Suscriptor digital

Lino Barañao: "La diferencia con el gobierno anterior está en el discurso"

Fuente: Archivo
El secretario de Ciencia y Tecnología dice que en la práctica no advierte cambios sustanciales con el kirchnerismo; inquietud por el ajuste
Maia Jastreblansky
(0)
19 de octubre de 2018  

MAR DEL PLATA.- Vivió devaluaciones, recesiones económicas, ajustes y sobrevivió al cambio de gobierno. Lino Barañao se muestra firme al frente del área de Ciencia y Tecnología , a pesar de que su ministerio fue degradado a secretaría de Estado, dentro de la cartera de Educación. Tras participar del coloquio de IDEA , el funcionario asegura que espera quedarse en su cargo en 2019.

Al tiempo que reconoce que el ajuste complica algunas partidas y que su área "se vio afectada por la devaluación", asegura que mantendrá los grandes proyectos de su sector y que el presupuesto del Conicet está asegurado, pese a haber pasado momentos de "angustia".

"La diferencia entre el gobierno anterior y el actual está más en el discurso que en la práctica, en lo que se dice que en lo que se hace", dice en diálogo con LA NACION, en una osada lectura política, y subraya que la ciencia y la tecnología son "fundamentales para el desarrollo del país".

-Luego de que Ciencia y Tecnología se convirtió en secretaría, usted dijo que se quedaba para garantizar la transición y el presupuesto del área. ¿En qué situación está ahora dentro del Gobierno?

-La estructura del ministerio se mantuvo y tenemos muy buena relación y coordinación con el Ministerio de Educación. El compromiso que asumí y por lo cual acepté esta decisión [de los cambios en el gabinete] es que no se va a alterar la ejecutividad ni la autonomía de Ciencia y Tecnología para llevar adelante los programas, y esto hasta ahora está garantizado. El presupuesto tiene incrementos en algunas áreas. Principalmente, tratamos de asegurar el funcionamiento del Conicet, que era algo crítico.

-¿En qué medida el ajuste previsto para 2019 impactará en el Conicet?

-Hemos logrado reasignar partidas y fortalecer el presupuesto del Conicet. En 2018 hubo un retraso en las cuotas, por lo cual no podíamos garantizar los fondos desde el comienzo del año. Eso generó una situación de angustia, pero finalmente llegamos a un acuerdo para conseguir los recursos. Ahora, en el presupuesto 2019 los fondos ya cubren los gastos de funcionamiento, personal y servicios de carrera. Queremos que no se afecten los núcleos fundamentales, la investigación de los grupos.

-¿Cómo afecta la devaluación?

-Nos ha afectado porque muchos insumos y, sobre todo, los pasajes de los investigadores están en dólares y eso hizo que tuviéramos que reprogramar actividades, como cooperaciones internacionales con Alemania y Francia. Acordamos con algunos países para que financien los programas este año y nosotros lo haremos el año que viene.

-¿Hay que resignar proyectos en este contexto económico?

-Los grandes proyectos se mantienen, como Pampa Azul, que tiene que ver con la investigación científica del mar argentino. Estamos con un proyecto con el BID sobre productos orgánicos, que puede generar empleo de calidad en economías regionales. Nos está costando mantener el poder adquisitivo de subsidios para todas las áreas de investigación. Se ha logrado mantener el ingreso de investigadores en la carrera, con una modificación: priorizar los ingresos en universidades más pequeñas del interior. El objetivo fundamental es convertir el conocimiento en riqueza, entendido como prosperidad y como empleo. Los investigadores tienen que entender que, más allá de aportar al conocimiento universal, tienen que preocuparse por la innovación inclusiva, que las tecnologías puedan generar oportunidades de trabajo.

-Usted participó de la gestión kirchnerista y está en el gobierno de Cambiemos. ¿Cómo vive esa doble experiencia en un marco de profundo enfrentamiento político?

-Tiene que ver con la capacidad de entender las razones del otro. Han sido gobiernos con visiones diferentes de la realidad, pero hay gente con buenas intenciones en ambos casos. Hay que separar el ideal que se ha mantenido en el gobierno anterior de la conducta de algunos funcionarios. No se puede meter todo en la misma bolsa. Hubo una expectativa de mejor distribución del ingreso en el gobierno anterior, y este gobierno, en lo concreto, lo ha mantenido. Si vemos lo que Cambiemos ha invertido en gasto social, los objetivos no son tan disímiles. La diferencia está más en el discurso que en la práctica, en lo que se dice que en lo que se hace.

-Miembros de la Asociación Física Argentina pidieron su renuncia. ¿Cómo ve ese reclamo?

-Hay una cuestión personal detrás de esto. Si yo no estuviera, la situación de la ciencia sería bastante peor. Hay quienes quieren que precisamente ocurra eso, que la ciencia esté peor para verificar la profecía autocumplida. Pero mi compromiso es con el país.

-¿Planea su salida del Gobierno?

-Yo tengo la idea de terminar este mandato. Si se dan todas las condiciones de autonomía para la ciencia y la tecnología, me quedo en 2019. Mientras vea que mi presencia es más positiva que mi ausencia, voy a seguir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?