Suscriptor digital

El arte del rap ya compite en una liga nacional como si fuera un deporte

Papo "combate" micrófono en mano en el ring de las rimas
Papo "combate" micrófono en mano en el ring de las rimas
El furor por el ritmo del hip hop y el canto en rimas terminó transformándose en una disciplina competitiva con referentes profesionales y fechas en todo el país
Martín Sanzano
(0)
20 de octubre de 2018  

¿Qué tienen en común la improvisación verbal, el rap, la música y el deporte? La Freestyle Master Series (FMS), una liga profesional que funciona como los campeonatos de fútbol, básquet o boxeo y que convoca a miles de chicos de todo el país. Como espectadores a través de las pantallas o en forma activa en los certámenes, el ecosistema del freestyle comprende un movimiento enorme, absolutamente de época y que posee características artísticas interdisciplinarias totalmente novedosas.

Con la música hip hop como base y el canto en rima como herramienta, los chicos batallan entre sí con un reglamento de juego establecido, como en cualquier otro deporte, para sumar puntos e intentar convertirse en los campeones. Para muchos padres y adultos sigue siendo un misterio qué hay detrás de esos jóvenes que lanzan y ensayan frenéticas improvisaciones contra otros en plazas, casas y colegios, o que se la pasan mirando videos del estilo en YouTube. Tal vez, les resulte incluso una inquietud, pero hay que aclarar que los artistas-deportistas (el límite es cada vez más difuso) del freestyle son como las estrellas de la televisión o el cine; los Messi o Rolling Stones de las nuevas generaciones: únicos y dignos de admiración.

"El freestyle es un deporte mental", repite una y otra vez el español Asier Fernández, CEO de la empresa Urban Roosters y creador de la FMS, la primera liga profesional de esta disciplina cuya expansión todavía no alcanzó su techo. "Es un deporte mental porque te ayuda a desarrollarte como persona, a mejorar tu capacidad de oratoria y tu vocabulario. En definitiva, te prepara para la vida diaria", explica Fernández, que conoció el freestyle hace más de 15 años y lo adoptó como su forma de vida.

"La FMS es el resultado de una evolución que llevamos haciendo durante cinco o seis años en el freestyle. Y es un paso más hacia su profesionalización", asegura este joven emprendedor de 36 años oriundo de Logroño, una pequeña ciudad ubicada en el norte de España, muy cerca del País Vasco. Allí comenzó su historia, primero de la mano del rap y sus principales exponentes regionales (Violadores del Verso, CPV), y luego con los duelos de improvisación, mejor conocidos como "batallas de gallos".

Durante este año y 2019 se celebrarán nueve jornadas en diferentes ciudades del país. El primer encuentro tuvo lugar en mayo en Mar Del Plata y, luego en junio en Mendoza, en julio fue el turno de Buenos Aires, en septiembre Salta, en octubre Rosario y el próximo evento, en Córdoba, será el 4 de noviembre y ya arde de expectativa en las redes.

Dtoke lidera el campeonato argentino hasta ahora
Dtoke lidera el campeonato argentino hasta ahora Fuente: LA NACION

La historia de Asier es bastante gráfica. Con sus amigos se juntaba todos los jueves en una esquina de Logroño para hacer pequeños campeonatos de freestyle, de manera subterránea. También estudiaba publicidad y relaciones públicas, y cuando terminó la carrera le surgió la idea de llevar su pasión a internet. Así fue como nació Urban Roosters como compañía. "Lo que hicimos fue dar el salto de las competiciones que se estaban haciendo en la calle a internet, para pasar todas las barreras. Creamos una plataforma web que te permitía competir y entrenar con aficionados al freestyle de todo el mundo", explica.

La obsesión por profesionalizar la disciplina llevó a Asier y su equipo a crear la FMS, un proyecto que comenzó en 2017 en su país y que este año desembarcó en Argentina. Al igual que en España, se encargaron de mapear las diferentes competencias argentinas para establecer un ranking de freestylers locales. Los 10 mejores en actividad resultaron ser Wos, MKS, Dani, Dtoke, Replik, Klan, Trueno, Papo (actual puntero del campeonato), Cacha y Stuart. Y son los que lucharán por el anillo de campeón nacional a lo largo de la temporada 2018/2019.

Uno de los participantes más destacados de la FMS Argentina es Gastón Serrano, aunque todos lo conocen por su apodo Dtoke.

Al igual que Asier Fernández, Dtoke reconoce al freestyle como un deporte. "Hay que estar entrenado, actualizado, comprometido con lo que estás haciendo. Los pibes entrenan a modo deporte, horas y horas por día para llegar a estar bien y dar altos rendimientos. Y es algo deportivo porque en las batallas parece que nos estamos insultando y diciendo un montón de cosas pero simplemente estamos jugando.

Además de su rol de competidor y juez en diferentes eventos, Dtoke fue uno de los primeros en apostar por una escena que ni siquiera estaba creada en la Argentina.

Asier Fernández se encarga de aclarar que la FMS es la primera liga profesional de freestyle donde los participantes cobran un sueldo. "Estos chicos son como deportistas de elite y tienen que entrenar en algunos casos hasta ocho horas diarias.

Dtoke, por ejemplo, es un freestyler profesional. "Vivo de esto, es mi profesión", asegura y da un panorama actual del rubro: "Hoy ya hay freestylers profesionales acá en la Argentina, en España, en Perú y en México. Si esto se sigue profesionalizando, seguramente va a haber más gente que venga detrás de nosotros y siga ese camino. Ya está sucediendo". Lo que le resulta extraño es que, a pesar de la magnitud de gente que mueve el freestyle, "los pibes todavía no estén parados".

"Es loco porque muchos deportistas extremos, por ejemplo, no llegan a la misma cantidad de público que las batallas de freestyle, pero tienen unos contratos increíbles. Nosotros todavía estamos peleando por eso. Es un deporte muy nuevo. Hoy la mayoría de los freestylers profesionales vivimos de esto, pero no es lo mismo que los contratos que firma un skater o un biker. Pero hacia allá vamos y la gente de FMS es la que está con ese objetivo bien firme en la cabeza".

Evolución en números

20.000

Euros

Es lo que facturó en 2016 la empresa española Urban Rooster en el segundo año desde el inicio de la Freestyle Master Series (FMS)

500.000

Euros

Es lo que estima que ganará este año con esta competencia cada vez más popular entre los chicos 100.000 Personas Al poco tiempo de haber comenzado con la difusión online de las competencias, la comunidad de seguidores empezó a crecer de manera explosiva.

1.100.000

Comunidad de personas

Es el conjunto de la comunidad virtual que actualmente sigue atentamente todas las instancias de la FMS.

100

Millones de clics

Con cada jornada de la FMS, tanto en la Argentina como en España se genera ese número de "impactos" en la web del acontecimiento.

40.000

Personas conectadas

En la jornada que se celebró en Salta en septiembre, hubo una audiencia de casi 50.000 personas siguiendo en directo por streaming la competencia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?