Suscriptor digital

Amenazaron al hijo del fiscal que investiga el narcotráfico y la corrupción en Catamarca

Rafael Vehils Ruiz, fiscal federal general
Rafael Vehils Ruiz, fiscal federal general Crédito: Twitter
Dos sujetos inmovilizaron al joven de 16 años y le dijeron que los matarían a él y a su padre, Vehils Ruiz, por sus pesquisas; hay un detenido y buscan al segundo agresor
Hugo Alconada Mon
(0)
19 de octubre de 2018  

Escoltado por un custodio y chofer que mantenía inmovilizado al chico de 16 años, el emisario fue preciso: "Vas a ser boleta. Vos y tu papi. Ya sabemos cómo es la movida, cómo se mueven, cómo andan, cómo se manejan".

El emisario no dudó entonces en reafirmarle al muchacho para quién era el mensaje y quién era él. "Para tu papito, de René, René Trejo", le dijo, mientras el custodio lo liberaba con otra frase: "Rubiecita, a tu casa, no mires para atrás". Y así, por primera vez en muchos años, el crimen organizado cruzó una línea roja que se mantenía intacta desde hacía años: no tocar a las familias de los fiscales que lo investigan.

La víctima fue el hijo menor de edad del fiscal federal general en Catamarca , Rafael Vehils Ruiz, quien impulsa pesquisas contra el narcotráfico -a lo cual aludieron Trejo y su acompañante-, como también contra el capítulo provincial de las coimas en la obra pública.

La Asociación de Fiscales y Funcionarios de la Nación emitió un comunicado para expresar su apoyo a Vehils Ruiz, su "más enérgico rechazo al violento y cobarde trato que sufrió [su] hijo" y reclamar a las autoridades provinciales y nacionales que "garanticen su seguridad, la de su familia y la de sus colaboradores, de manera efectiva".

El presidente de la Asociación, el fiscal federal Carlos Rívolo, detalló que la entidad también reclamó al Ministerio de Seguridad de la Nación una reunión urgente con la ministra Patricia Bullrich para solicitarle custodia para Vehils Ruiz y otros fiscales que también sufrieron aprietes y amenazas durante las últimas semanas por investigar el narcotráfico. Entre otras, en las provincias de Corrientes y Chaco.

"Este tipo de conductas amenazantes a los fiscales se reiteran con mayor frecuencia, evidenciando la ausencia de medidas estatales para su prevención -reclamó la Asociación-. La mayoría de los ataques son consecuencias de las tareas eficaces que viene desplegando el Ministerio Público para desbaratar organizaciones criminales dedicadas a delitos complejos y graves".

El ataque al hijo del fiscal Vehils Ruiz ocurrió entre las 17.30 y las 18 del miércoles 3 de este mes, pero solo trascendió en las últimas horas porque el menor calló lo ocurrido durante 48 horas y recién entonces, a regañadientes, le contó a su padre, que de inmediato radicó la denuncia ante sede de la Policía Federal en la capital catamarqueña.

Primer detenido

La fiscalía abrió entonces una investigación por privación ilegítima de la libertad y amenazas, que se mantuvo en secreto hasta detener a Trejo, mientras que los investigadores buscan determinar si arrastra antecedentes penales y si trabaja vinculado a la obra pública.

La policía busca ahora al segundo agresor, aunque la descripción que ofreció el menor resultó limitada, ya que no pudo verle el rostro. Apenas dijo que usaba gorra y anteojos, pantalón largo y campera, pero que de inmediato lo inmovilizó, le tapó la boca y lo arrastró hacia el baúl de un auto de "color negro, tipo Volkswagen", describió.

Para el fiscal Vehils no resultó el primer ataque derivado de su trabajo. El 17 de mayo de 2016, un atacante disparó un tiro contra la puerta de su camioneta cuando salía de su domicilio. Pero es la primera vez que la agresión la sufre un familiar.

Vehils se suma así a otros fiscales cuyas familias fueron víctimas de represalias. Entre ellos, el fiscal federal Eduardo Taiano, en 2009, cuando debía apelar el sobreseimiento que dictó el entonces juez federal Norberto Oyarbide a favor del entonces matrimonio presidencial Kirchner en la causa por presunto enriquecimiento ilícito. Y el también fiscal federal Pablo Lanusse, que padeció ataques en 1996, al igual que sus familiares, mientras investigaba la "mafia del oro".

En Catamarca, mientras tanto, ahora los investigadores buscan determinar quién le ordenó a Trejo que amenazara al fiscal Vehils y a su hijo, con dos hipótesis iniciales: el narcotráfico y empresarios de la obra pública. Esta segunda hipótesis cobró fuerza en los últimos días, ya que las amenazas ocurrieron apenas 24 horas después de que el fiscal Vehils imputara al exsecretario de Obras Públicas de la Nación José López y al actual ministro provincial de esa misma área, Rubén Dusso, en el expediente que investiga el capítulo catamarqueño de las coimas en la obra pública.

Amenazas crecientes

  • El martes 2 de este mes, el fiscal Vehils Ruiz imputó al exsecretario de Obras Públicas de la Nación José López y al actual ministro provincial del sector, Rubén Dusso, en la investigación basada en el capítulo catamarqueño de las coimas en la obra pública cartelizada.
  • Un día después, el miércoles 3, dos sujetos retuvieron y amenazaron al hijo de 16 años del fiscal Vehils Ruiz; le dijeron que los harían "boleta" a él y a su padre, y aludieron a sus investigaciones contra el narcotráfico.
  • Dos días después, el menor le reveló a su padre lo ocurrido, que radicó la denuncia y se inició una investigación que llevó a la detención de uno de los dos agresores, que estaría vinculado al sector de la obra pública catamarqueña.Rafael Vehils Ruiz fiscal federal general

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?