Suscriptor digital

Cuánto cobrará Google para que se pueda usar Android con sus servicios en Europa

Android es gratis,pero en Europa los fabricantes deberán pagarle a Google para incluir sus servicios en los teléfonos, como la tienda de aplicaciones, los mapas o el buscador
Android es gratis,pero en Europa los fabricantes deberán pagarle a Google para incluir sus servicios en los teléfonos, como la tienda de aplicaciones, los mapas o el buscador Crédito: Stocksnap.io
Ricardo Sametband
(0)
19 de octubre de 2018  • 11:30

Google comenzará a cobrar a los fabricantes el derecho de acceder a sus servicios para incluirlos dentro de Android (la tienda de aplicaciones, el navegador Chrome, el buscador) en los dispositivos que vayan a vender en Europa.

No lo hace por voluntad propia, sino respondiendo a la exigencia de la Comisión Europea, que en julio la multó por 5000 millones de dólares por abuso de posición dominante; Google, dice la investigación, obligaba a los fabricantes a usar sus servicios montados sobre Android, y no les dejaba alternativa: debían integrar todos estos servicios (la tienda Play, los mapas, Chrome, Google como buscador), o recalar en el Android AOSP, el sistema operativo base, y montar sus propios servicios, que es lo que hicieron la mayoría de las firmas chinas. No había punto intermedio.

Por eso Amazon usa una versión propia de Android (FireOS), que no tiene contacto con Google: en cuanto eligió ese camino, quedó fuera del mundo Android "oficial". Las firmas chinas tienen algo de flexibilidad porque los servicios de Google no funcionan -hasta ahora- en China.

Pagar por tener

Esta semana la compañía anunció que para Europa cambiará las cosas: ahora permitirá, justamente, ese punto intermedio. Android, el sistema operativo, sigue siendo gratis; pero ahora se abre una nueva posibilidad, y es que los fabricantes usen Android y reciban la certificación de Google, pero incluyendo, si lo desean, otro navegador y otro buscador en sus dispositivos. Hoy están obligados a usar los de Google, más allá de que además agreguen otro, como hace Samsung. La alternativa es que paguen por integrar Chrome y Google como buscador en sus dispositivos, u otro browser. Y también pueden apelar a una tienda de aplicaciones diferente, otro servicio de mapas, etcétera.

Google cobrará por esto: entre 2,5 y 40 dólares por dispositivo, según la sofisticación del dispositivo (medida por la resolución de la pantalla, una medida indirecta para determinar si el teléfono es de alta gama, gama media, o baja) y variando también según el país. Al menos, esto afirma The Verge, que dice haber tenido acceso a documentos internos que detallan estos precios. Google cobrará por permitir el uso de sus servicios, pero los fabricantes que incluyan Chrome y su buscador recibirán a cambio parte del dinero generado por los avisos que se ven en la pantalla del usuario, algo que la compañía ya hace para el resto del mundo.

Para tener una referencia, en el primer trimestre del año se vendieron 35 millones de smartphones con Android en Europa, según Canalys.

Río revuelto

Esta es una oportunidad para que el navegador Firefox, la tienda de Amazon u otra, los mapas Here o el buscador DuckDuckGo tengan una mayor presencia en Europa. Y para que empresas como Samsung, Huawei o Xiaomi, que ya desarrollan mucho software alternativo al de Google, avancen en su búsqueda de independencia.

También es un punto de confusión potencial para los usuarios, que podrían encontrarse, a partir del año próximo, con equipos que tienen un software diferente en su versión europea o internacional. Es poco probable que veamos un experimento como el de Nokia hace un lustro, cuando intentó forjar su propio camino dentro del mundo Android; hoy tendría la posibilidad de integrar algunos servicios de Google con los de otros proveedores. Lo más probable es que la mayoría de los fabricantes opte por negociar con Google y pagar lo que corresponda, amortizar el costo europeo con las ventas internacionales, y evitar la complejidad para dar soporte a más versiones de un mismo firmware. El año que viene lo veremos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?