Suscriptor digital

Liverpool, imperdibles de una ciudad con letra y música de los Beatles

Una gira no sólo para beatlemaníacos, tras los pasos de John, Paul, George y Ringo
Una gira no sólo para beatlemaníacos, tras los pasos de John, Paul, George y Ringo
Alejandra Pía Gestoso
(0)
21 de octubre de 2018  

A menos de tres horas en el Virgin Train, partiendo desde la estación Euston en Londres, se llega a Lime Street, en Liverpool. Al salir de la estación, un cartel advierte a los fumadores que tirar un cigarrillo en la calle puede costarles nada menos que ¡80 libras de multa! Y eso se hace cumplir.

Parece una ciudad pequeña, pero no lo es. Al menos así la describen sus habitantes, muy orgullosos, que también se jactan de tener la mejor banda de todos los tiempos: The Beatles.

Uno de los edificios que llaman la atención es el Royal Liver. En la cima de cada torre pueden verse las estatuas de dos aves: las Liver Birds. El macho mira hacia el mar para vigilar el arribo de intrusos; la hembra, hacia la ciudad para proteger a la población. La tradición dice que si una echara a volar, Liverpool dejaría de existir.

En esta ciudad del noroeste de Inglaterra, que en 2008 se destacó por ser la Capital Europea de la Cultura, gran cantidad de tours invitan a conocer vida y obra de The Beatles. Aunque también en Londres no solo desde Liverpool, sino también partiendo desde Londres hay atractivos para sus fans, como los estudios donde grabaron y la representativa calle Abbey Road, cruzada por miles de turistas a diario.

Más allá del pop, en Liverpool vale la pena conocer el St George Hall, un edificio que alberga los juzgados, salas de reuniones y un teatro; el Victoria Gallery and Museum y el World Museum, con grandes colecciones; el Sefton Park; la Tate Gallery y Open Eye Gallery; las catedrales anglicana y católica; su Albert Dock, un estilo de Puerto Madero, con restaurantes, tiendas.

Y, por supuesto, también están el The Beatles Story (entradas desde 16,95 libras), un museo con toda la información del grupo; el teatro Liverpool Empire (donde en 1962 tocaron los Beatles)y la posibilidad de sacarse una foto junto a la escultura de los Fab Four en la ribera del río Mersey y ser el quinto beatle.

Liverpool, Capital Europea de la Cultura
Liverpool, Capital Europea de la Cultura

Si tenemos la suerte de que haya fecha para nuestra estancia y podamos pagarlo, alojarnos en A Hard Day's Night -en Central Buildings, North John Street -, un hotel cuatro estrellas temático de la banda, único en el mundo. Hay habitaciones de lujo y las suites McCartney (con objetos originales, obras de arte y balcón privado) y Lennon (con un gran piano blanco, cuadros de John y también balcón privado). También el hotel ofrece en su suite Two of Us la realización de bodas o ceremonias civiles, baby shower, cumpleaños y todo lo que uno desee.

Y entonces, sí, empezará la gira mágica y misteriosa que cada uno decida. Porque eso es este lugar: música y leyenda.

Se habla español

El tour de los Beatles comenzará por la mañana, bien temprano. La guía Carmen Villoria, de Salamanca, España, fanática y conocedora de los Fab Four, y a cargo de Liverpool Mágico Tours, nos conducirá a un grupo variado en edad por todos estos lugares emblemáticos durante casi cuatro horas. Y el coche se invadirá con la música de ellos conforme el sitio en que estemos.

La historia se inicia en The Casbah Coffee Club, una casa de estilo victoriano, en 8 Haymans Green. Su dueña, Mona Best, al comprar este lugar pensó en abrir un club para que tocasen nuevas bandas y entonces decidió acondicionar el sótano. Había que arreglarlo y para esa tarea estuvieron a cargo de pintarlo y diseñarlo con estrellas, arco iris y arañas, unos muchachos desconocidos en ese momento: John, Paul y George.

En 1959, The Casbah abrió destacándose por no vender bebidas alcohólicas y solo una marca de gaseosa, que era la que auspiciaba el lugar. En realidad la idea de Mona era que allí tocasen sus hijos. Y así lo hizo Pete Best, que ingresó en el grupo antes de la gira por Hamburgo pasándose a llamar el grupo The Beatles.

Hoy, uno de los museos de Los Beatles
Hoy, uno de los museos de Los Beatles

El lugar llegó a albergar más de 200 personas que iban a escuchar la nueva música que nacía. Si uno llega hasta allí se sorprenderá al ver que no es tan grande y se preguntará cómo es posible que tanta gente pudiese entrar.

Hoy, este alegórico sitio -que está a cargo de Rory Best, hijo de Mona- es un museo de los Beatles y contiene desde dibujos, fotos, instrumentos, la firma de John en un techo y en una pared cerca de un piano como su marca infinita hasta partituras, entre otras cosas. Uno de los techos del lugar fue pintado por Paul y aún se conserva. Por eso bien vale la pena pagar las 15 libras que cuesta la entrada y escuchar la historia de todo lo que ocurrió allí.

El recorrido continúa por la barbería a la que Paul y John iban a cortarse el pelo, en paralelo a la rotonda donde ambos se encontraban para tomar el autobús, descripto en "Penny Lane", para seguir por los lugares donde habitó cada uno de ellos.

Una calle emblemática
Una calle emblemática

Una de las casas de Lennon que se visita es en realidad la de su tía Mimi, hermana de la madre de John, donde él vivió, en el 251 de Menlove Avenue. Tanto esta casa como la de Paul -en el 20 de Forthin Road- hoy pertenecen al National Trust. Si se desea pueden visitarse por dentro, pero hay que sacar las entradas con mucha anticipación. Si no, también vale la pena llegar hasta la puerta y simplemente sacar fotos.

Distinta suerte se corre con la casa donde George Harrison vivió a partir de los 7 años. Se encuentra en el número 25 de Upton Green y hoy la ocupa un matrimonio no muy conforme con la gente que se toma fotos en la puerta.

Queda la de Ringo Starr, en el 9 de Madryn Street, una casa muy humilde que hoy se encuentra tapiada. Según cuentan, en breve este sector será cerrado para remodelarlo como atracción turística.

En el 93 High Park St, cerca de la segunda casa donde habitó Ringo está The Empress Pub, que aparece en la portada de Sentimental Journey, su primer álbum solista.

Strawberry Field

Strawberry Fields no es solo una canción. Strawberry Field (sin la s final) es un lugar en Woolton, un suburbio de Liverpool. También el nombre de un orfanato -cerca de la casa de la tía de Lennon, el sitio donde John se escapaba para jugar ya que ella no lo dejaba ir-, vendido en 1934 al Ejército de Salvación y demolido a principios de los 70. Luego se construyó otro más pequeño para niños, que también lo acaban de tirar. Las puertas están cercadas por un candado. Aun así miles de personas llegan hasta este sitio que parece abandonado y dejan su sello en las paredes.

Strawberry Field es historia. Y por eso el Liverpool Mágico Tour fue seleccionado como socio del proyecto de rehabilitación que el Ejército de Salvación realizará acá. Consistirá en la apertura de un centro de formación para jóvenes con dificultades de aprendizaje: síndrome de Down y de Asperger, y autismo. Se los preparará en hostería, ventas, agricultura y más, y habrá un centro de atracción para los visitantes.

Su presidenta honoraria es Julia Baird, hermanastra de Lennon, y Jerry Goldman estará a cargo de un museo, ya que él realizó el que se encuentra en Liverpool.

Carmen Villoria dice: "Estamos encantados de haber sido elegidos para colaborar. Durante más de seis años he llevado a miles de turistas de habla hispana a las puertas icónicas de este lugar. Los visitantes siempre se emocionan con este sitio tan especial para John Lennon y que le inspiró a escribir Strawberry Fields Forever".

Así es, admiradores de los Beatles o no, todos reconocen que es un lugar mágico. "Esperamos que en 2019 Strawberry Field abra al público", añade Carmen, que está en este proyecto junto a Mike McCartney, que se involucró gracias a Lady Judy Martin (viuda del productor de los Beatles, Sir George Martin).

Al principio, Mike decía: "Strawberry Field tiene que ver con The Beatles, el grupo de mi hermano, no el mío", pero cada vez que se encontraba con Judy, ella le hablaba del plan para reconstruir el lugar y por eso fue a conocerlo. Poco a poco, se dio cuenta de la labor encomiable del Ejército de Salvación.

Mike comenta: "Todo lo que sabía de Strawberry Field era que había una vieja casa, por la que mi hermano y su grupo habían hecho una canción. Lo extraño es que nunca supe dónde estaba Strawberry Field, lo juro".

El Ejército de Salvación le preguntó a Mike si estaría interesado en realizar fotografías del desarrollo de las obras, con el objetivo de publicar un libro que pudiera venderse en la tienda. Mike aceptó, ya que se considera un artista y este trabajo constituye un reto para él. "Cuando hago fotografías todo está planificado, me muevo alrededor del tema a retratar como un león que tiene a su presa en el medio y que la mira desde todos los puntos de vista. Eso es lo que hago siempre con mi fotografía, miro los mejores ángulos que nadie más ve", agrega Mike.

Jules Sherwood, Development Manager para el proyecto de rehabilitación de Strawberry Field, afirma que "muchos turistas han hecho donaciones para conseguir el objetivo de recaudar 10.000.000 de libras". El lugar contará, además, con cafetería y jardines. A partir de ese momento, cuando este espacio abra sus puertas, el sueño de Lennon volverá a nacer, los niños jugarán otra vez en ese sitio, se llenará de magia exquisita y como dijo John: "Nothing to get hungabout" ("nada por lo que preocuparse"). Entonces sí, en ese instante, será nuevamente Strawberry Fields Forever.

Penny Lane y Eleanor Rigby

Una parada obligada: la estatua de Eleanor Rigby
Una parada obligada: la estatua de Eleanor Rigby

Penny Lane es una calle de Liverpool lejos del centro, pero no tanto de la zona donde vivían Paul y Lennon. Junto con Abbey Road -en Londres- es de las más famosas, y lugar de encuentro para las fotos. Varios de los sitios que se mencionan en la canción aún subsisten. Pero no solo es el nombre de una calle, sino también del área donde está la barbería antes mencionada.

En el cementerio, al lado de la iglesia de St. Peter, en Woolton, está la tumba de Eleanor Rigby, que falleció en 1939, y a pocos metros de allí la del padre McKenzie. Casualidad o no, aunque Paul dice que el tema no se refiere a esa mujer, este es un lugar que se visita en el recorrido de los Beatles, y no solo eso: en la calle Stanley hay una estatua de ella que se encuentra sentada en un banco, con un placa detrás que dice: "To all the lonely people".

Una curiosidad de esta ciudad "beatlemaníaca" es el monumento a los inmigrantes, que está en Hope Street con el cruce de Mount Street. También es ideal para sacarse aquí una fotografía. Son maletas, guitarras y bolsos, todos juntos casi en círculo, unos encima de otros, y cada uno tiene un nombre de alguien conocido. Por ejemplo, entre los que sobresalen están los de Charles Dickens -escritor-; de los Beatles George, John y Paul, y de Adrian Henri, Roger McGough y Brian Patten -poetas-, entre otros.

Al lado de este monumento está el Liverpool Institute for Performing Arts (LIPA), una escuela de artes escénicas que cuenta con el apoyo de Paul McCartney, donde él suele aparecer para sorpresa de los turistas del lugar.

Músicos de las cavernas

El final de este tour es como corresponde: en The Cavern, en el número 10 de Mathew Street. A pura adrenalina y música, ya que hay bandas y cantantes en todo momento. Tanto que este año Paul dio un show sorpresa ahí mismo.

Para quien es admirador de The Beatles, acá podrá conseguir todo lo relacionado con ellos, desde remeras, anteojos, lapiceras hasta llaveros y más. Y si bien la libra no nos ayuda al cambio, es mucho más barato que comprar en el London Beatle Store, de la capital.

Bandas como The Who y los Rolling Stones, hasta solistas como Elton John, Rod Stewart y John Lee Hooker tocaron en The Cavern. En 1973, el lugar cerró y fue demolido. Pero en 1984 y a pocos pasos del anterior, con algunos ladrillos originales se levantó el nuevo club respetando la historia del original.

En la misma cuadra hay bares alegóricos, una estatua de John en la que la gente se detiene para sacarse una foto, más negocios con productos de los Fab Four. Toda la beatlemanía a disposición de quien lo desee. Porque eso es Liverpool. Cuando terminemos este tour será, seguramente, un anochecer de un día agitado.

Datos útiles

Cómo llegar

Desde Londres, en Virgin Train, 30 libras. En www.virgintrains.co.uk/ están todas las opciones si se desea comprar un pasaje de un día, de siete o de temporada.

Qué hacer

Tour en Liverpool, en español. Hay varias versiones. La clásica, de tres horas; el Mágico Tour, de cuatro horas; y el Extraordinario Tour, de 7 horas, que incluye entrada a las casas de Paul y John, www.liverpoolmagico.net

Tour gratis de Liverpool: reservar en www.civitatis.com/es/liverpool/

Strawberry Field, www.strawberryfieldliverpool.com/

Dónde dormir

Jurys Inn, en frente del Echo Arena y al lado del John Lennon Peace Monument; www.jurysinns.com

Adelphi Hotel: www.britanniahotels.com

Dónde comer

Alma de Cuba: dentro de la Iglesia Católica de San Pedro; www.alma-de-cuba.com

Casa Italia, su especialidad son las pastas y pizzas; thecasaitalia.com

Liverpool One, www.liverpool-one.com

Si se quiere comer algo típico hay que pedir bubble and squeak, que lleva zanahoria, papa, coles de Bruselas y otras verduras, y se sirve con carne fría, o scouse, un guiso con papas, zanahorias y cordero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?