Suscriptor digital

El abogado que lideraba las estafas inmobiliarias se jactaba de sus contactos políticos con el poder

Crédito: Ministerio de Seguridad de Santa Fe
Germán de los Santos
(0)
18 de octubre de 2018  • 17:32

ROSARIO. Antonio Di Benedetto, abogado penalista de Venado Tuerto, es uno de los principales imputados de la megaestafa inmobiliaria en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, donde las operaciones fraudulentas superan, según estimaron los investigadores, los 1000 millones de pesos. En la causa hay 14 detenidos, entre ellos, escribanos, contadores y abogados.

Di Benedetto, que ganó fama en el ambiente del derecho penal por ser el defensor de Graciela Dieser, la exesposa del exjuez de Rufino Carlos Fraticelli, en la causa por la muerte de Natalia, la hija de ambos, está acusado de ser el jefe de la asociación ilícita montada en el sur de Santa Fe para vender propiedades y campos que se obtenían de manera fraudulenta, mediante el traspaso de inmuebles de personas que habían muerto y que nadie reclamaba.

En Melincué, este abogado será sometido a una audiencia de imputación. El fiscal Matías Merlo le endilgará ser el líder de la asociación ilícita sobre la base de gran cantidad de pruebas, entre ellas, más de 600 páginas de transcripciones de escuchas telefónicas. Ayer fueron imputados por la Justicia 13 miembros de la organización que habían sido detenidos anteayer.

El fiscal general de Santa Fe Jorge Baclini afirmó que esta megaestafa inmobiliaria es "la más grande de la historia de Santa Fe". Agregó que buscarán "potenciar" la investigación que, hasta el momento, generó un perjuicio económico de unos 25 millones de dólares.

En las escuchas telefónicas de la causa, a las que accedió LA NACIÓN, Di Benedetto hace alarde de sus influencias políticas, que le servirían para llevar adelante la empresa criminal, junto con otros profesionales.

A pesar de que Di Benedetto es oriundo de Venado Tuerto hablaba de mudarse a Buenos Aires porque a cambio del traspaso de un inmueble a quien se definió como secretario de un ministro del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires conseguiría manejar un registro automotor ubicado en Juan B. Justo y Corrientes.

La conversación grabada en el marco de la causa se produjo el 28 de octubre de 2017 a las 10.24, y los que hablan con sus teléfonos celulares son Di Benedetto y Fernando Astigarraga, que también fue detenido anteayer en su casa en Alvear al 1100.

Di Benedetto le cuenta a Astigarraga que está en el barrio de Palermo. "Me contacté con los de Cambiemos". Di Benedetto le explica a su amigo y socio: "Me ofrecieron un registro acá y lo voy agarrar, lo agarramos junto con vos". "En Juan B. Justo y Corrientes, está el registro", agrega el abogado.

Astigarraga le pregunta cómo hizo ese contacto. Su interlocutor le cuenta: "El tipo que me compra el terreno es el secretario" de un ministro. En la conversación dice que este secretario es oriundo de San Jorge, Santa Fe.

A la tarde, Di Benedetto habla con otro imputado, Roberto Miguel Sainz, a quien le cuenta que buscó en internet al secretario que va a comprar el terreno. "Anoche googleé al gordo este. Tiene una probation por estafas reiteradas, jaja. Por cheques librados sin fondos".

El abogado le confía: "Nosotros estamos acostumbrados, o sea, está a la par de lo que estamos haciendo nosotros. Es una papa".

Su amigo trata de bajarle la ansiedad. "Lo importante es lograr alguna conexión", le dice. "Que pueda abrirte a vos como profesional, pero hay que ir despacio, vos sabés que vas por la cornisa, tené cuidado de no caerte".

En otra comunicación, el 25 de octubre de 2017, su contacto político le dice a Antonio Di Benedetto: "Escuchá, cualquier cosa, para buscarme, más o menos que sepas quien soy, buscá Ángel Oscar Benavides, que es muy conocido el nombre, porque yo antes era cerealero".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?