hay varias columnas en pie, que le dan a la zona un aspecto todavía más extraño. "Para correr es espectacular porque estás como en el fin del mundo", dice Sofía, aunque se queja de que, a veces, los obreros le gritan cosas.

En Warnes están levantando las vías del tren San Martín
En Warnes están levantando las vías del tren San Martín Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Julián, Sofía y el publicista Nicolás Diodovich, que también corre alrededor del cementerio, coinciden en que lo mejor mejor sería continuar con las mejoras que se hicieron en Newbery en la avenida Warnes y hacer "un lindo circuito". La aspiración de los tres runners es que más gente se sume a correr para así poder entrenar de noche y se ilusionan con que se sume gente de La Paternal, Colegiales y Villa Crespo. Los tres aclaran que nunca tuvieron problemas de inseguridad.

Una ciclista sale del cementerio, aparentemente de paseo, y la pregunta surge obligada: "¿Nunca se les ocurrió correr adentro? "Alguna vez pensé en entrar, pero es border, nunca vi a nadie meterse", asegura Podolsky.

En la avenida Garmendia el tejido urbano está bastante deteriorado, con lavaderos de autos y locales cerrados. Luego, sobre la avenida Elcano el paisaje vuelve a cambiaro se ve el tren Urquiza y, como de la nada, surge el nuevo Parque Elcano, que fue construida en terrenos que eran del cementerio. El lugar está lleno de vida, con chicos jugando al fútbol-tenis y gimnastas ejercitándose en las postas aeróbicas. El verde domina el parque, aunque las enredaderas en las rejas no alcanzan a tapar los nichos.

Las veredas se angostan por los puestos de flores
Las veredas se angostan por los puestos de flores Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Ya sobre la avenida Guzmán se ven los edificios que está construyendo el gobierno de la Ciudad para mudar a los habitantes de la Villa Fraga. El olor a flores de los precarios negocios ubicados junto al cementerio invade el ambiente, mientras los runners siguen su rutina. Sofía corre 10 kilómetros tres veces por semana, para lo cual debe dar dos vueltas al cementerio y agregarle dos vueltitas al parque.

"Nos cruzamos todo el tiempo con coches fúnebres. Esa es la única interrupción en el recorrido. No me pega bajón, a todos nos va a tocar en algún momento, depende la relación que tengas con la muerte, a mí no provoca nada", afirma Julián, mientras elonga después de la corrida.

OTROS LUGARES PARA ENTRENAR

. Parque Centenario

Dónde: entre las avenidas Díaz Vélez, Patricias Argentinas, Leopoldo Marechal y Ángel Gallardo, en Caballito, donde confluye con los barrios de Almagro y Villa Crespo.

Aeróbico: circuito de 1500 metros, los sábados a la mañana se complica correr ahí porque se llena de puestos de la feria pero en días de semana está completamente libre.

. Parque Chacabuco

Dónde: entre las calles Emilio Mitre, y las avenidas Eva Perón, Curapaligüe y Asamblea, en el barrio también llamado Parque Chacabuco. Es el tercer pulmón verde de la ciudad, después de Palermo y Parque Avellaneda.

Aeróbico: el parque posee un perímetro externo de 2 kilómetros, que se encuentra medido, y marcado cada 500 metros. También tiene una pista de atletismo de más de dos mil metros que se está renovando y se espera que se reinaugure en poco tiempo. Es abierta al público y es necesario respetar el reglamento para poder ingresar. Para mantenerte al tanto podés ir enterándote en supágina de facebook Pista de Atletismo Polideportivo Parque Chacabuco. También hay un sendero interno en el parque, con pendientes permanentes, que se usa para entrenar cuestas.

. Bosques de Palermo

Dónde: el Parque 3 de Febrero más conocido como Bosques de Palermo, es un grupo de parques, lagos y el Jardín Rosedal, ubicado en el barrio de Palermo, en Avenida del Libertador y Avenida Sarmiento (Las calles internas son Pedro Montt, Iraola e Infanta Isabel).

Aeróbico: tiene un circuito marcado de 1600 marcado cada 100 metros; el 0 arranca justo frente al museo Sivori y aumenta en sentido contrario a las agujas del reloj. Ni autos ni bicicletas circulan por el mismo lugar que los corredores y los fines de semana está cerrado al tráfico.

. Paseo de la Costa

Dónde: en el Vial Costero entre Hipolito Yrigoyen y Avenida General Paz, Vicente López. Es uno de los espacios verdes más extensos de la zona norte, una larga franja costera parquizada y con instalaciones para disfrutar del aire libre junto al río. Limita con el Parque de los Niños en la Ciudad de Buenos Aires.

Aeróbico: un circuito en línea recta de 5 kilómetros, para correr, caminar, patinar. Los fines de semanas y feriados se cierra al tráfico

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?