Suscriptor digital

Ataque de nervios, llantos y dolor de los padres de Sheila tras el hallazgo del cuerpo

Los acusados del homicidio de Sheila Ayala
Los acusados del homicidio de Sheila Ayala
(0)
19 de octubre de 2018  • 13:53

Cuando llegaron a la dependencia policial de San Miguel, a las 6, nunca imaginaron que en ese lugar, 12 horas después, iban a recibir la peor noticia: su hija, Sheila, de 10 años, había sido asesinada y su cuerpo había sido descartado en una bolsa de residuos. Juan Carlos Ayala y Yanina Pereyra, los padres de la niña, sufrieron un ataque de nervios, llantos y, además del equipo de psicólogos y asistentes sociales del Ministerio de Seguridad bonaerense que los acompañaban, debieron ser asistidos por un equipo de médicos.

Así lo pudo reconstruir LA NACIÓN de testigos del momento dramático que se vivió ayer en la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de San Miguel de la policía bonaerense, donde Ayala y Pereyra esperaban las novedades sobre la búsqueda de su hija.

Personal médico del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) de San Miguel fue desplazado a la dependencia policial para asistir a los padres de la víctima. Según dijeron fuentes del caso, Pereyra estaba en un despacho del primer piso y Ayala, en la planta baja junto con su pareja.

Así se ve el sitio donde encontraron a Sheila Ayala

01:06
Video

"La madre lloraba y gritaba. Le daba golpes de puño a un escritorio", dijo una persona que estuvo en la Sub DDI de San Miguel.

Alejandra, la actual pareja del padre de la víctima, no podía contener el dolor y las lágrimas. "Ahora no vamos a poder volver al barrio", le dijo a una persona que la llamó a su teléfono celular.

Habló el fiscal que investiga el crimen de Sheila Ayala

07:42
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?