Suscriptor digital

Michel Noher: "Es irresponsable usar el celular mientras se maneja"

Patricia Osuna Gutiérrez
(0)
20 de octubre de 2018  

Michel Noher
Michel Noher

El actor, que comenzó a conducir de adolescente en Bariloche, cuenta ?que disfruta de los viajes largos, especialmente los que hace con su madre

Michel Noher tiene la alegría a flor de piel. Es que el actor -uno de los protagonistas de la novela Cien días para enamorarse que se emite por Telefé-, no deja de sonreír ni de hacer comentarios graciosos mientras se entrega a la charla cordial, nada menos que durante la presentación del DS7 Crossback, el SUV de lujo de la marca francesa.

Al recordar sus inicios en la conducción, dice que los autos, a veces no son los mejores amigos del trabajo. "Aprendí a manejar en 1998 en un Renault 19, por un camino apartado de Bariloche, en donde me crié. Me enseñó Vicente Mazzaglia, el ex marido de mi mamá y quien para mí es como un segundo padre. Lo bueno de haber aprendido ahí es que la montaña te deja entrenado para poder manejar en cualquier otro lado", comenta Michel.

Agrega que cuando tenía 17 años se preparó a conciencia y estudió todas las normas y señales de tránsito, manejó en el circuito indicado y sacó, sin ningún contratiempo su registro de conductor en Bariloche.

Respecto de los de los autos que ha tenido, confiesa que nunca podrá olvidar el primero: "Era un Renault 11 azul; me salió muy malo, fue un regalo de mi familia y me dejaba tirado siempre ¡Era terrible! Recuerdo que un día le salió humo del motor porque los cables hicieron un cortocircuito. Era muy gracioso, porque cuando lo usaba para ir a cualquier lado funcionaba, pero cuando lo necesitaba para ir a ensayar siempre se quedaba... Evidentemente, era el auto de un tipo que no trabajaba (risas). Como era imposible de usar tomé la decisión de venderlo a uno de esas personas que dejan un papel en el parabrisas con la leyenda Compro su auto y cuando me preguntó por el estado, le dije: 'Está en cualquier estado. Por favor, ¡vení y llevátelo!'"

Dice que también tuvo un Gol Power que "era un tanque total y me sirvió para todo; con él fui muchas veces hasta Bariloche", y agrega que ahora tiene un Honda Fit: "Me encanta porque es super cómodo y nunca me trajo ningún problema. Tiene caja manual, porque no estoy acostumbrado aún a usar la automática, aunque hace poco manejé el de mi vieja y la verdad es que si bien le tenía mucha idea, porque pensaba que no iba a responder, ahora pienso diferente".

Entre los lugares que ha conocido al viajar en auto, Michel vuelve a sus pagos y recomienda: "Llegando o saliendo de Bariloche está el Valle Encantado, una de las geografías más lindas del país para manejar, aunque en invierno es una de las más peligrosas porque es típico que hiele en las curvas y debe andarse con mucho cuidado. Pero realmente es un lugar bellísimo que recomiendo visitar y llegar de día para disfrutarlo, porque muchos viajan a las 5 o 6 de la mañana desde Buenos Aires y llegan a Bariloche a las 11 de la noche y se pierden esa llegada que es única".

Como padre, señala que tiene y usa la butaca para bebes (SRI), y que chequea siempre que esté bien instalada antes de iniciar un viaje.

Respecto de la opción de arreglar algún desperfecto, el actor sabe que puede cambiar un neumático, pero que no puede ni quiere acercarse al motor, no sólo porque no tiene mucha idea de motores sino porque "este es japonés y está todo en otro idioma (risas)".

Prudente y celoso, afirma: "No presto el volante de mi auto. No me siento cómodo cuando manejan mi auto. Sin embargo, me encanta que me lleven en otro porque durante el trayecto disfruto viendo la ciudad, ya que al manejar estoy concentrado en eso".

Y ya en el tránsito, Noher comenta que la gente se olvida de comunicarse en el buen sentido y no usa la luz de giro: "Parece no existir y son de mucha utilidad para los conductores y peatones, porque ayuda a prever las maniobras. Además, desde no hace mucho tiempo veo la moda del manejo a una mano, porque con la otra están con un teléfono. ¡Es increíble e irresponsable!".

Conocedor desde siempre de cómo manejar en ruta, Noher aconseja que para hacerlo de noche se debe estar bien descansado y más atento que de costumbre: "Si te sentís cansado, lo mejor es parar y descansar; si viene un auto de frente y por ahí te encandila, hay que mirar la línea del costado para mantener tu carril, y cuando los autos de frente vienen muy lejos parecen que son una sola luz y se dividen en dos luces cuando están cerca (es un buen modo de saber las distancias). Claro, y siempre respetar las señales".

Aquerenciado por la ciudad que lo vio crecer, Michel siempre vuelve a Bariloche con su auto o usa el de su madre quien vive ahí y se da uno de sus gustitos: "Me encanta ser su chofer, poder colaborar y compartir con ella".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?