Suscriptor digital

El sector,en estado de insomnio

Carla Quiroga
Carla Quiroga LA NACION
(0)
20 de octubre de 2018  

Los desarrolladores están en vilo. Temen que el inversor, el único comprador que tienen, se aleje del ladrillo. Es casi paradójico, la mirada es opuesta a la del Gobierno, que cree que las medidas incentivarán el desarrollo de nuevas obras.

"¿Para quién vamos a construir si con la desaparición del crédito el comprador final quedó fuera de escena? Y por otro lado, a los inversores que son quienes adquieren unidades para alquilar se les cambian las reglas", explica preocupado un conocido desarrollador. Pero no es el tema de la demanda el único que preocupa al sector.

"Los dobles mensajes también hacen ruido", agrega otro referente. Se refiere a los ajustes que plantea la ley de alquileres. Según la norma surgirán de un valor promedio entre el índice de inflación (IPC) y la variación de salarios (CVS) del Indec. Los empresarios se preguntan "¿por qué no hacerlos en base a la UVA?", después de todo es la unidad que se quiere establecer para lograr un objetivo clave para que el sector esté al margen de los cimbronazos cambiarios: la desdolarización del mercado.

"Esta señal fue innecesaria. Es un sistema que está funcionando bien, quien sacó un préstamo UVA el año pasado fue uno de los grandes ganadores. Si se endeudó por el 80% del valor de la propiedad, hoy por la forma en la que se licuó el pasivo, debe 43%", detalla José Rozados, director de Reporte Inmobiliario. Otro punto que incomoda es el de las garantías. El que más hace ruido es el que plantea que bastará con certificar ingresos con recibos que cubran diez veces el valor del alquiler. "Hay una pérdida de seguridad, además de la caída de la rentabilidad", agrega Rozados. La buena es que trascendió que no habrá obligación de aceptar esa "garantía", es decir, la aceptación será a entera satisfacción del propietario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?