Suscriptor digital

Federici, de la UIF: "El país estuvo gobernado por una organización criminal destinada a lucrar"

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Ignacio Federico
(0)
19 de octubre de 2018  • 15:19

MAR DEL PLATA.- Un panel con el foco puesto en el desempeño de la Justicia, con la causa de los cuadernos como telón de fondo, marcó el ritmo del mediodía en el 54° Coloquio de IDEA , que se lleva a cabo en el hotel Sheraton de esta ciudad.

Y una de las notas altas las dio Mariano Federici, titular Unidad de Información Financiera (UIF), quien fue contundente: "El país estuvo gobernado por una organización criminal destinada a lucrar a costa de los argentinos para beneficio propio", dijo.

Y luego se refirió a la relación de los empresarios con la corrupción. "Se promovió la criminalidad en general. De las causas surge la complicidad del sector empresarial. Están los que no eran nada y se hicieron empresarios en poco tiempo, o aquellos que se subieron al tren fantasma de la corrupción para crecer, o los que no denunciaron por miedo a perder. Pero somos todos igual ante la ley. Están los cueveros, pero también banqueros que lavaron. O muchos abogados que canalizaron el delito en el sistema argentino, también contadores y escribanos", sentenció ante un público repleto de, justamente, empresarios, abogados, contadores y escribanos, entre otros.

Luego se refirió a la posibilidad de recuperar el dinero de la corrupción. "El foco estaba puesto más en las personas que en los bienes, pero lo que otorga poder real a las personas es su poder económico, es lo que le da poder corruptor, de fuego, territorial y ahí hay que atacar", graficó sobre la función que lleva a cabo el organismo que conduce, y cuantificó la labor: hoy hay 140 causas penales en la Argentina en la que la UIF es querellante. Lo hizo justo al tiempo que se conocía el embargo de las cuentas del empresario Carlos Wagner por US$20 millones.

"Sí se puede recuperar la plata de la corrupción. Somos muy optimistas. Logramos cautelar muchos bienes en varias causas. Pero con la ayuda internacional que recibimos tenemos una oportunidad de recuperar activos escondidos en el resto del mundo. Ahora nos responden todos los pedidos que hacemos y nos mandan información de manera espontánea. Antes ni contestaban", amplió.

Federici citó un estudio que calcula que la corrupción en la obra pública fue por US$35.000 millones: "Es el 7% de déficit fiscal que heredó el Gobierno", graficó el funcionario.

En esta línea, dijo que los casos de corrupción se multiplicaron porque los argentinos "dejamos de lado los valores" y que uno de los desafíos del Gobierno "tiene que ver con el origen de la matriz corrupta".

Por último, puso una mirada optimista en el futuro y se preguntó: ¿cómo salimos? "Es una oportunidad histórica de cambio real, pero no puede ser solo por un caso, sino que debe ser una oportunidad real para reformar de manera profunda el sistema", dijo, y puso condiciones para que esto se dé: liderazgo político del más alto nivel, visión de largo plazo (no solo coyuntura) y planificar estratégicamente para ser efectivos.

También formó parte del panel Miguel Piedecasas, presidente del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación, quien expuso los resultados de las auditorías realizadas a la Justicia que buscan indagar, entre otras cuestiones, las razones que han provocado la demora de las causas. Se refirió a la auditoría de 2016, pero también a las que hoy se realizan en causas de narcotráfico, fuero laboral, sobornos transnacionales y plazos irrazonables.

Auditoría y casos

"Hay una deuda de todos los gobiernos de completar la justicia", dijo, y puso números: entre 2011 y 2014 hubo 45 ternas, y entre 2015 y 2016, 300. "Es un crecimiento del 650%. En 2020 la justicia estará completa y ahí la pelea es de igual a igual", sentenció con entusiasmo, y el público estalló en un aplauso.

Siguió con los números: entre 2015 y 2018 había entre 150 y 200 vacantes, y se hizo operativo el límite de 75 años, y adelantó que para 2015/2022 se habrá renovado el 50% de la justicia federal y nacional.

También ahondó en la conducto y desempeño de los magistrados. Entre 1998 y 2018 hubo 6100 denuncias, de las que 5840 fueron desestimadas, 218 están en trámite y 36 devinieron en acusaciones. Otra vez recibió aplausos del auditorio.

Por último, se refirió a la importancia de la formación y capacitación permanente de los magistrados y contó que el Ministerio de Justicia busca crear la sede central del centro de formación en el predio de la ex ESMA.

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Luego fue el turno de la periodista de LA NACION Maia Jastreblansky. "Ser corrupto en la Argentina no tiene demasiadas consecuencias. El 90% de las causas no llegan al procesamiento y el 5% de los casos es prescripción", disparó. Y citó ejemplos: el caso de las coimas en el Senado y el de enriquecimiento ilícito de los Kirchner. También se refirió al proceso de Víctor Alderete, ex interventor y presidente del PAMI, quien obtuvo una condena. pero 16 años después y, con 83 años, la cumple en su domicilio.

Luego se refirió al caso de la venta de armas en el que estuvo implicado el expresidente Carlos Menem, en el que la Justicia dijo que estaba "cumplido el plazo razonable para resolver esta causa". "Es un reconocimiento al fracaso del sistema judicial", dijo Jastreblansky.

Más tarde repasó el caso del atentado a la Amia, que sigue impune, así como también los procesos derivados por encubrimiento y el de la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien investigaba justamente esos encubrimientos.

En esta línea, llegó a la causa de los cuadernos, a la que consideró un "punto de inflexión", ya que cuenta con 42 procesados, 18 detenidos y 15 arrepentidos. "Parece haber roto la inercia. Hay un desfile de exfuncionarios y empresarios en juzgado Bonadio", explicó.

Maia Jastreblansky
Maia Jastreblansky Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

También se refirió a la habitual práctica de no investigar al poder de turno, "la Justicia siempre llegó después". Y ejemplificó con el caso de Daniel Muñoz, quien fue secretario de Néstor Kirchner y "valijero", quien falleció. "Fue sobreseído dos veces, una vez por Bonadio y otra por Luis Rodríguez. Pero Muñoz tenia propiedades en Miami y Nueva York y otros bienes. Todo eso no fue investigado en su momento", contó, y recordó que en el sobreseimiento de Luis Rodriguez se incluía la investigación a Miriam Quiroga, secretaria presidencial, quien dijo que veía pasar bolsos con dinero en la Casa Rosada. "Uno de los argumentos fue que ella no tenía campo visual desde su despacho", remató.

En el caso del enriquecimiento ilícito, los Kirchner fueron sobreseídos en 2009 por el juez Oyarbide, quien dijo que el crecimiento del patrimonio en un 572% estuvo "debidamente justificado". Pero este año dijo le "apretaron el cogote para sobreseer" a los K.

Sin embargo, la periodista de LA NACION agregó como datos positivos las salidas los jueces Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah. "Ley del arrepentido termina de desentrañar matriz de corrupción", añadió, y dijo que el 88% de los ciudadanos no cree en justicia penal, según una encuesta del Ministerio de Justicia.

Por último, dejó una reflexión: "Tenemos que ser denunciantes, no arrepentidos. Estemos atentos, cuidemos la causa de los cuadernos para que sea un punto de inflexión".

Por su parte, el ministro de Justicia del a provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, repasó el cambio integral que se está llevando a cabo en su jurisdicción. "Hay 340 decretos de designación de nuevos magistrados, 50% son mujeres", contó.

Luego dijo que el nuevo sistema de enjuiciamiento ya es ley y que el de selección de magistrados lo será la semana que viene. "Va a ser obligatoria ir a una escuela que enseñe a ser juez o fiscal, para que no aprendan con los casos reales. Habrá exámenes generales de jueces para completar las vacantes, habrá una bolsa donde haya jueces disponibles para cuando se necesiten", explicó.

Gustavo Ferrari
Gustavo Ferrari Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Además, se dijo que ahora se pondrá el "foco en la víctima y no en el victimario, sin menoscabar los derechos del victimario. Pero hay que tener en cuenta que la víctima es la única que no quiso participar voluntariamente en el sistema penal", dijo.

Por último, se refirió a la creación de un nuevo código contravencional que permita actuar antes de q sucedan hechos graves. "Hay que atacar conductas predelictuales con nuevo menú de faltas. Una persona 'avisa' varias veces que va matar y el Estado no hizo nada", explicó y contó que crearán una cárcel para jóvenes de entre 18 y 21 años que tengan una condena de seis años máximo de prisión. "Tendrá una escuela, un taller y una huerta. Vamos a poner todo el Estado ahí. Desde el año que viene. La mayoría del desorden viene por el narcotráfico", completó.

Agobio y optimismo

"Hay sensación de agobio, saturados de un sistema que tiene inercia. Pero hay entusiasmo y optimismo, se puede cambiar, hay oportunidad, hay funcionarios que están trabajando. Hay un cambio en marcha", así arrancó su exposición el sociólogo, historiador y doctor en filosofía Marcos Novaro.

"Hay un ánimo fiscalista que mira cómo se gasta en el Estado. Hay comprensión de lo fiscal. El ajuste dejó de ser una mala palabra. Esto es inédito", dijo al presentar los resultados de una encuesta elaborada por la consultora Opinaia en octubre, de la cual surge que para un 56% de los consultados "es necesario hacer un ajuste" y el 42% acepta que hay que "ajustar tarifas".

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Según el estudio, el 45% de las personas cree que en el caso de los cuadernos se va a hacer justicia y que los culpables van a ir presos, pero el 55% dice que va a quedar impune. "Hay escepticismo, por motivos amplios. Pero también confianza en la Justicia por los cuadernos, cae el porcentaje de gente que cree que no va a pasar nada", analizó, ya que los resultados de septiembre fueron 41% y 59%, respectivamente. "Hay escepticismo con la Justicia, pero disminuye", agregó.

En tanto, el 15% de los consultados dijo los funcionarios que pedían coimas son los responsables de la corrupción, mientras el 12% echó la culpa a los empresarios que pagaban. Pero 73% dijo que fueron ambos por igual. "Se entiende la diferencia entre el poder político y el lugar del actor privado. No disculpa al empresario corrupto, pero sí entiende que son diferentes las obligaciones. Los empresarios tienen responsabilidad en la corrupción, pero con matices", analizó desde lo cualitativo. Es que un 45% estuvo de acuerdo en que los empresarios son víctimas de la extorción de funcionarios del Estado, si bien el 46% no estuvo de acuerdo con la afirmación.

Luego, Novaro citó un estudio de Luis Costa y Asociados que ahondó sobre la transparencia en los negocios por tipo de empresas en la Argentina y países vecinos. "La imagen pública del empresario en la Argentina es la más baja de la región", concluyó Novaro.

Entre las empresas extranjeras Argentina tiene un 31%, versus el 68% de Brasil y el 43% de Chile. En empresas grandes nacionales, la brecha se mantiene: 27%, contra 58% y 32%, respectivamente. Y en las pymes la Argentina crece a 54%, pero sigue por debajo de Brasil (72%) y Chile (64%).

"Hay que fortalecer la acción pública empresaria. La opinión pública no tiene un visón realista de lo que hace un empresario", dijo, y añadió: "Cambiemos no hizo lo suficiente para mejorar su relación con las instituciones empresarias. El empresario cambió en la última parte del kirchnerismo por miedo. Pero el nuevo gobierno no potenció, por ejemplo, el Foro de Convergencia Empresaria para fomentar colaboración público-privada", completó.

Por último, subió al escenario Guillermo Lipera, presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, quien dijo: "Vamos a hacer muchas denuncias, ningún juez que trabajó mal se la va a llevar de arriba. Recibimos mensajes de varios jueces, pero no nos importa".

Y añadió: "Con jueces buenos, los hechos de los cuadernos se hubieran descubierto. Muchos jueces fueron cómplices cajoneando expedientes o con procedimientos express. Muchas veces el denunciante tenía miedo porque terminaba siendo denunciado", expresó, y pidió un aplauso para Lilita Carrió, "que por jugársela con las denuncias terminó siendo denunciada". El público obedeció.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?